CONCEJOS ABIERTOS, TRABAJO COLABORATIVO Y BIOREGIONES EN IBERIA

Concejo_Abierto2

Fuente de la imagen: Tierravoz ( Concejo abierto en el pueblo de Madarcos, Castilla)

Artículo que nace de la fusión de dos reflexiones que ya realicé en el pasado, por un lado, una de esas ideas se da en torno a la necesidad que tenemos de rememorar prácticas como los concejos abiertos o los trabajos colaborativos que se dieron en el Estado español. De este modo, debemos trasladar tales prácticas a la actualidad y generar una serie de hibridaciones con ideas como las que representan el ecologismo social, el feminismo o el socialismo libertario. En segundo lugar, estas líneas parten de la lógica por la cual es posible utilizar dichas estructuras- concejo abierto y trabajo colaborativo-, como dos cimientos sobre los que construir el bioregionalismo en el siglo XXI, concepto que se encuentra en consonancia con la necesidad de reestructurar las sociedades desde parámetros ecologistas. Por último, las bioregiones son la punta de lanza sobre las que se podría estructurar el Confederalismo Ecosocial, concepto, que ya he abordado en otros textos anteriores.

Son numerosas las experiencias cooperativas que podemos encontrar en los pueblos que habitan en el Estado español, sí abordamos esta temática realizando un recorrido por nuestra península y sus pueblos, nos topamos de frente con un ADN sociopolítico que contiene altas cargas de cooperación y ayuda mutua. Esta carga genética e histórico-colectiva, rebasa las expectativas y conocimientos primarios de muchas gentes en torno a la presencia  de estructuras de gestión colectiva y trabajo colaborativo en nuestro territorio.

Cuando hablamos del Concellu en Asturies, el Concejo abierto en Castilla, el Herri Batzarre en Euskal Herriak o el trabajo y gestión comunitaria de multitud de terrenos comunales en Galiza, estamos hablando, de una serie de prácticas democráticas y horizontales en donde los pueblos y sus habitantes, generan lógicas participativas muy ligadas a algunas de las exigencias que estamos llevando a cabo en el presente. Por ello, es muy importante tener en cuenta todo este tipo de experiencias e intentar trasladar las mismas a nuestro presente, con el objetivo claro, de construir una base solida sobre la que asentar los cimientos de un nuevo ciclo sociopolítico en toda la Península.

Tanto el Herri Batzarre como los Concejos Abiertos -asturianus o castellanos por poner dos ejemplos-, eran asambleas populares vinculantes donde se llevaba a cabo la toma de decisiones sobre los aspectos que afectaban a los municipios en cuestión, ni que decir tiene, que son este tipo de prácticas a lo que hoy podríamos denominar como “horizontalización” de la política. Estas prácticas son anteriores a los pensadores y conceptos modernos de cambio revolucionario-siglos XVIII Y XIX-, ya que se llevaban a cabo desde tiempos inmemoriales.

Tal dato no hace más que enriquecer el debate actual sobre los mecanismos necesarios en la toma de decisiones, al igual, que abrir diferentes vías de convergencia que busquen la construcción o elaboración de una teoría y práctica transgresora , que no olvide el ayer, pero que cuente también, con el respaldo de los clásic@s del pensamiento crítico.

Las dehesas boyales en Extremadura y Salamanca, serían otro de los ejemplos de trabajo cooperativo de los pueblos de nuestro Estado, unas dehesas que eran trabajadas con el esfuerzo de las comunidades humanas cercanas a tales parajes. Son por lo tanto, muchos los ejemplos a los que podemos hacer referencia al hablar de tales fenómenos, ejemplos los cuales, son fáciles de encontrar a cientos en muchos de los registros municipales de casi todos los ayuntamientos de nuestro Estado.

Es de sentido común entender que no es oro todo lo que reluce, es decir, el motivo de este escrito ,en ningún caso, es el de mitificar todo lo relatado y presentar una forma perfecta para transformar la sociedad. Muy por el contrario, el razonamiento del mismo, se encamina a presentar una serie de prácticas cooperativas históricas , que aunque imperfectas, pueden ser conjugadas con aquellos conceptos políticos imprescindibles para la transformación social- ecología social, feminismo y socialismo libertario-. Si somos capaces de hacer esa suma desde el pragmatismo y el dialogo, estaremos construyendo unas realidades sociales, que aunque compartan un mismo germen en su fondo, tendrán de la misma manera, la posibilidad de conservar unas diferencias culturales que nos enriquecerán como especie.

Una vez dicho esto, y poniendo el foco en la segunda parte de este texto que gravitará en torno a las bioregiones, podemos decir que las mismas, son sujetos organizativos que se conforman en base a unas similitudes en materia ambiental, social, cultural y de historia colectiva. Dicho sujeto territorial, desborda por su elasticidad al Estado-Nación actual, planteándonos una forma de organización donde conceptos como la naturaleza, lo socio-cultural o lo histórico se hibridan para conformar una realidad territorial inclusiva, ecologista y descentralizada.

