¿Debemos decrecer políticamente?

   ¿Debemos decrecer políticamente?

Pregunta ardua y difícil de contestar en el contexto actual debido al carácter “supra” de las organizaciones que buscan un cambio de paradigma social, político o económico, y el apoyo que tales proyectos generan en amplios sectores de la clases populares de nuestro país de países.
Desde mi punto de vista, proyectos como el de “Podemos” plantean interesantes concepciones de la política alejadas de las de la izquierda tradicional, ahora bien, su carácter estatal y las diferencias notorias entre sus bases y algunos de sus fundadores anclados en un discurso que tiene fuerza en Sudamérica pero que poco puede calar entre la izquierda española, genera una tesitura interesante en la que será el tiempo el encargado de esclarecer hacia donde se dirigirá Podemos y de la mano de que presupuestos ideológicos irá sujeta tal organización.
Son varios los motivos por los que muchas de las gentes que hemos sido reticentes con la política institucional hemos visto en Podemos una diferencia sustancial con el resto de proyectos políticos que nadan en la izquierda española, a mi modo de ver, el motivo más importante y destacable es haber sido contemplado por gran parte de las clases populares como una réplica del 15M, lo cual, constituye un órdago fundamental para el éxito y aceptación del “fenómeno Podemos” por una gran parte de nuestra sociedad.
De la misma manera que no obvio el potencial de Podemos y sus bases, siendo consciente de la buena intención de las mismas, diré, que me preocupa sobremanera la costumbre con la que su líder Pablo Iglesias ,recurre a la “patria” o“la verdadera españolidad de su proyecto, y no por el contrario, del de los que llevan pulseritas rojigualdas pero luego tienen cuentas en Suiza” , afirmaciones que le hemos escuchado ,y que desde mi punto de vista, genera una serie de argumentarios contradictorios con  los de muchas de las personas que no sentimos sobremanera ninguna patria y que buscamos el cambio social desde otros presupuestos mas humanistas y menos nacionalistas.
Es en este punto donde quiero remarcar la importancia de conceptos como el de “piensa globalmente y actúa localmente”, encontrando en tales afirmaciones una de las llaves más importantes que podemos encontrar para abrir la puerta de los nuevos paradigmas que se avecinan en el siglo XXI.
Proyectos como el de Totnes en el sur de Inglaterra, y el marco en el que se sitúa dentro del movimiento de transición, nos presenta una nueva concepción del cambio y de la forma de llevarlo a cabo, caminando tal movimiento de la mano del decrecimiento integral, una alternativa sin lugar a duda a los cambios “supra”, intentado de esta manera sin olvidar el cuadro entero(el planeta tierra) plantear un paradigma en el que los cambios han de buscar la sustentabilidad de nuestras comunidades mediante la reducción del consumo internacional, la producción local y consumo, la autogestión energética o lo más importante a mi entender, la toma de decisiones colectivas y participativas.
“Decrecer políticamente es una necesidad para generar organismos más fáciles de controlar, y por lo tanto, más democráticos”

http://www.transitiontowntotnes.org/

Advertisements

Leave a comment

June 25, 2014 · 9:25 am

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s