COMPILACIÓN DE TEXTOS SOBRE MUNCIPALISMO

7-principios-zapatistas-9-728

La democracia directa ecosocial nace de lo cercano y las clases populares “

*En la siguiente compilación de textos se presenta un versión corregida y adaptada de los textos sobre municipalismo de “El Rincon de Martinico”.

Municipalismo, una alternativa desde lo micro para el cambio macro

 

Son muchas las libertarias reticentes a depositar un voto en una urna, siendo los y las mismas de igual forma enormemente críticas con las personas que se califican como tales y llevan a cabo dicha acción,posición legitima aunque muchas veces poco reflexiva, ya que la misma ha de ser abordada desde una inmensidad de condicionantes y estrategias políticas en favor de la praxis asamblearia,al igual, que establecer en dicho análisis una diferencia entre municipio y Estado. Intentaré en este texto dar una vuelta de tuerca al concepto de anarquismo y plantearlo libre de dogmatismos y pensadores puros, entendiendo el mismo, como una búsqueda del verdadero concepto de democracia directa,antiautoritarismo,horizontalidad y en la medida de lo posible ,ausencia de lideres,ya que en relación a esto último una sociedad guiada por “supremos líderes” no hace más que remplazar el liderazgo capitalista basado en el triunfo económico por un liderazgo político cuasi mesiánico basado en el centralismo y “papado político”. Por lo que considero de absoluto recibo y legitimidad la posibilidad de utilizar el voto como una estrategia de cambio para las convocatorias municipales, buscando de esta manera, la materialización de procesos de cambio horizontales y nítidamente democráticos.

La independencia político-social que puede conllevar un municipalismo ecosocial y visiblemente democrático puede revertir en proyectos de empoderamiento colectivo como son los huertos urbanos, las viviendas en régimen de cooperativa social o la simple y mera participación de las clases populares en los asuntos políticos de la localidad, sin olvidar, la liberación de espacios con la intención de generar un ocio crítico y alternativo a coste cero o mínimo,siendo conscientes por lo tanto, de la importancia de la labor contra cultural para con la liberación colectiva y personal.

El municipalismo puede ser presentado como una alternativa de cambio progresivo y adaptable al espacio-tiempo en el que vivimos,concibiendo a esta alternativa asamblearia y rupturista como una propuesta de cambio ecológica y social adaptable al marco municipal, focalizando de esta forma, la fuerza del cambio social desde el eje de acción micro.

Por otro lado, el empoderamiento de las clases populares junto con la salud emocional de las personas que participen en los procesos colectivos, son dos agentes fundamentales en este nuevo marco de actuación que parte de lo cercano, entendiendo la visión crítica del mundo y las relaciones afectivas sanas como dos aspectos indispensables para la construcción de una sociedad más justa y horizontal.

Para finalizar y a modo de resumen podemos enunciar que cualquier acción política-social que implique la toma de decisiones activas, participativas, inclusivas y vinculantes dota a las comunidades humanas de una riqueza que dista mucho de la realidad que vivimos actualmente en Castilla y el resto del Estado Español,por lo que en este contexto abanderado del déficit participativo, avance de los recortes y el desmantelamiento de nuestra dignidad como seres humanos es imprescindible auto organizarnos desde el asamblearismo y el municipio, viendo en proyectos como las cooperativas integrales,las cooperativas energéticas, el decrecimiento, movimiento en transición o las monedas sociales alternativas factibles y aplicables en las sociedades del siglo XXI.

La ecología social como un proyecto municipalista,autónomo, progesivo e insumiso

enraizando

Cuando hablo de ecología social lo hago desde una perspectiva en la cual conjugo dos palabras fundamentales(ecología y sociedad) para la articulación de un proyecto político transgresor,inclusivo y transformador,proyecto político el cual, va relacionado directamente con el municipalismo autónomo y ecosocial que proclamaba Murray Bookchin ,al igual que con otras experiencias similares como pueden ser el confederalismo democrático del pueblo kurdo (http://solidaridadkurdistan.wordpress.com/confederalismo-democratico/o las experiencias zapatistas de “Los Caracoles Autónomos” en la Selva de la Candona (México).

