SEGUNDA DENUNCIA DEL PARTIDO ULTRA Y XENÓFOBO ESPAÑA 2000

Segunda DENUNCIA que recibo del partido xenófobo, ultranacionalista y racista de ESPAÑA 2000, el primer caso que va por lo penal, aún no se las consecuencias que me traerá, el segundo caso, por lo civil, del que fui consciente en el día de ayer, consiste en una denuncia por faltar “al honor” del concejal del partido fascista ESPAÑA 2000, debido a que en un pleno de mi etapa como concejal le llame abiertamente FASCISTA, no es que me retracte ,es más, lo afirmo con más rotundidad. ESPAÑA 2000 es un partido fascista y no lo digo yo, lo demuestran sus actos y campañas. Pues bien, por este último caso el portavoz de ESPAÑA 2000 solicita 2000 euros por atentar contra su honor; uno de los entre tantos motivos que me llevaron a DIMITIR como concejal del Ayuntamiento de San Fernando de Henares, residía en la imposibilidad que existe desde dentro de las instituciones municipales de luchar y combatir el fascismo y el racismo que promueve ESPAÑA 2000. En mi caso y pese a estar solo en este proceso(ya que me desligué por coherencia ideológica de la CUP a la que pertencía) que para mi supone un golpe económico por tener que hacer frente en solitario a los abogados y a las posibles sanciones, digo y diré más alto que nunca: NO PASARAN.

Advertisements

2 Comments

Filed under Uncategorized

¿QUE ES EL ANARQUISMO O ECOLOGISMO INTEGRAL?

IMG_20180113_205315

Cuando hablamos de ecologismo integral lo hacemos desde la perspectiva de que sin planeta no hay futuro, y por lo tanto, no hay ideas aplicables a nuestro entorno sociopolítico y ambiental. Por este motivo, el ecologismo integral es una ampliación teórica del anarquismo que coloca en el centro del discurso la importancia de la defensa del territorio y sus especies, no como una orientación teórica más dentro del mundo libertario, si no como una pieza clave para supervivencia de nuestra especie y la conservación de la biodiversidad de nuestro planeta.

 

El anarquismo es mucho más que todo aquello que nos han querido hacer creer, esta ideología holística es la máxima expresión de orden, respeto y convivencia pacífica, aún así, podemos decir que en términos generales el anarquismo ha sido denostado y malinterpretado por la mayoría de la sociedad, desgraciadamente el mismo, se identifica con el caos y el desorden. Esta concepción errónea del anarquismo, viene dada debido al interés que tiene el capitalismo en distorsionar y acabar con la única alternativa posible a su sistema.

 Pues bien, en este punto y después de la breve introducción anterior, me dispongo a presentar el anarquismo integral como un concepto complementario del anarquismo clásico; los tiempos que corren nos piden a gritos un marco teórico renovado y amplio el cual sea capaz de responder a los grandes retos a los que nos emplaza el siglo XXI. La gran labor que desarrolla el anarcosindicalismo o los colectivos libertarios de base en materias como la vivienda, la propiedad colectiva o la defensa de la autogestión y la autonomía, debe ser desde mi punto de vista, complementada por dos conceptos fundamentales e igual de importantes que los anteriores. Por un lado, debemos de destacar la importancia que tiene en el siglo XXI la lucha por la defensa del planeta y sus especies-el ecologismo es la base de todo sin planeta no hay ideas-, esta importancia se ve agravada, si llevamos a cabo un análisis más pormenorizado de lo que supone la crisis ambiental en otros ámbitos de la vida humana-crisis migratoria, crisis alimentaria-. Por otro lado, es fundamental insistir en la importancia que tiene la construcción de una sociedad despatriarcalizada para acabar con las relaciones de poder actuales que perjudican y reprimen a las mujeres, permitiendo dicha situación,  la existencia y mantenimiento de la lacra que supone el terrorismo machista.