Podemos por lo tanto, enunciar que dentro de un contexto globalizador, homogeneizante y productivista , el bioregionalismo, se presenta como un bote salvavidas para las culturas populares y sus saberes intergeneracionales, en materias como la gastronomía o la salud. Este concepto se presenta también como, una oportunidad para aplicar una re-localización de la economía, una vuelta a la soberanía alimentaria y una disminución de nuestra huella ecológica.

En un contexto en el que hablamos de retornar a cierto culturalismo, debemos también del mismo modo, hablar de la necesidad de llevar a cabo una revisión exhaustiva y crítica de los componentes especistas y heteropatriarcales que componen la mayoría de las culturas populares; por que nada es negro o blanco , construyamos un telar de grises en este siglo XXI.

Las comunidades humanas evolucionamos, nos transformamos, y en muchos casos, como en el ciclo mismo de la vida humana morimos. Pero no debemos ni podemos, renunciar o ignorar unos elementos que existen, pese a los esfuerzos titánicos, que está haciendo el capitalismo por homogeneizar a todos los pueblos bajo el velo del consumismo. Son los elementos culturales mediante su transmisión vía oral, escrita o material ,los que desde mi punto de vista, conforman las sociedades y su idiosincrasia; realidades diversas y plurales, que se dan en base a la orografía, el clima u otros muchos factores.

Por último y a modo de conclusión, decir que nos encontramos en un contexto donde nuestro sistema representativo/delegativo se encuentra en una fase terminal, las viejas fórmulas de control social comienzan a oxidarse, levantando el clamor popular hacia otras nuevas formas de entender la política y la toma de decisiones. Es en este momento, donde debemos de rememorar aquellas prácticas cooperativas y asamblearias de nuestros antepasados de la Iberia, haciendo de su aprendizaje y difusión, una reflexión que busque generar debate con los mecanismos de cambio que se dan en el presente, los cuales a mi entender, necesitan de una urgente regeneración. Todo ello, bajo el paraguas de un culturalismo internacionalista que utilice el bioregionalismo, como pieza principal del puzzle que supone el Confederalismo ecosocial

 Mientras pegue el sol en nuestros ojos, mientras se calienten los prados y montes de nuestra tierra serrana, esa música no morirá en el olvido, ya que es el viento amigo de la libertad el que mantendrá viva la llama que nunca se ha de apagar…”

A mi pueblo, Lozoya del Valle ( Castilla)

Aquí dejo un enlace sobre un documental que trata el tema del concejo abierto: http://tv.dokult.com/blog/2012/11/concejo-abierto/

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

¿COMO ARTICULAR EL CONFEDERALISMO ECOSOCIAL EN EL ESTADO ESPAÑOL?

a través de ¿COMO ARTICULAR EL CONFEDERALISMO ECOSOCIAL EN EL ESTADO ESPAÑOL?

murray-bookchin-ocalan

Texto reeditado sobre teoría, práctica y posibilidades de la aplicación del Confederalismo Ecosocial en el Estado Español.

Nuestra historia pasada junto con la más reciente, nos invita a analizar y a teorizar sobre formas económicas, sociales y de organización política alejadas de las actuales.

Lo ocurrido en la Unión Soviética, las diferentes revoluciones marxistas en Sudamérica, la trayectoria política y estratégica de los partidos comunistas occidentales y no occidentales, junto con el fracaso de fórmulas mixtas como Syriza, nos sitúa en un contexto perfecto para articular alternativas al capitalismo desde otras ópticas.

Estas alternativas, deben partir a mi entender desde estructuras cercanas y de firme carácter asambleario; estas estructuras deben ser municipales y muncipalistas, es decir, deben entender la acción política desde parámetros locales y comarcales, enfocando la acción política en la coyuntura global.

Son varias las referencias tanto estatales como internacionales que nos ofrecen muletas en las que apoyarnos en cuanto a modelos político-organizativos post-capitalistas; por ejemplo, a nivel estatal podemos hablar de la gestión colectiva de terrenos ( dehesas boyales) o del concejo abierto. Ahora bien, si abrimos el mapa y miramos al horizonte internacional, encontraríamos referentes como los caracoles zapatistas o el confederalismo democrático kurdo, es este último concepto que bebe de la ecología social   una alternativa que sintetiza todo lo anterior como significante, y que se encuentra abierto como significado a seguir creciendo cualitativamente; me explico, el confederalismo democrático es un concepto permeable que se nutre de las ideas libertarias y decrecentistas ,siendo capaz de cohabitar él mismo, con movimientos post-petróleo como el de transición ,al igual, que con corrientes marxistas no autoritarias que rompen con conceptos como el del “partido único”o el de el “estado orgánico”; por todo lo anteriormente enunciado, es importante articular un modelo similar adaptado a la realidad de cada lugar pero con un germen o estructura extrapolable a nivel mundial, a mi modo de ver, el Confederalismo ecosocial es un proyecto holístico e integral que contiene un ADN comunitario ,pero que puede a su vez, adaptarse a las diferentes realidades culturales, siendo consciente dicho proyecto político de la situación ambiental actual, al igual, que de la herencia y presente de las luchas obreras y el socialismo libertario.