Tal alternativa política, social y económica se encamina hacía la consecución de la equidad social (desde una perspectiva de genero), la distribución de la riqueza entre los pueblos y el respeto de los eco-sistemas.

De igual forma no podemos obviar la similitud por no decir complementariedad de algunos aspectos de la ecología social con la ecología política, ambas percepciones eco-sociales, post productivistas y simpatizantes con conceptos como el de la “re-localización”(la re-localización aboga por una producción y consumo cercano al territorio que uno/a habita) del consumo y la producción, todo esto aderezado con otras teorías complementarias como pueden ser la “decrecentista” y el “movimiento en transición”.

Tras esta breve exposición del simbolismo que encierra la ecología social y algunas de sus teorías “hermanas”, decir que pese a que desde mi punto de vista, la meta final del ecologismo social debería radicar en la construcción de nuevos paradigmas territoriales basados en el municipalismo confederativo de facto, he de decir de igual modo, que el contexto actual nos exige pragmatismo y paciencia. Esto implica comenzar desde abajo sin perder la identidad pero tampoco abusando de los dogmas que encierran algunas de las ideas que defendemos, es por ello, por lo que el cambio debe comenzar desde la base y ligado a la participación de las clases populares en política, es decir, debe radicar en la construcción de un sujeto eco-social desde el municipio y la comarca(sin renunciar a las brechas institucionales), promoviendo de esta forma una política a nivel “micro” y generando redes que implementen la descentralización en la toma de decisiones.

La ecología social es una ideología integral retroalimentada por el sujeto libertario pragmático, el feminismo y el anhelo de una sociedad sin ejércitos, desigualdades, ni nacionalismos chovinistas”

La organización política municipalista como eje vertebrador de la sociedad

murraybookchin

El municipalismo autónomo y eco/social es una alternativa fundamental y necesaria en los tiempos que corren, tiempos, en los que la historia nos ha demostrado de manera tajante la necesidad de vertebrar las organizaciones políticas bajo parámetros “micro”, es decir, frente a los paradigmas tradicionales de partidos y organizaciones políticas verticales, decrecimiento político y municipalismo autónomo como teoría y praxis (implantación de la teoría) para la nueva coyuntura política-organizativa.

Tal reflexión plantea una nueva coyuntura de actuación, entendiendo de esta forma, la dificultad que albergan los proyectos “macro” para materializar propuestas organizativas o políticas que no caigan en la jerarquización o burocratización (ya sea en un primer momento o con el paso del tiempo), es por ello, por lo que hablaríamos del municipio y la comarca como enclaves organizativos primarios, cuestionando de esta manera, el marco convencional de organización territorial basado en las “macro” estructuras.

Son las luchas internas, los personalismos o las corrientes diferenciadas de los partidos políticos verticales junto con las idiosincrasias sociales y culturales que albergan los Estados, algunas de las razones por las que deberíamos visualizar al municipalismo y a la comarca como alternativas factibles y naturales de organización humana.

Dicho lo cual, es importante destacar que el municipalismo no es un agente liberador por sí mismo ,si esté, no va acompañado de un cuerpo ideológico que le sostenga en pie. Tal espectro ideológico debería ir de la mano del feminismo, la ecología post-productivista(es decir, entender que en un mundo finito no puede haber un crecimiento infinito, por lo que deberíamos entender que producimos, como lo producimos y para que lo producimos, respetando de esta manera la naturaleza y los límites de nuestro mundo.

La ecología social no post productivista crítica la explotación del hombre, la mujer y la naturaleza,apostando por el asamblearismo o la ausencia de dinámicas autoritarias y represivas para con los miembros de las comunidades humanas.Obvio es, que dicho cuerpo ideológico sería complementado con multitud proyectos como podrían ser los huertos urbanos, la educación libre y progresiva, la medicina alternativa, las monedas sociales, las cooperativas de trabajadores/as, energía o vivienda, los transportes comunalizados, los bancos del tiempo, etc.

Alguno de los referentes ideológicos que pueden avalar la democracia de base y el trabajo comunitario de las comunidades humanas en el Estado Español podrían ser los bosques y montes comunales (de los que se gozaron antaño y día de hoy resisten a duras penas), las dehesas boyales en Extremadura, los trabajos comunales en Castilla, o por último y no menos importante, los concejos abiertos, los cuales no eran otra cosa que foros asamblearios de toma de decisiones.