En este contexto, el ecologismo social y el feminismo se presentan como dos herramientas fundamentales y al mismo nivel que el socialismo libertario o el anarquismo clásico, siendo consciente de los diferentes matices de este último. Por tal motivo, es mi objetivo en este texto intentar aunar las diferentes corrientes del anarquismo clásico desde una óptica anarco-social, complementando las mismas con el ecologismo social y el feminismo, dicha suma  genera una cosmovisión en forma de triángulo, que representa a mi modo de ver, lo que supone el anarquismo integral como perspectiva ideológica.

Desgraciadamente, el anarquismo al igual que otras corrientes ideológicas, se ha caracterizado por poner más incapié en las diferencias que nos separan que en las similitudes que nos unen, por tal motivo, el anarquismo integral es una formulación teórica que intenta desde el pragmatismo aunar tres perspectivas generales de la lucha anarquista como son, el socialismo libertario, la defensa del territorio o la construcción del feminismo, siendo conscientes, de que solo podremos alcanzar nuestros objetivos materializando las tres dimensiones, me explico, siempre se ha dicho que en una sociedad socialista libertaria no tendría cabida el machismo, planteando que la aplicación de dicha realidad trae consigo de facto la desaparición del patriarcado; el tiempo y los experimentos pasados nos han demostrado que esto no es cierto. Por tal motivo, es igual de importante y necesario trabajar por la autogestión como trabajar por la defensa del territorio o por la aniquilación del machismo patriarcal-elemento este último que tod@s llevamos dentro- .

 

ARTICULACIÓN ORGANIZATIVA DEL ANARQUISMO O ECOLOGISMO INTEGRAL

El anarquismo o ecologismo integral toma del ecologismo social el concepto que suponen las bioregiones; realidades organizativas que se dan en base a factores orográficos, culturales y de historia colectiva. Este nuevo marco territorial materializado de la mano del confederalismo ecosocial a nivel macro y vertebrado desde el municipalismo libertario a nivel micro, supone una propuesta política para la superación de los Estados-Nación y sus estructuras verticales y burocráticas. Dicha propuesta tiene como referente fundamental el confederalismo democrático kurdo

El confederalismo ecosocial nos permite introducir un concepto fundamental para las luchas sociales que el anarquismo clásico ha descuidado a lo largo de la historia en términos generales, el de las identidades culturales. Por tal hecho, el culturalismo internacionalista nace como una propuesta teórica con el anhelo de representar una alternativa al nacionalismo clásico de corte estatista, presentando el concepto de autodeterminación de los pueblos desde una perspectiva integral, es decir, no vale solo con conseguir una independencia política si no se ha conseguido una independencia laboral o una liberación sexual y feminista, por poner dos ejemplos dos ejemplos recurrentes.

¿CÓMO APLICAMOS EL ANARQUISMO O ECOLOGISMO INTEGRAL?

El anarquismo o ecologismo integral no es una fórmula para sociedades futuras, si no que es una propuesta para la sociedad actual, una propuesta que se asienta en la posibilidad y la potencialidad existente que encierran dos conceptos básicos de la economía, el de producción y consumo.

Ambos conceptos son básicos a la hora de estructurar una propuesta seria y con una base firme, por tal motivo, si somos capaces de articular una red integral de servicios, consumo y producción, estaremos presentado una alternativa real y cercana a la realidad existente. Dicha propuesta se articularía de la mano de dos conceptos:

-Grupos cooperativos de producción de bienes y servicios- integrales-

-Grupos cooperativos de consumo y vivienda

Con total seguridad en un primer momento lo más sencillo será cubrir las necesidades que gravitan en torno al consumo de bienes alimenticios y de elementos materiales cotidianos como la ropa, el calzado, la higiene personal etc. Este hecho no debe impacientarnos en nuestros objetivos finales, debido a que si conseguimos establecer una economía social y primaria, estaremos colocando los ladrillos para la construcción del pilar base que dará paso a la construcción de otras plantas de necesidades, como son, el transporte, la educación o la sanidad, muy seguramente esta última necesidad, será la más complicada de todas debido a los medios humanos y materiales que se necesitan para construir una independencia sanitaria total.