Es bastante importante mencionar que el confederalismo ecosocial y libertario no rehúsa de las estructuras organizativas, si no que lo que pretende por el contrario, es la “horizontalización” de las mismas, rompiendo, con la burocratización y verticalidad que nos impone el Estado-Nación actual.

Posibilidades del Confederalismo ecosocial en el Estado Español; teoría y práctica

Obvio es que de la teoría a la práctica hay un gran trecho, y este trecho de lo teórico a lo práctico, es en lo que más han fallado las alternativas no capitalistas contrarias al marxismo autoritario. Por ello, en estas líneas intentaré esbozar de manera sencilla y muy sintética, en que consistiría la aplicación de la propuesta que representa el confederalismo ecosocial para los pueblos del Estado español.

Lo positivo y singular del confederalismo ecosocial es que no es una receta genérica que no tenga en cuenta la idiosincrasia de los pueblos, si no que por el contrario, es una alternativa política, social y económica que se puede aplicar desde diferentes escenarios, escenarios, que se pueden complementar si se dan las circunstancias oportunas .

El municipalismo libertario y autónomo es una herramienta fundamental con la que podemos plantear la construcción de un contra-poder que se enfrente a las estructuras municipales estatales; esta estrategia, tendría por objetivo difundir la causa ecosocial, además, de trabajar por la “horizontalización” de las estructuras político-sociales para la toma de decisiones, promoviendo la autoorganización popular y el asociacionismo autogestionado e independiente de los partidos políticos y sus estructuras jerárquicas, todo ello, mediante la creación de Centros Sociales de Participación popular.

 No debemos de olvidar que desde el municipio en sus diferentes contextos, épocas y fórmulas se gestaron revoluciones sociales como la de los Comuneros de Castilla o la de los artesanos de Lieja.

Por último y no menos importante, la aceptación por parte del grueso de la izquierda abertzale del proyecto socialdemócrata y “europeista”- junto con  su ausencia de renovación teórica-, el fracaso de Podemos y sus Candidaturas ciudadanas  como alternativas reales para un cambio estructural e integral  ,sumado, al descalabro que ha supuesto la apuesta de la CUP de desestabilizar lo hegemónico desde dentro de las instituciones catalanas, genera el caldo de cultivo perfecto para la presentación y aplicación de otros proyectos político-sociales que planteen una ruptura con el capitalismo y el Estado-nación, contextualizando el momento y la situación que vive el sur de Europa y la sociedad de sociedades que conviven en el Estado Español; el Confederalismo ecosocial es una propuesta de libre adhesión que se organizaría en torno a bio-regiones, por lo tanto, serían sus sujetos los que eligirían el tipo y la forma de relacionarse con el resto de comunidades humanas, este hecho significa por lo tanto, que  la propuesta que aquí se esboza es aplicable desde el minuto uno y no debe, si así se desea, ceñirse a los marcos actuales de los Estados-Naciones, pongo un ejemplo claro a continuación; es lógico y de sentido común, que las bio-regiones de Catalunya y Euskal Herriak compartan proyectos comunes con aquellas comunidades humanas que ligadas cultural e históricamente a los territorios anteriores, se encuentran a día de hoy, bajo la administración del Estado Francés. Dicho lo anterior, el anhelo del proyecto Confederal y ecosocial ha de ser la conformación de una red de redes de fraternidad y apoyo entre los diferentes pueblos del planeta, que duda cabe, que la proximidad es fundamental en ámbitos como el comercio o la gestión política, siendo conscientes, de que la realidad ambiental nos emplaza a un “decrecimiento en positivo” de todas las estructuras humanas.

Otros ejemplos prácticos para la construcción de la filosofía confederal-ecolibertaria pueden ser los siguientes:

La creación de asociaciones vecinales de carácter crítico que no se encuentren vinculadas con las estructuras estatales, los huertos urbanos de gestión colectiva, los centros sociales autogestionados, las plataformas civiles en favor de los derechos sociales, el trabajo y la labor que llevan a cabo sindicatos y proyectos políticos rupturistas a nivel estatal, y sobre todo y muy importante, la creación de una estructura de consumidoras/es y productoras/es de bienes y servicios que se encargue de presentar una alternativa al ocio y comercio capitalista, y que por lo tanto, genere una campaña de desobediencia económica y boikot a las grandes superficies, dicha realidad conllevaría la creación de una serie de puestos de trabajo que consolidarían una economía circular y ecosocial, la misma y como es obvio, al margen de la capital productivista.

