Monthly Archives: July 2017

POR LA UNIDAD DEL MUNDO LIBERTARIO

CONFEDERALISMO EN RED FRENTE AL ESTADO Y LA BANCASomos-Libres-Somos-Salvajes-Anarquismo-Acracia-672x358

Fuente de la imagen: http://acracia.org

Hace unos meses escribía un artículo sobre la necesidad de la creación de un Sindicato Libertario creador de empleo ecosocial y feminista, artículo que pretendía ser la primera pieza reflexiva del puzzle organizativo que urge construir y levantar en el mundo libertario, ya que desgraciadamente a día de hoy y ante el saqueo de la derecha liberal, la sociología política parece indicarnos que la sociedad “española” solo concibe como alternativas de cambio posibles y no “utópicas”, a los partidos políticos estatales y a la vía institucional .

Pasan los años y crecen como setas las iniciativas de carácter o vocación libertaria, hoy en día, son varias las propuestas dentro del mundo libertario que plantean un atractivo programa para romper con la sociedad actual dependiente del Estado y la banca. Desgraciadamente, el problema es el de siempre, las iniciativas se encuentran desconectadas estructuralmente y desligadas informativamente. Dicho marco político, complica el trabajo que encierra el trasladar a la sociedad nuestra propuesta por una sola vía, que aunque diversa en su interior debería de ser compacta en su cara externa, es decir, desde la horizontalidad, el trabajo en red y la autonomía de cada sujeto, es completamente posible presentarnos ante la gente como una organización confederal que se confronte con el Estado y la Banca, ofertando de verdad, una propuesta integral de servicios a la sociedad.

Una vez dicho lo anterior, nadie cuestiona lo complicado que encierra esta tarea, del mismo modo que igual de difícil es o más, el trabajo individual y colectivo que debemos de hacer para abandonar la multitud de personalismos y “grupalismos” que nos cierran la puerta de las mayorías sociales, hechos los que sin duda alguna, llevan destrozando y desarticulando todas las propuestas que ha generado el movimiento libertario para la sociedad moderna. O espabilamos en la tarea de llegar a la gente y de presentarnos como una opción radicalmente justa y transformadora, al margen de las instituciones estatales y la banca, o por el contrario y desgraciadamente, perderemos las opciones de construir un movimiento de mayorías y seguiremos siendo un movimiento de minorías dentro del gueto.

Lo positivo de principios del siglo XX y finales del XIX ,y que debemos de buscar aplicar en la actualidad, es que el anarquismo era concebido como un movimiento ideológico más dentro de las ideologías de la época, hecho el cual produjo, las altas tasas de afiliación de la CNT y su presencia en todas las esferas de la sociedad de la mano de sus ateneos y escuelas libres.

Ahora bien y merece la pena decirlo, el problema del movimiento anarquista en esa época, sobre todo en el siglo XIX, se basaba en el caos libertario en cuanto a la táctica y a la estrategia para transformar la sociedad, se daban principalmente dos vías profundamente enfrentadas:

1) violencia en las acciones directas
VS
2) no violencia en las acciones directas

Desde mi punto de vista, el debate en torno a esta cuestión sería el siguiente tanto en esa época como en la actual:

1) posibilidades de la estrategia violenta en las acciones directas
VS

2) posibilidades de la estrategia pacífica o no violenta en las acciones directas

Bien, dicho lo cual y aclarado este punto que es fundamental en torno al futuro del anarquismo organizado en el siglo XXI, debemos de comenzar a mirar con perspectiva los errores y virtudes del pasado, con el objetivo de aplicar los cambios necesarios en el presente, solo de este modo, será posible poder construir en un futuro cercano una organización en red y confederal. Sujeto socio-político que ha de intentar ir por delante del Estado y la banca, en cuanto a la estrategia de criminalización y descredito que caerá sobre la futura organización por parte de los medios de comunicación del régimen.

Para llegar al punto de suponer una amenaza para el Estado y la Banca, es fundamental la creación de un sistema en red de servicios educativos y sanitarios, al igual que la conformación de una red de productoras y consumidoras donde el trueque y el uso de una moneda social de circuito interno, supongan un golpe a la economía del Estado-Nación, y a la vez, la construcción de una economía profundamente ecosocial y filosóficamente anarquista. Por ser optimista, si conseguimos que un 5% de la población del Estado español comience a funcionar de esta manera en diferentes territorios, estaremos constituyendo el primer paso para la construcción de otro modelo político, social y económico.