Actualmente son muchos los proyectos que intentan reparar en la construcción de una economía social, ahora bien, desde mi punto de vista existen dos problemas principales:

  1. Muchos de ellos son dependientes del Estado, los partidos políticos y sus subvenciones
  2. No existe una red de redes integral que coordine a estos proyectos de manera autónoma y al margen de las instituciones estatales. 

 

Por último, decir que solo será posible aplicar el anarquismo integral si los diferentes proyectos anarcosindicales, de economía social y cooperativa, ecosociales y feministas no sistémicos similares entre sí , son capaces de hacer concesiones y un esfuerzo conjunto integrando sus luchas y anhelos a un mismo nivel y conjugándolos desde la autonomía cooperativa y la autogestión colectiva y horizontal.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

PARCIALIDAD DE LAS LUCHAS O LUCHA INTEGRAL

REFLEXIONES DESDE EL ÁMBITO LIBERTARIO

FUNDS MARKETS

Fuente de la imagen: Funds & Markets

El siguiente artículo, nace con la intención de llevar a cabo una crítica constructiva del imaginario colectivo -hegemónico- en el que se asientan la mayoría de los movimientos sociales en la actualidad. Puede decirse que hoy en día más que nunca, vivimos un panorama en el que las adscripciones identitarias se encuentran más segmentadas que nunca, es decir, una persona puede ser ecologista sin ser anticapitalista, al igual, que una feminista puede serlo, sin tener porque ser a la vez, ecologista. En este contexto de orfandad en cuanto a una adscripción integral, que duda cabe, que son el capitalismo y el Estado los mayores beneficiarios de dicha situación, contexto que por cierto, facilita la reproducción del patriarcado. Desde mi punto vista, dicha reproducción se debe a que el capitalismo y el Estado se alimentan de la jerarquía, la burocracia y la división abusiva del trabajo, que duda cabe por lo tanto, que estos tres componentes son las tres principales vigas sobre la que los hombres han asentado la dominación sobre las mujeres.

Dicho esto, decir de seguido que veo imposible la conformación de una sociedad feminista dentro de los margenes que nos permiten los Estados-nación y el capitalismo, debido a que en mi humilde opinión, solo se podrá derrotar al patriarcado, si también al mismo tiempo que acabamos con la dominación de los hombres sobre las mujeres, derrocamos elementos como la burocratización, la verticalidad o la división excesiva del mundo del trabajo; más adelante en este texto, haré una alusión más pormenorizada hacía la burocracia de expertos en ecología, feminismo o derechos laborales, que han acabado trabajando para la maquinaria estatal o capitalista, un claro ejemplo, son los y las liberadas sindicales, al igual, que las subvenciones que reciben muchos sindicatos, las cuales, les obligan a depender del Estado, ergo, han de “portarse bien” para no perder las mismas.

Pues bien, si retomamos el mundo segmentado que desgraciadamente manda en los movimientos sociales, nos encontramos con ecologistas que no tienen problemas en apoyar ,por una lado, ideas tan subversivas como la decrecentista, y por otro lado y al mismo tiempo, participar en conferencias o charlas elaboradas por partidos políticos de claro sesgo productivista, es decir, antiecológicos y profundamente orgánicos y verticales. Este panorama de cinismo que es más culpa de la falta de alternativas que de las personas que cometemos dichas incoherencias, ha comenzado a ser una enfermedad contagiosa que necesita de un diagnóstico y un tratamiento integral, si no queremos caer en la papelera del olvido que nos tiene preparada el capitalismo y el Estado.

A modo de ejemplo y en relación con el párrafo anterior, podemos decir paradógicamente, que son cientos las empresas que nos pueden ofrecer productos BIO en el mercado. Esta kafkiana situación, nos emplaza desde el pragmatismo-ya que ninguno somos perfectos seres humanos- y la estrategia, a intentar dibujar una manera de revertir dicha situación, que de no confrontar como un sujeto unido en su diversidad, muy seguramente ,si no lo ha hecho ya, acabara asimilando todas aquellas luchas que se han defendido desde los movimientos sociales de corte ecosocial, como son, los productos de KM0, la relocalización de la producción y el consumo, el consumo ecológico,etc. De llegar a ese fatídico punto, la caída hacía el fondo de la papelera se antoja irremediable.

