SOBRE LO QUE DEBERÍA DE SER EL NUEVO MUNICIPALISMO ENMARCADO EN LA TRANSICIÓN ECOSOCIAL QUE NECESITAMOS COMO SOCIEDAD

cropped-banner1

Vivimos tiempos inciertos donde el municipalismo que llego para poner a las instituciones al servicio de la gente se ha perdido en pactos con los que antes eran “la casta”, en el cumplimiento de la legalidad vigente sin tener en cuenta la realidad de quien generó esas normas jurídico-sociales , en la aceptación de las instituciones verticales y militaristas como la guardia civil o el propio ejército, e incluso en muchos casos, en la asimilación del sistema capitalista ante la ausencia de una crítica severa y profunda de las grandes multinacionales que operan en las ciudades donde gobiernan algunas candidaturas de unidad popular; cierto es que no se desmontan los imaginarios colectivos en un solo día, pero cierto es también, que muchas candidaturas de unidad popular han perdido el rumbo y el fin en si mismo, debido a la gestión cotidiana del día a día y a las inercias negativas de lo que antes de su llegada se venía haciendo en los consistorios.

A mi modo de ver y por lo expuesto anteriormente considero que, el municipalismo no puede ni debe estructurarse en ciudades en las que viven millones de habitantes; por lo utópico que entraña pretender establecer bio-regiones o ciudades eco-autosustentables en lugares como Madrid, Barcelona, Valencia etc, ciudades que por cierto deben su crecimiento a las prácticas capitalistas. Por lo tanto, un municipalismo transformador y democrático debe tener en su agenda la re-vertebración del territorio y la creación de núcleos de población en base a factores físicos y humanos, que no única y exclusivamente económicos ,que son sin duda alguna, los que rigen la actualidad y los que han provocado ciudades-colmena donde se hacinan cientos de miles de personas en espacios irrisorios.

No cabe duda alguna de que es anti-popular, difícil y arduo apostar por un discurso nítidamente ecosocial que cuestiona el marco productivista en el que nos encontramos, marco, que han desarrollado tanto los sistemas del liberalismo clásico como de la izquierda tradicional, es decir, tanto la Unión Soviética como Estados Unidos han sido y son sistemas en el caso del segundo, que se basan en el crecimiento desenfrenado y en la concentración de sus ciudadanos/as en grandes núcleos de población con el objetivo de producir e incentivar la economía nacional; por lo tanto y ante la fata de *resiliencia de dichos sistemas, el mundo moderno se encuentra en una fase terminal de una enfermedad llamada desarrollismo.

Por todo ello es la hora de una alternativa ideológica eco-social y feminista que promueva una economía basada en el bien común, siendo el cooperativismo su herramienta fundamental, estructurando está propuesta organizativamente de la mano del municipalismo y el confederalismo de libre adhesión, es decir, deberían existir tres redes de control y organización política: la del 1)municipio, 2) la *bio-región y la 3) confederal (red de redes de las diferentes bio-regiones).

Cuando hablamos de como debería de ser el paradigma futuro que nos emplace hacia la transición ecosocial, hablamos de un paradigma descentralizado donde los municipios y las bio-regiones obtendrían un papel fundamental en materia de servicios públicos, economía y toma de decisiones políticas; por ello el municipalismo como lugar donde empieza y nace la democracia debería desarrollar aspectos como los siguientes; redes económicas municipales que acaben con la precariedad mediante la implantación de monedas locales y la creación de bancos del tiempo municipales, promoción del auto-empleo y asesoramiento jurídico y laboral para la potenciación de redes económicas cooperativas, creación de huertos colaborativos para re-verdecer la ecología urbana, peatonalización del casco urbano y promoción de la movilidad sustentable, avanzar hacia la gestión municipal de los residuos, fomento de los espacios autónomos de creación ciudadana, utilización de las energías renovables con una disminución del consumo energético, promoción de las políticas agroecológicas, fomento del feminismo en todas las esferas de la vida local. Estas pueden ser algunas de las muchas competencias o actuaciones que se deberían de desarrollar desde un municipalismo transformador y rupturista con el sistema capitalista.

Por otro lado las bio-regiones, deberían de actuar como redes de municipios que gestionaran aquellas cuestiones inter-municipales que afectaran a cada territorio, es decir, transporte sustentable, vías de comunicación entre los diferentes municipios, mantenimiento de dichas vías de comunicación, servicios costosos en materia sanitaria o educativa, en definitiva, las bio-regiones serían unos territorios eco-autosustentables donde los diferentes municipios de manera democrática debatirían desde la horizontalidad sobre como gestionar y estructurar desde el más pulcro respeto con el medio natural las comunidades humanas y la defensa del entorno que las cobija.

Por último, las confederaciones serían redes de bio-regiones que estarían en contacto político-administrativo para evitar conflictos entre ellas, fomentando de este modo la diplomacia frente a la resolución armada de los conflictos políticos; podríamos decir que la Confederación sería la administración democrática que sustituiría al Estado vertical y anti-ecológico en el que habitamos en la actualidad.

Ni que decir tiene que lo que aquí se plantea se desarrollaría desde el pragmatismo y progresivamente, comenzando a implementarse desde el municipalismo, pasando a estructurar las bio-regiones como entes político-administrativos una vez tuviéramos asentados los municipios ecosociales, por último, se llevarían a cabo la creación de las confederaciones.

En definitiva y por sintetizar una propuesta que debe ser más estructurada en profundidad, el cambio social, político y económico debe nacer de un municipalismo tierno y a la vez subversivo siguiendo la estela de Petra Kelly y Murray Bookchin, una propuesta alternativa que hunda sus raíces en lo local desde una visión global de la realidad; siendo consciente de los retos futuros a los que nos emplazan aspectos como el pico del petroleo, l@s refugiad@s climáticos, la contaminación que genera nuestro sistema alimentario, las guerras por recursos o la destrucción del territorio con proyectos faraónicos, entre tantas otras problemáticas que deberemos afrontar en el siglo XXI.

El cambio social, político y económico ha de surgir desde los cimientos no desde las alturas, de la mano de un municipalismo ecologista, social y feminista que rompa con el capitalismo y los sistemas productivistas, generando entornos eco-autosustentables y democráticos, al igual que pacifistas, donde las personas se desarrollen integralmente sin necesidad de destruir su entorno natural”

*Resiliencia:

Es el término empleado en ecología de comunidades y ecosistemas para indicar la capacidad de estos de absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus características de estructura y funcionalidad; pudiendo regresar a su estado original una vez que la perturbación ha terminado.

*bio-regiones:

Territorios que se estructuran desde un perspectiva humanista y ecológica donde la conformación de los mismos se establece por motivos geográficos, culturales y de historia colectiva, estas bio-regiones deben ser auto-sustentables creando una resiliencia( término empleado en ecología de comunidades y ecosistemas para indicar la capacidad de estos de absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus características de estructura y funcionalidad; pudiendo regresar a su estado original una vez que la perturbación ha terminado).

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s