En fin, esto no es más que un pequeño boceto de lo que puede ser un bonito cuadro que pintemos desde abajo entre todas y para todos.

 

La única manera de presentar una alternativa a la verticalidad y centralización de los Estados-Naciones radica en la construcción de una alternativa rupturista y a la vez pragmática, desde abajo y con la ecología social como punta de lanza; “La mayor virtud de un agente de cambio reside en la paciencia y el tesón”

 

 

Leave a comment

Filed under Uncategorized

LA MEGALÓPOLIS COMO ELEMENTO QUE IMPOSIBILITA LA SUSTENTABILIDAD AMBIENTAL Y EL CAMBIO SOCIAL

Megalopolis

Fuente de la imagen: ABC

Vuelvo a compartir reeditado un artículo que considero de una vigencia absoluta:

Todas aquellas personas que hemos nacido en un entorno macro-urbano carecemos de los conocimientos necesarios para poder vivir de lo que el entorno natural nos puede llegar a facilitar, es por ello, por lo que son muchas las personas que ven la vuelta al entorno rural y el desmantelamiento progresivo de las mega-metrópolis como Barcelona o Madrid como una necesidad primaria, ante el paradigma de crisis civilizatoria que se nos plantea en el siglo XXI ,ligada entre otros aspectos, al cambio climático, el pico del petróleo, la contaminación de las grandes urbes o el hacinamiento y precariedad de los barrios periféricos, por no hablar, de la injusta repartición de los recursos naturales entre los diferentes pueblos del mundo(desigualdad norte-sur).

Son muchos los movimientos sociales de la “izquierda” o incluso del ecologismo institucionalizado que abogan por otro tipo de relaciones sociales entre las comunidades humanas ,sin cuestionarse de manera alguna, la existencia del medio urbano abrumador existente en lugares como Madrid, Barcelona o Valencia-por poner algunos ejemplos- ,contando claro está, con sus sufridos extrarradios; extrarradios que representan uno de los mayores antagonismos para la consecución de una vida plena, digna y eco-autosustentable. Por ello y aunque sea políticamente incorrecto decirlo, no existe ni existirá un mundo ecosocial y socialmente justo, mientras que sigan existiendo megalópolis como las actuales ,por mucho que le pese, al ecologismo institucionalizado y a la “izquierda” ibérica.

Es por este tipo de aspectos, entre otros, por lo que tengo el convencimiento de que el cambio social debe ir ligado a la transformación radical del actual sistema de consumo y producción capital-productivista, tal cambio, debería de buscar el retorno a una vida más equilibrada con el territorio, además de abogar, por la recuperación de algunos de los aspectos positivos que encierran las culturas populares, herencia histórica que aunque con sus elementos negativos -mayoritariamente ligados a aspectos patriarcales y de maltrato a los animales-, conserva del mismo modo, un ADN de cooperación, trabajo colectivo y dinamismo para pueblos y comarcas, hecho este último, imprescindible para la necesaria reestructuración del territorio.

Hemos llegado a un punto en el cual es más que objetivo hablar de un grave problema para la preservación de las generaciones venideras en nuestro planeta, argumentando a renglón seguido, que hemos sobrepasado preocupantemente todos los límites inimaginables en cuanto a consumo, producción y construcción de megalópolis, situaciones, que ni el propio sistema de dominación ha sido capaz de controlar o gestionar. Ante esta pérdida de control, el Estado no ha dudado en generar guetos y militarizar las ciudades, aumentando la presencia policial, con el objetivo de no perder su hegemonía y seguir manteniendo vigente el modo de vida actual.

A lo largo de la historia encontramos referentes que nos pueden hacer soñar con que el ansiado cambio no es tan inalcanzable e irreal, por lo que frente a la negatividad del presente, soñemos con los conatos del pasado ,al igual, que destaquemos y pongamos sobre la mesa, aquellos proyectos que han nacido en nuestro presente para revolucionar nuestro modo de entender la vida y las relaciones humanas.

Existen distintos factores, que no hacen más que ratificar y evidenciar los elementos positivos que tendría una vida más orientada a la repartición de la población bajo factores demográficos y no económicos, hecho este último que supondría, una reducción del tamaño de las grandes ciudades de nuestro Estado, seguida, de una consecuente disminución de la contaminación en áreas concretas de nuestro territorio.

Este nuevo contexto,  significaría la puesta en marcha de una una mayor soberanía alimentaria, la cual se vería acompañada y como es evidente, de una disminución del tráfico masivo de camiones que se da para trasladar a cientos de km la comida y suministros básicos del campo a las grandes ciudades, dicha situación, representaría también un importante ahorro energético. Por último y no menos importante, este paradigma futuro supondría un cuestionamiento del sistema capitalista y sus centros de negocios; algunas de las ventajas que obtendríamos en el plano político-organizativo con esta nueva situación, pasarían por la mayor posibilidad de implantar una vida basada en la soberanía popular y la democracia directa, coyuntura que facilitaría el cuestionamiento del Estado vertical y burocrático ,en contraposición, con el Confederalismo horizontal y descentralizado.

Por otro lado, es destacable remarcar el grado de conocimiento del entorno natural que adquirirían las siguientes generaciones, teniendo en cuenta, su mayor cercanía con él mismo, conocimientos, los que por otro lado, desconocemos en su mayoría las personas que hemos llevado a cabo nuestra socialización en las ciudades sobre-pobladas.

Esta nueva alternativa de vida no puede, ni debe ser gestionada por l@s polític@s profesionales, si no que por el contrario, debe encauzarse desde el dialogo entre iguales, la cesión y el consenso de los agentes sociales, ya que, de no poseer este aspecto conciliador y radicalmente horizontal, estaríamos reproduciendo las mismas formas de vida tiránico-capitalistas que se dan en las ciudades de la actualidad, por lo que desde mi punto de vista, sin democracia directa, autonomía y autogestión colectiva no hay cambio posible.

Comenzamos a vivir tiempos en los cuales, mucha gente siente la necesidad ante los acontecimientos ocurridos, de hacerse preguntas que seguramente en un pasado cercano no se habrían planteado; desastres nucleares, “crisis” indefinidas acompañadas de precariedad o el nulo control sobre nuestras vidas, empiezan a ser molestos acompañantes de viaje que el capitalismo se olvidó de presentarnos y que parecen no tener ninguna gana de abandonarnos.

Por lo que llegados a este punto, parece que este cuento que pensábamos que no tendría final, puede estar llegando a su fin, buena noticia por lo tanto, para todas aquellas personas que nos acostamos cada noche con la ilusión de levantarnos en otro mundo en el cual quepan muchos mundos(parafraseando al EZLN).

Por último y para cerrar este artículo, me gustaría destacar como muchas enfermedades presentes en el siglo XX y el siglo XXI, están directamente relacionadas según varios estudios científicos, con el modo de vida que se da en las ciudades; estrés, contaminación desmedida respirada a diario, una alimentación de baja calidad o unas jornadas de trabajo que entre desplazamiento y tiempo efectivo llegan a suponer 12 horas en muchos casos, representan algunos de los factores fundamentales que llegan a promover muchas de las principales causas de muerte en las sociedades modernas. No es baladí por lo tanto, llegar a la conclusión de que aunque la enfermedad siga existiendo en cualquier rincón del planeta, que duda cabe, que una vida más ecológica, natural y sustentable con el planeta, es una necesidad absoluta para contrarrestar el extremismo de la derecha liberal y la izquierda productivista, extremismo, que tiene como última estación la destrucción del planeta y de nuestra propia especie.

 

“Las megalópolis son el elemento principal que utiliza el Estado moderno y el capitalismo productivista para mantener el modelo de dominación político, socioeconómico, educativo, filosófico y sanitario que nos mantiene faltos de felicidad, y por lo tanto, de libertad”

 

Leave a comment

Filed under Uncategorized

TODO VUELVE, NADA CAMBIA

http://www.eldiario.es/politica/apoyo-aplicacion-ariticulo-electoral-PSOE_0_707629493.html

Varios datos interesantes en esta encuesta que aparece hoy en El Diario.es, desde mi punto de vista, 5 significativos:
1) la baja participación electoral; en torno al 60,2% del censo electoral acudiría a votar en las próximas elecciones, este hecho indicaría desde mi perspectiva, la desafección de una gran parte de la sociedad con la política institucional.
 2) el hundimiento de Podemos y sus confluencias que pasarían de tener 71 escaños a 50-55.
 3) la subida de Ciudadanos ,que rentabilizando el conflicto catalán, alcanzaría en número de escaños al partido morado de Pablo Iglesias.
 4) el PP cae ligeramente y no saca rédito del conflicto catalán ni de la aplicación del 155.
 5) el PSOE se recupera y se vuelve a convertir en la única opción de gobierno al Partido Popular.
La conclusión es clara, todo vuelve con el tiempo y como indican las encuestas, a la situación que teníamos antes del 15-M. Contexto que nos muestra ,sin lugar a dudas, como la política institucional con sus mecanismos y estructuras de poder supone un freno para llevar a cabo un cambio integral en la sociedad; en cuanto aparecen partidos que pueden suponer un mínimo problema para el paradigma dominante, el Estado y el capitalismo, ponen en marcha sus mecanismos para hacer “sistema” o eliminar si no es convertible, a aquello que venía a presentarse como una alternativa al esquema actual, y ni que decir tiene, que hace mucho mucho tiempo, que Podemos nos demostró que no era alternativa de nada, me atrevería a decir, que desde el momento de su nacimiento.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

REFLEXIÓN SOBRE LA DUI EN CATALUNYA

POR EL CONFEDERALISMO ECOSOCIAL Y EL CULTURALISMO INTERNACIONALISTA

 

portada blog buena, buena

Si algo bueno aporta la Declaración Unilateral de Independencia en Catalunya es la confrontación con el Estado español, ahora bien como libertario e igual que hicieron los y las libertarias en el pasado, tanto del Estado español frente a la República de los años 30 como muchos y muchas libertarias rusas frente al Estado bolchevique, yo tampoco recibo con felicidad la creación de ningún Estado  por sus estructuras jerárquicas y burocráticas.

Las culturas han de ser respetadas y promovidas por las clases populares, de eso no tengo duda alguna, de hecho soy un firme defensor del patrimonio humano que todas encierran, incluida la mía, la castellana. Sea como fuere y al no ser estatista si no libertario, a continuación expondré mi propuesta integral para liberar al planeta y a las clases populares con un fragmento extraído del texto: NO ES RUPTURA NI TRANSFORMACIÓN, ES CONTINUIDAD ESTATISTA; REFLEXIONES LIBERTARIAS SOBRE EL “PROCÉS CATALÀ”-https://elrincondemartinico.wordpress.com/2017/09/14/no-es-ruptura-ni-transformacion-es-continuidad-estatista/-. El fragmento dice lo siguiente:

Es de recibo decir que el Estado español, al igual que el francés o el británico, han llevado a cabo una limpieza de diversidad cultural y un atropello contra la heterogeniedad étnica que todas y todos los libertarios debemos de condenar de manera firme y taxativa, pero del mismo modo que digo esto, enuncio a continuación, que no necesitamos de un Estado -Nación con sus fronteras y banderas nacionales para defender la diversidad cultural. Por su parte y en contraposición a el Estado y al nacionalismo, el Confederalismo libertario de libre adhesión es la opción por la que han de optar todas aquellas personas, tanto de Catalunya como del resto del mundo, que persigan la independencia, dicho modelo integral se define por lo siguiente:

1) es asambleario y de base, las decisiones se toman en asambleas y consejos vecinales donde se encuentran representadas todas las capas de la sociedad. La política no puede ser una profesión y los cargos son rotativos y al servicio de los intereses de la comunidad, que no como en las democracias occidentales, de uno mismo y “sus lentejas”.

2) es feminista y no heteropatriarcal, por lo tanto, en dicho sistema no existe la discriminación sobre las mujeres en ningún ámbito ni esfera de la vida pública, al igual que no se da discriminación por motivos de elección sexual o de género. Es una sociedad donde todas somos quienes queremos ser y como queremos ser sin miedo a ser juzgadas, prejuzgadas o atacadas, es más, es una sociedad donde funcionan una serie de organismos para evitar ese tipo situaciones.

3) es ecosocial y bioregionalista, es decir, busca la resiliencia de los ecosistemas, el respeto de todas las especies-antiespecismo-, del territorio que nos cobija y se organiza políticamente en torno a factores territoriales y naturales, que no económico-productivos. De igual modo, persigue alcanzar una sociedad de Residuo Cero; es ecoautosustentable, teniendo en cuenta que todas las comunidades de viviendas son ecocooperativas autosuficientes ,en un gran grado, y no perjudiciales para su entorno natural. Se tienen en consideración técnicas como la Permacultura o la Agroecología.

4) es Cooperativista y autogestionario, la sociedad se organiza en torno a cooperativas, grupos de consumo o producción, donde todas las personas tienen derecho a opinar en las decisiones, la responsabilidad es colectiva y compartida. El objetivo de dicho modelo es producir lo necesario para la vida humana sin explotar el territorio ni a sus especies, de igual modo, se produce y se consume para vivir dignamente y no se vive para producir y consumir desenfrenadamente; más bienes sociales y menos bienes materiales. Las comunas cooperativas son la forma de organizarse frente al encarecimiento de la vivienda y las dificultades habitacionales.

5) es antifascista, multiétnico y diverso, es un modelo donde pueden convivir personas de diversas creencias, religiones o culturas de manera armónica y pacífica. Un ejemplo de esto lo estamos viendo en el Kurdistán sirio, donde bajo el paragüas del confederalismo diversas religiones, pueblos y culturas conviven fraternalmente; donde unas ven fronteras y banderas otras personas vemos diversidad, convivencia y uniones interculturales que traspasan el concepto de “frontera nacional”.

 

“Pretender construir un futuro nuevo y emancipador bajo los cimientos de las estructuras viejas, llevará irremediablemente al mantenimiento del presente del que pretendemos huir;  necesitamos formulas nuevas para proyectos sociales nuevos.”

 

POR EL CONFEDERALISMO ECOSOCIAL FRENTE AL ESTADO-NACIÓN
¡ VISCA LA TERRA SENSE ESTAT!

Otro texto de interés al respecto: http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/38454

Leave a comment

Filed under Uncategorized

LA PIRÁMIDE DE LA TRANSFORMACIÓN

triangulo
La Cosmovisión Libertaria como base y puente de confluencia entre el feminismo y el ecologismo social, dos lados fundamentales del triángulo de la transformación integral, que confluyen en el vértice del cambio sociopolítico que necesitamos como sociedad. Síntesis ideológica de la propuesta holísitca que se puede y debe de presentar como alternativa al Estado-nación y a la Banca.

Elaborada por: El Rincón de Martinico

Leave a comment

Filed under Uncategorized

TERRITORIO Y REPARTICIÓN DEMOGRÁFICA DE LA POBLACIÓN

despoblacion-pueblo-castilla, el debate hoy

Fuente de la imagen: eldebatedehoy.es

Solo tenemos que hacer un viaje de Madrid al norte, sur, este u oeste de la Península Ibérica para percatarnos de los grandes desequilíbrios demográficos existentes en nuestro territorio, desequilibrios fuertemente preocupantes en territorios como el castellano, asolado y devastado por la lacra de la despoblación rural; en dicha bioregión, la castellana, ni si quiera la “sierra madrileña pobre” se encuentra libre de las garras de dicho fenómeno, emplazamiento territorial donde sus pueblos son cobijo para veraneantes y “domingueros”, grupos sociales bien definidos que hacen vida en el pueblo durante el verano, los puentes o los fines de semana. El problema principal que asola a la “sierra pobre madrileña” ,y que más adelante relacionaré con otros territorios, reside en la falta de trabajo y de servicios integrales que se dan en estas áreas poblacionales, evitando dicha circunstancia,que much@s de l@s hij@s de los padres y madres que proceden de dicha tierra no podamos, si así lo deseamos, retornar a nuestras raíces devolviendo a los valles y pueblos lo que se merecen, vida y oportunidades de futuro.

Son muchos los estudios que apuntan a una reciente ruralización de las sociedades en Occidente, al igual que nos hablan, de que en un futuro próximo el cambio climático y todas sus consecuencias provocarán movimientos migratorios de la ciudad al entorno rural, marcando un claro antagonismo con lo que sucedió durante el siglo XIX y XX, donde la población rural debido al desarrollo industrial y el crecimiento de las grandes urbes se desplazaba de los núcleos rurales a las grandes ciudades; es importante destacar que en países como China, esa evasión de población del campo a la ciudad se esta produciendo en el mismo momento que escribo estas líneas, lo cual no es un dato insignificante si tenemos en cuenta que China cuenta con la mayor población del planeta, situación que por cierto se da del mismo modo, en países con grandes núcleos de población como la India. Algo parecido sucede  también en países del Sudeste asiático, algunas zonas de América del sur, Centro América y África.

Volviendo al sur de Europa y concretamente a la Península Ibérica, que es donde pretendo centrar este escrito, nos encontramos con dos problemas fundamentales:

1) Falta de oportunidades laborales que no vayan más allá-a grandes rasgos- de la hostelería-turismo, la ganadería, la agricultura o la actividad durante algunos meses en cuadrillas de forestales.
2) Ausencia de servicios educativos, sanitarios y de abastecimiento de enseres.

Podemos decir que concretando y simplificando los muchos condicionantes que existen y que afectan a la despoblación rural, los dos puntos anteriormente mencionados son, si bien queremos hacer un resumen serio de la situación que se vive en el ámbito rural, los dos motivos principales que provocan la despoblación y evitan la re-ruralización de las zonas afectadas.

Uno de los mayores mitos en torno a la ayuda-de hecho la principal ya que consume el 40% del presupuesto total de la Unión Europea- que las administraciones pretenden prestar al ámbito rural reside en la PAC (política agraria comunitaria) con sus dos pilares; el primero enfocado a las subvenciones para asegurar la producción de alimentos y rentas agrarias, con el objetivo de mantener la competitividad de la agricultura europea-es el pilar al que más de la mitad de los fondos son destinados-, el segundo pilar por su parte se encuentra enfocado “supuestamente” al reconocimiento de la agricultura como proveedor de alimentos y bienes, al igual, que como vertebrador de las sociedades rurales y gestor ambiental; sus objetivos están destinados a reestructurar el sector agrario fomentando la protección ambiental promoviendo el desarrollo y la innovación en las zonas rurales.

Pues bien, dicho lo anterior, y en una Unión Europea donde paradójicamente el sur de la misma es el principal distribuidor de frutas y verduras del norte- esto supone el consumo de la mitad del agua disponible en el sur de Europa- ,la PAC, provoca una serie de consecuencias negativas que principalmente podemos decir que se traducen en una agricultura intensiva de uso industrial que perjudica a la biodiversidad del territorio, al igual y en relación con lo anterior, otro aspecto negativo radica en el uso de pesticidas nitrogenados para aumentar la producción y reducir las perdidas, hecho que lleva a la aparición de la lluvia ácida, fenómeno como tod@s sabemos, muy nocivo para el medio ambiente.