El problema de la parcialización de las luchas también lo encontramos en el sindicalismo o en los grupos autónomos que trabajan las problemáticas labores que vivimos en el mundo capitalista, dichos grupos aunque bien intencionados, luchan en el ámbito “obrerista laboral” pero olvidan otros elementos como la perspectiva no patriarcal o la ecosocial- y no me refiero a que no hagan ninguna campaña, si no que no lo trabajan al mismo nivel que el campo sindical-, al igual, que a colectivos como las personas paradas, colectivo este último al que no pueden ofrecer un empleo, me explico, considero que actualmente uno de los retos más acuciantes a los que se deben enfrentar los movimientos sociales y anticapitalistas, es intentar mediante la creación de una red de redes, responder a las demandas de trabajo que a día de los y las paradas solo pueden cubrir entrando a formar parte del mundo laboral capitalista/estatista.

La tarea anteriormente propuesta no es fácil si no ardua y complicada, pero que duda cabe, que si todas y todas lucháramos de la mano en esa dirección, muy seguramente podríamos construir una red de cooperativas y servicios que pudieran ofrecer trabajo a aquellas personas que se encontraran paradas y que quisieran participar en este tipo de redes, y digo quisieran participar, porque el mundo laboral que planteo se construye sin jefes ni jefas, el mismo por el contrario, es la consecuencia del trabajo cooperativo y la coordinación del mismo mediante la asamblea.

Al principio de este texto he hablado sobre el sin fin de profesionales que acaban trabajando para el Estado y el capitalismo en áreas como el feminismo, la ecología, la temática LGTBI, etc, es decir, acaban trabajando temáticas revolucionarias desde una perspectiva laboral-capitalista que pretende desmontar y vender dichos agentes de transformación como objetos de consumo, o lo que es peor, simplemente asimilarlas dentro del modelo social hegemónico. Con esto no quiero decir que todo aquel o aquella que trabaje como funcionario estatal o técnico de una gran empresa sea un o una reaccionaria, pero lo que si planteo, es que debemos asumir de forma crítica con que llenamos nuestras barrigas y hacia que mundo queremos avanzar, del mismo modo, que no estoy proponiendo que la gente deje de buscar trabajo en aquellas temáticas que se encuentren formadas, es más es obvio ante la falta de alternativas que lo hagan, ahora bien y reitero, se puede participar en la maquinaria siendo consciente de nuestra incoherencia e intentar revertir la misma en la medida de lo posible; mediante nuestro consumo y práctica política.

Dicho lo cual, es importante destacar que de una u otra forma debemos de intentar participar en la creación de esa red de redes de consumo y producción, propuesta futura, la cual supone una esperanza para todas aquellas personas que creemos en otro mundo más ecosocial, no patriarcal y socialista libertario. Como he destacado en otros textos y reiterando que este es un camino largo, el comercio y el consumo de productos básicos, al igual que el arte, el entretenimiento o los servicios a la comunidad, son aquellos nichos laborales que antes podríamos afrontar en esta futura red de redes, ni que decir tiene, que serán las asambleas las que organicen y retribuyan el trabajo, pudiendo ser dicha compensación mediante trueque, moneda social -que no complementaria- o euros. Se podría establecer el euro como elemento de retribución económica mientras que ciertos productos y servicios elementales se necesiten pagar con dicha moneda, podría poner como ejemplo, la adquisición de una maquina médica de última generación o la compra de productos cotidianos en el día a día que no se pueden conseguir ni con moneda social ni mediante el truque.

Pues bien, como puede apreciar el/la lector/a este no es un texto “talibán” que no sea consciente de la realidad en la que vivimos o que mucho menos parta de presupuestos insurrecionalistas. El mismo muy por el contrario, intenta plantear un análisis crítico al igual que constructivo, que pretende proponer la necesidad existente de conformar un frente común desde la diversidad, un frente, que de cara al conjunto de la sociedad sea una alternativa al Estado y al capitalismo, pero que a la vez, se encuentre gestionado por decenas de colectivos, grupos y cooperativas que sean parte activa del mismo. Un frente que puede y debe repartir el trabajo y las áreas temáticas, ya que no habrá socialismo libertario sin feminismo, del mismo modo, que no habrá feminismo sin ecologismo social, por ello, el trabajo por comisiones es una necesidad, eso sí bajo un mismo techo que nos permita luchar pedagógicamente contra el Estado y la Banca; no podemos ni debemos olvidar como no-autoritarias que la primera batalla por ganar es la pedagógica.

Que duda cabe, que lo que aquí vengo a exponer son reflexiones que parten desde un punto de vista libertario,y que las mismas ni de lejos serán compartidas por aquellas personas que no se enmarquen en dichas ideas, es más, seguramente también serán cuestionadas y no compartidas por muchos y muchas anarquistas. No me olvido en estas líneas de la lucha en pro de la liberación animal, la cual ha de ir de la mano y codo a codo junto con la liberación humana, hecho el cual, me lleva al mismo argumento que vengo defendiendo en este texto, la lucha animalista es y debe ser integral.

Por último, me gustaría defender la tan recurrente teoría de que a los partidos políticos les interesan unos movimientos sociales segmentados para así no tener que competir con los mismos, es más, los movimientos sociales son para los partidos de izquierdas o “transversales”, ricos caladeros donde “pescar” votantes, militantes y futuros candidatos. Por lo cual y a modo de reflexión final decir que, es hora de crear una red de redes que parta de los movimientos sociales y de la raíz que encierran los mismos, es decir, el anhelo de cambiarlo y decidirlo todo. Solo con la creación de dicho marco político de actuación, podremos cuestionar y luchar políticamente contra los partidos políticos y las “instituciones que representan”, que no no son de la gente, si no de los poderosos. Es hora de tejer otras estructuras a nivel político, económico y social; es nuestra hora y solo podrá ser nuestra si la afrontamos desde la diversidad, la horizontalidad y bajo el paraguas del confederalismo ecosocial, elemento este último, que nos entrelaza y nos presenta frente a la sociedad como un sujeto diverso pero a la vez unido.

Iruña, 28 de Febrero de 2017

Leave a comment

Filed under Uncategorized

INSTITUCIONALIDAD, NEONAZISMO Y CRISIS CIVILIZATORIA

imagen artículo españa 2000

Fuente de la imagen: El Mundo

Es cuanto menos curioso que en un Estado como el español donde hemos sufrido el látigo del fascismo de José Antonio Primo de Rivera, al igual, que la suela del nacional catolicismo, ideal este último que por cierto, prevaleció durante toda la dictadura franquista, a día de hoy, sigan existiendo realidades sociopolíticas en el Estado español que pretendan implantar ideas neonazis en nuestro territorio, y no digo de derechas, ya que muchos de estos partidos se autodefinen a si mismos como ni de izquierdas ni de derechas si no como españoles; españoles, con un proyecto político nacionalista repleto de tintes xenófobos y de corte socialista para aquellos “ciudadanos prioritarios”.

Desde hace décadas pero más concretamente durante los últimos años, en la Comunidad de Madrid y en el País Valencià, el nacionalismo chovinista e identitario de corte social se ha extendido como una pandemia por nuestras calles, pueblos y ciudades. Hecho que ha conllevado que en diversos pueblos del País Valencià y Madrid( Comarca del Henares), un partido de corte neonazi y extremista en cuanto a sus ideas racistas y xenófobas- me estoy refiriendo a ESPAÑA 2000-, haya conseguido representación institucional en diversos Consistorios. Esta representación política en las instituciones españolas es un hecho grave por dos motivos fundamentales:

  1. por el hecho de que un Estado que se tilda de “democrático” permita presentarse a unas elecciones a un partido ,el que sin duda alguna, realiza sistemáticamente un enaltecimiento del odio al diferente, delito, que existe y viene tipificado en el código penal español
  2. por el hecho de que en el siglo XXI siga existiendo gente que por falta de reflexión y ausencia de empatía, voten en unas elecciones a un partido que básicamente lo que pretende es llevar a cabo un apartheid del diferente en el Estado español.

No entraré en detalle a analizar los motivos que llevan a la gente a abandonar su país por motivos que son ajenos a su libre elección, pero el cambio climático, las guerras y la fuerte desigualdad de renta entre los países del norte -incluida España- y los países del sur, son motivos más que suficientes, para que estas personas tengan derecho a buscarse la vida donde buenamente puedan.

Pues bien,desgraciadamente la situación que golpea a los países del sur y la ausencia de soluciones reales por parte de los gobiernos liberales y socialdemócratas, incluyendo las tan glorificadas democracias nórdicas, conllevará en un futuro y desgraciadamente, un auge aún mayor del actual de la extrema derecha en toda Europa, esta situación vendría derivada por un motivo obvio y que es de sentido común; como bien sabemos, la lógica capitalista mantiene engatusadas a las clases populares de los países del norte pero también del sur, este hecho conlleva ya a día de hoy, un choque de trenes entre aquellos/as ciudadanos/as del norte que no quieren soltar sus privilegios de consumo y de “nivel de vida” y aquellos ciudadanos/as del sur que sueñan legítimamente con alcanzar el “nivel de vida” y de consumo de las sociedades del norte.

Es importante en este punto de la reflexión enunciar que no se puede hablar de la problemática migratoria sin entender que somos los y las ciudadanas de a pie de los países del norte opulento, sujetos activos y corresponsables de dicha situación con nuestro modo de vida y nuestro nivel de consumo. Un ejemplo evidente de los privilegios que queremos ignorar, se da en el hecho de que en la actualidad vive mejor una familia pobre en Holanda que una familia de clase media en Vietnam, por no hablar, de las condiciones laborales o ambientales que sufren los/as habitantes de los países del sur, condiciones derivadas de legislaciones laxas en materia laboral o ambiental de las que se aprovechan muchas de las empresas occidentales ,donde luego por cierto, acudimos a llenar nuestra cesta de la compra. Por tal hecho y al hilo de lo que vengo a relatar, es más que necesario entender que la solución se encuentra en cambiar el modo de vida opulento del norte, con el objetivo de reequilibrar la balanza y reducir al máximo las desigualdades norte-sur, ya no solo por un motivo de emergencia social, si no de defensa de nuestro territorio y sus especies. Es evidente que toca apretarse el cinturón y entender que la solución se encuentra en un Decrecimiento sostenido en el norte que abogue por el buen vivir, construyendo con la materialización de tal hecho, una realidad más justa donde los desplazamientos migratorios se den por causas elegidas y no de supervivencia como actualmente. Si no entendemos el contexto de análisis integral al que nos emplaza el siglo XXI, muy seguramente los movimientos sociales y las izquierdas estaremos haciendo un gran favor a la extrema derecha.

Por ello, la única manera de conseguir frenar a las nuevas corrientes neonazis que crecen como hongos en toda Europa, radica en aceptar y saber explicar a las clases populares que debemos de renunciar a multitud de nuestros privilegios en materia de ocio-viajes transoceánicos anuales,etc-,  de bienes materiales- tener un vestidor de decenas de prendas y zapatos, poseer todos/as un vehículo propio, etc- o en cuestiones alimentarias-comer carne y pescado todos los días, consumir alimentos que vienen de la otra parte del mundo, etc-.Por ello, es necesario decrecer en el norte para que puedan crecer en el sur en necesidades tan básicas como el acceso a techo, agua corriente, luz o a una alimentación equilibrada. Transmitiendo al mismo tiempo a los y las ciudadanas del norte opulento, el mensaje que de que se puede vivir mejor con menos y de que debemos de reforzar nuestros bienes sociales en detrimento de nuestros bienes materiales.