Es hora de propagar el apoyo mutuo, de conformar un movimiento amplio y visible en todos los pueblos y comarcas donde la diversidad sea una característica dentro de un proyecto común, es tiempo de promover una alternativa seria que vaya del dicho al hecho, y no del dicho al dicho, como desgraciadamente nos sucede a multitud de libertarios/as en la actualidad, es el momento de crear desde el ecologismo social y el feminismo las bases para una sociedad resiliente ecológicamente y libre de dominación patriarcal, urge estructurar un espacio convivencial donde podamos descomplejizar las relaciones humanas y las estructuras sociales, en definitiva, es imprescindible en estos tiempos, poner los primeros ladrillos para la construcción de un espacio común desde nuestra filosofía integral, donde podamos coexistir con otros colectivos y grupos que no quieran organizarse de nuestro modo, siempre y cuando, dichos grupos o colectivos no pongan en peligro nuestra existencia.

Un ejemplo que cabe mencionar en relación a lo anterior y que defiende el escenario de la coexistencia, es el de el Confederalismo Demócratico, el mismo con sus fallos y virtudes, plantea un escenario donde los defensores del CD puedan vivir de acuerdo a su filosofía dentro de un marco geopolítico donde a su alrededor, coexistan distintas realidades sociales, políticas y económicas.

Dicho lo anterior, es fundamental entender que es imposible asegurar nuestra existencia como sujeto político , social y económico, si no aprendemos a desarrollar unas herramientas que posibiliten la resolución de los conflictos políticos por vías pacíficas, debido a que una realidad de conflictos continuos y armados, suponen un riesgo real de colapso ambiental y de involución en aspectos culturales, políticos, sociales y civilizatorios para todos los pueblos que se vean atrapados en dichos conflictos.

Con esto no quiero decir,que se puedan crear coyunturas donde la confrontación sea la única salida frente a una agresión, la autodefensa siempre es legítima, ahora bien lo que si quiero decir, es que en nuestras manos se encuentra la posibilidad de ser recordados/as como aquellos/as que buscaron la convivencia pacífica y la defensa de una sociedad justa, o por el contrario, como aquellos/as que aunque promovían la ausencia de explotación y la justicia social, se enrolaron en una espiral de violencia, muerte y destrucción, donde la inestabilidad hizo imposible la conformación de nuestro modelo de sociedad. No olvidemos, que los/as anarquistas estaban y están en contra de los ejércitos profesionalizados, y que un marco de guerra permanente, conllevaría y no nos engañemos, la conformación de una casta militar ,que aunque no profesionalizada, si se estructuraría como un gremio social con el paso de los años.

En este texto he hecho tanta referencia al tema del uso o no de la violencia, por lo que supone dicha temática en el movimiento anarquista, y por la necesidad que creo que existe a mi parecer, de trazar una estrategia inteligente y enfocada a la realidad en la que vivimos, donde seguramente, el boicot económico como consumidoras a las grandes empresas, la salida del trabajo asalariado debido a la conformación de cooperativas obreras o la creación de una red de salud y educación suponen, a mi parecer, las líneas por las que deberíamos de trazar en el Estado Español la estrategia libertaria, sin olvidar el contexto global, mostrando apoyo a aquellos modelos políticos como el kurdo que se encuentran en plena autodefensa de su modo de vida y sociedad, y que duda cabe, representan un referente para todas las libertarias.

En definitiva, es tiempo de unión, agenda de mínimos y creación de poder popular al margen de los partidos políticos y las instituciones estatales. No me pondré a enumerar la multitud de proyectos libertarios que existen a lo ancho y largo de Iberia, lo que si que haré, será emplazar desde este texto a la construcción de una organización en red y confederal de todos esos proyectos existentes, para eso, es fundamental que en este 2017 se celebre un encuentro estatal del que salgan una serie de mínimos que den lugar a la conformación de una confederación en red libertaria, ecosocial y feminista como alternativa al Estado y a la Banca.

“Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones; y ese mundo está creciendo en este instante.” Buenaventura Durruti

 

 

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized