Monthly Archives: March 2014

Caminar hacia la re-localización para luchar contra la globalización

Caminar hacia la re-localización para luchar contra la globalización

La re-localización es un concepto vinculado al decrecimiento el cual no podemos ni debemos ignorar, ya que el mismo nos aporta una serie de alternativas al sistema de producción y distribución de productos, sean estos del tipo que sean.
Cuando hablamos de re-localización estamos hablando de una producción y consumo desde la cercanía, calidad y responsabilidad para con nuestro territorio. Esto quiere decir que el mismo no ignora el problema ambiental, no deja de lado la cruda realidad en la que vivimos y el absurdo de los alimentos kilométricos que tenemos diariamente sobre nuestras mesas.
Es preocupante ver como en el Estado español la gente que se dedica a sectores como el primario no alcanza el 5% de la población,por no hablar de territorios como el catalán donde esta no llega ni al 1%.
Con estos datos podemos empezar a vislumbrar una cuestión la que solemos obviar y apenas prestamos la menor atención en las sociedades del norte opulento, norte, el que en lugares como el castigado mediterráneo empezamos a asemejarnos poco a poco a nuestr@s herman@s del sur.
Nuestra coyuntura histórica nos reclama cambios, nos exige otra lógica diferente a la hora de afrontar y solucionar los problemas que se dan en la cotidianidad de nuestras vidas,hemos llegado a un punto en el cual apenas nos planteamos aspectos tan importantes como la alimentación, la producción de estos alimentos, o el el transporte globalizado de bienes de consumo. Locura, esa podría ser una de las palabras que definirían el panorama actual y las prácticas a las que nos aboca el capitalismo.
Es difícil caminar hacía otro escenario cuando nos encontramos en el más absoluto de los olvidos.

La mayoría de las fuerzas de izquierdas que se llenan  la boca hablando de igualdad y fraternidad, apenas cuestionan la producción desmedida(desde una perspectiva obrerista errónea a mi entender), el consumismo más salvaje, o la necesidad de generar otras pautas de relación entre trabajo-casa-distancia.
Hasta que no seamos capaces de entender que el mundo debe cambiar de base de manera integral, pero con fases de adaptación, no llegaremos a generar una verdadera conciencia de cambio que a todas y todos nos haga ser conscientes del momento histórico en el que nos encontramos. Dicho esto, debemos ser prácticos y entender que el cambio surgirá del municipio, de la territorialización de nuestras vidas, es decir, de dotar a nuestras comunidades de unos servicios que sean independientes en la mayor medida de lo posible de los grandes núcleos urbanos en lugares como Madrid, Barcelona o Valencia. Siendo conscientes que no podemos ser meros cinturones dormitorios, en los cuales nuestra única relación con el sitio donde vivimos sea la de dormir y madrugar para viajar una hora en transporte público hacía la gran capital amiga del capital valga la redundante comparativa. Ciudades sí, pero así no.
La repartición de la población,  democratización de la vida política vinculante, producción y consumo desde la cercanía, crítica diametral a la producción intensiva o el uso de transgénicos, por no hablar del abuso de vehículos nutridos por combustibles fósiles, han de ser puntos esenciales para la construcción de un poder popular legítimo, revolucionario y consciente de su tiempo.

Hacia la re-localización….
¡Otro mundo es posible!

Leave a comment

March 28, 2014 · 10:43 am