En último lugar decir, que a día de hoy la batalla teórico-política no solo se encuentra en las calles, muchos partidos neonazis cuentan con representación en las instituciones españolas, que también europeas, dichos partidos no solo ostentan representación como es el caso de ESPAÑA 2000, si no que también, se ven en el repulsivo derecho de denunciar y acusar a aquellas personas que pretendemos un mundo sin intolerancia ni racismo, en definitiva un mundo justo, solidario y bien repartido. Si algo me enseño mi paso por las instituciones municipales-instituciones de las que dimití al año y ocho meses de ostentar el cargo de concejal- ,es que no se puede frenar al fascismo desde dentro de unas instituciones que se encuentran supeditadas a unas estructuras estatales que no solo toleran ,si no que también, permiten presentarse a unas elecciones a partidos de corte racista y xenófobo que conculcan su propio código penal. Por tal motivo, la lucha ha de darse a mi modo de ver con redes de apoyo que nos permitan como sociedad civil criminalizar y cuestionar pública y judicialmente a unos partidos que han venido para alterar la convivencia, unos partidos de corte neo-nazi que con cada uno de sus actos y debido a su apología de la violencia generan situaciones que pueden derivar en más violencia. Por todo ello, y como persona que aboga por el dialogo y la convivencia pacífica de las sociedades humanas, seguiré luchando desde la lucha activa y no violenta contra los grupos y partidos neonazis que existen en el Estado Español y en el conjunto de Europa.

Iruña, 12 de Febrero de 2018

Leave a comment

Filed under Uncategorized

LA DIFICULTAD DE SER VEGETARIANO O VEGANO EN EL ESTADO ESPAÑOL

Everyday HealthFuente de la imagen:Everyday Health

Imagino que serán muchos los vegetarian@s o vegan@s que se sentirán identificados con este texto, ya que desgraciadamente hoy en día, es prácticamente una epopeya ser vegetarin@ en el Estado español y no me refiero únicamente a la falta de opciones en la mayoría de los bares o restaurantes, si no a la falta de respeto y empatía que muestran much@s de nuestr@s amig@s , familiares o gente que apenas conocemos. Hecho que nos lleva a escuchar día sí y día también perogrulladas del tipo: ¿Las lechugas no sufren al cortarlas?. Este tipo de comentarios que no son una anécdota precisamente, si no más bien, una norma bastante frecuente para tod@s nosotr@s, me lleva a escribir un artículo desde las tripas y el corazón, pero sin olvidar la cabeza, para expresar mis ideas y sentimientos respecto a esta temática.

El practicar esta filosofía de vida también tiene ligado una serie de estereotipos que la mayoría de las personas nos atribuyen de manera descarada o incluso rozando la grosería. Este tipo de clichés van desde que sí eres vegetarian@ o vegan@ tienes que ser una persona muy delgada, hasta el también recurrente mito de que todas las personas que siguen una dieta vegetariana/vegana tienen carencias nutricionales graves. Al hilo de esto decir que, son muchos los y las médicas que demuestran que esto no tiene por que ser cierto, debido a que existen infinidad de casos de personas que se alimentan de animales y tienen la B12 baja o episodios de anemia, por poner dos ejemplos recurrentes.

Si seguimos avanzando en el relato que suelen construir las personas no vegetarianas o veganas sobre el vegetarianismo o el veganismo, nos topamos de frente con el absurdo argumento de que si no fuera por el consumo de carne y de pescado muchas especies animales se extinguirían. Esta última afirmación es de las más estúpidas e irritantes, debido a que si seguimos con este ritmo muy seguramente será el consumo de carne y de pescado y no el asumir una forma de vida vegetariana o vegana, lo que acabará con multitud de especies animales de nuestro planeta o incluso y porque no decirlo, con nuestra propia especie y el planeta.