Los nuevos paradigmas futuros que nos aguardan con fenómenos como “el pico del petróleo”, el agravamiento de las crisis energética o social junto con las diferentes enfermedades que desarrollamos debido a nuestro modo de vida irracional y absurdo ( tanto a nivel urbanístico como a nivel alimentario) , nos obligan a plantearnos de manera holística(una mirada global tanto filosófica, económica, política,social…) como vivimos, para que vivimos, y cuál es la relación que queremos establecer con los demás y con el entorno que nos cobija, posicionando la vida humana por encima de los intereses económicos y financieros.

Teoría política de las organizaciones municipalistas

Daniel-Asamblea-Lavapies1

1) El municipalismo ha de surgir desde abajo, al margen de las cúpulas de partidos orgánicos, entendiendo el asamblearismo y la política desprofesionalizada como únicas herramientas de camino hacia la materialización de unos municipios más justos, equitativos para con las clases populares y respetuoso con nuestro entorno natural.

2) El municipalismo ha de gestarse desde principios humanistas, entendiendo por lo tanto, conceptos como la ecología social postproductivista(no a la explotación del medio ambiente ni de las clases populares), el feminismo, la ausencia de totalitarismos o la democracia directa como ejes vertebradores de la construcción de un sujeto político que busque la consecución del empoderamiento colectivo en los municipios.

3) El municipalismo ha de entender la municipalización de los servicios públicos como una necesidad imprescindible para la equidad social, al igual, que la generación de cursos, talleres y empleos en favor del bienestar social.

4) El municipalismo ha de plantarse por medio de la desobediencia civil ante los mega proyectos contaminantes y las grandes inversiones de capitales que generen una pauperización de la vida de las clases populares, entendiendo que no siempre la generación de puestos de trabajo son una buena noticia para los municipios si los mismos no van acompañados de unas lógicas fitosanitarias que garanticen la salud de las comunidades humanas(a modo de ejemplo podemos hablar de las incineradoras, los macro vertederos o las cementeras como mega-proyectos negativos a la larga para la salud y vida de las clases populares)

5) El municipalismo ha de ser anticapitalista y post productivista, entendiendo los límites del planeta, la economía eco social y democrática (por lo tanto apostando por el pequeño comercio frente a las grandes superficies), las cooperativas de trabajadores/as, los bancos del tiempo, las monedas sociales o los huertos urbanos de gestión cooperativa como elementos imprescindibles tanto cualitativa como cuantitativamente para la generación de dinámicas liberadoras para las clases populares.

6) El municipalismo no ha de cimentarse ni en el racismo, ni la exclusión social, al igual que ha de luchar contra el machismo flagrante que sufrimos en nuestros pueblos, por lo que tal concepto ha de ser inclusivo, respetuoso con el o la diferente, y entender que la convivencia municipal se sustenta en el dialogo y aprendiendo a vivir en la igualdad desde la diferencia.

7)El municipalismo debe estar al servicio del pueblo y plantear cargos rotativos y meramente delegativos que obedezcan los mandatos de las clases populares, las cuales han de elegir por medio de multi referéndum(no solo una vez cada cuatro años) que modelo de pueblo desean construir, al igual que realizar periódicamente asambleas abiertas informativas en las plazas de los pueblos, intentando devolver a las plazas un papel de reunión y decisión al que debemos retornar.

8)El municipalismo debe establecer un nuevo marco de actuación e intervención política desde lo “micro” a lo “macro” entendiendo la descentralización democrática como un elemento fundamental en la consecución de una sociedad más justa tanto a nivel social como ecológico.

9)El municipalismo debe establecer un nuevo marco de actuación e intervención política desde lo “micro” a lo “macro” entendiendo la descentralización democrática como un elemento fundamental en la consecución de una sociedad más justa tanto a nivel social como ecológico.

10)El municipalismo ha de estar en continuo debate y generar todos los puntos necesarios que faciliten la convivencia pacífica de las comunidades humanas.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s