Por otro lado y ofreciendo más datos al lector/a de la problemática de la despoblación en el sur de Europa, según un informe de la AEMA Evolución de las zonas costeras en Europa, se habla del “muro mediterráneo” y muestra que el 50% del litoral mediterráneo está edificado. A lo que sumamos, a dicho problema de sobreexplotación de una parte del territorio, la sequía y la escasez de agua, esta última agravada con el aumento de los apartamentos turísticos, los campos de golf, etc.

Por lo tanto, lo dicho anteriormente no es más que el problema que existe en la actualidad, grandes núcleos de población que se concentran en torno a territorios concretos, a parte del “muro mediterráneo”, dentro de la Península Ibérica, podemos destacar de manera muy clara el notable desequilibrio que existe en ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Sevilla o Málaga, urbes, las que sin duda alguna, concentran a la mayor parte de la población de el Estado Español, hecho que provoca que la mayoría del territorio se encuentre con una densidad de población irrisoria si la comparamos con la densidad existente en las ciudades que he comentando anteriormente, un dato que ejemplifica este hecho es el siguiente: Extremadura se sitúa con una densidad de población de 25,92 hab/km², por el contrario, la Comunidad de Madrid se sitúa con una densidad de población de 806 hab/km², eh aquí!, un hecho preocupante a la par de absurdo que ejemplifica la sin razón del ser humano.

En definitiva y a modo de conclusión, lo más preocupante es que esta problemática no es debida a la orografía o a un conjunto de factores geofísicos en general, si no que la misma, es consecuencia de una construcción humana que genera puestos de trabajo y núcleos de población en torno a factores etéreos que son determinados por un 1% de la población; esta construcción absurda de las comunidades humanas que no tiene en cuenta ni los factores de resiliencia, igualdad social o sustentabilidad ambiental, tiene un nombre claro, capitalismo productivista. Sistema que bajo otro aspecto pero con un mismo fondo, se dio en el pasado, este sistema en confrontación con el capitalismo clásico se denominó capitalismo estatista, sistema este último aplicado en la Unión Soviética, donde un grupo de intelectuales llevo a cabo una propuesta económica, política y social, que no tenía en cuenta a las personas que vivían en el ámbito rural – muchas veces demonizadas como pequeña burguesía por personajes como Lenin o Trotski -, y que a su vez, centraba todo su interés en el productivismo y en el desarrollo industrial de las ciudades, concretamente, en Leningrado y Moscú.

No pretendo ser reiterativo, pero el tiempo se nos escapa y las oportunidades se agotan, el cambio climático ya está aquí y ha venido para quedarse, por lo que nuestra reacción ha de ser clara a la par que atractiva en lo que concierne a como presentamos el retorno a un modo de vida más rural, menos consumista y donde nuestros servicios vengan de la mano del territorio más cercano; construyendo unas comunidades autosustentables y ecológicas mínimamente dependientes de los bienes y servicios que han de recorrer miles de km para llegar a nuestras manos.

Por otro lado y en relación con lo anterior, es hiriente a la par que puede producir una envidia sana ver como son pocos los núcleos rurales, muchos de ellos en el norte peninsular, los que mantienen vivos sus pueblos y en vigor sus tradiciones ancestrales repasándolas y corrigiéndolas, un ejemplo se da en el Valle del Baztan donde las “mutil dantzak”-danzas de hombres- en la actualidad son también escenificadas por mujeres, sin pretender mitificar aquello con sus fallos y virtudes necesitamos hondamente y hablo en general de todo el sur de Europa, pero en concreto y por cercanía haré alusión a la castigada bioregión castellana, una solución para recuperar el territorio y no cesar en la defensa del mismo, frente a los ataques que provendrán del Capitalismo y el Estado-nación, recuperando y revisando al mismo tiempo, los saberes ancestrales de unas tierras que han sido golpeadas por la uniformidad de la cultura de masas y el españolismo más rancio y homogeneizante.

“Preservar lo humano para no perder lo cultural y defender el territorio para cuidar lo colectivo , estas y no otras, han de ser las dos premisas principales de un futuro que se antoja difícil a la par que esperanzador, luchando día a día ,mes a mes y año a año, para no perder la ilusión en la construcción de un mundo social, ecológico, feminista, y por supuesto e indispensable, libertario”

 

Fuente de los datos: SEÑALES DE LA AEMA 2009; CUESTIONES AMBIENTALES DE CAPITAL IMPORTANCIA PARA EUROPA. Agencia Europea del Medio Ambiente

Leave a comment

Filed under Uncategorized