Los últimos datos poblacionales de Noviembre de 2017 nos hablan de 7500 millones de personas, que ascenderían hasta los 10.900 en el año 2100 según las estimaciones de l@s especialistas en la materia, este tipo de datos evidencian que el consumo de animales que se da en Occidente y que se esta trasladando a las potencias emergentes-China, India,Brasil- no es sostenible, más bien, lo podríamos calificar como un disparate al que nadie quiere ponerle freno, sabedor/a, de las complicaciones sociales y políticas que conllevaría decir las cosas claras. Por ello, no existe la voluntad política por parte de nuestros gobernantes de atajar una situación de la que solo vemos la punta del iceberg. Como siempre y tropezando de nuevo con la misma piedra, el egoísmo, la avaricia y la falta de perspectiva de la mayoría de lo seres humanos nos lleva al desfiladero del colapso.

Cierto es que al margen de las cuestiones políticas, ambientales o de límites reales sobre la imposibilidad de seguir con una dieta como la actual, se encuentra un tema que tampoco es baladí, este no es otro que el de la mera elección personal, es en este punto en el que me quiero detener a continuación. En lugares como el Estado español tomar una decisión como la de ser vegetarian@ o vegan@ no es fácil y no es fácil, porque a parte de todas las “bromas” insolentes que tenemos que aguantar sobre nuestra elección personal, nos encontramos de frente con una sociedad que como colectivo y en su mayoría, no quiere ni si quiera replantearse la reducción de su consumo de carne y de pescado, lejos queda por lo tanto para la “sociedad española” el replantearse los derechos de los animales, los límites del planeta o el colapso ambiental que deriva del sobrepaso de los mismos.

En relación a lo expuesto en las últimas líneas del párrafo anterior, es importante destacar que todo esta interrelacionado , por ello no podemos hablar de la lucha contra el cambio climático sin antes repensar nuestra dieta o nuestro sistema alimentario. Más aun si vivimos en el Estado Español, uno de los lugares del globo para el que se pronostica uno de los peores escenarios que nos ofrece el cambio climático.

Este texto aunque me gustaría que sirviera también para hacer reflexionar sobre el problema que tenemos en torno al modelo alimentario y ambiental, lo que verdaderamente pretende es pedir respeto diciendo de seguido que no tenemos porque aguantar “bromas”, comentarios hirientes o faltas de respeto continuadas por nuestra filosofía de vida .¿Se imaginan que tod@s l@s vegetarian@s o vegan@s estuviéramos constantemente mientras que una persona se come un filete llamándola de “broma” asesino o “nazi”? Y digo nazi, porque muchas de las técnicas que utilizaban los nazis con los judíos, gitanos, homosexuales o prisioneros de guerra, son las mismas, que utiliza la industria cárnica para poner sobre las mesas los filetes que millones de personas ingieren a diario.

A grandes rasgos podemos decir paradógicamente-por ser entornos antiecológicos- que las personas que viven en las grandes ciudades del Estado Español tienen una mayor alternativa de poder comer o cenar en un vegetariano o comprar ciertos productos veganos o vegetarianos, ahora bien, si miramos a las ciudades pequeñas, pueblos o la periferia de las grandes ciudades, nos encontramos con una realidad bastante negativa, ya que a parte de que sus opciones se ven considerablemente reducidas, el estigma que sufren por su entorno social suele ser mucho mayor.

En definitiva, mientras que en países como Alemania, los países anglosajones o nórdicos e incluso en algunas culturas asiáticas ser vegetariano se encuentra “socialmente aceptado”,en el sur de Europa y más concretamente en el Estado Español, ser vegetarian@ o vegan@ no es precisamente un camino de rosas, si no más bien todo lo contrario. Por ello, es de una obligación ética y moral que tod@s l@s vegetarian@s y vegan@s digamos basta y llevemos a cabo acciones de visibilización de nuestra causa de manera cotidiana, aunque dichas acciones hagan crecer nuestro estigma de bichos raros o “freaks”, desde luego que nos es fácil posicionarse y que tal hecho conlleva consecuencias como la de hacer nuevos enemigos, pero menos fácil es desde mi punto de vista, vivir toda una vida con la cabeza agachada teniendo casi que pedir perdón por ser lo que somos, esperando que el “gracioso” de turno no nos gaste la broma del día en torno a nuestra alimentación y filosofía de vida.

Vivimos en un Estado en el que los osados son los menos respetuosos y tolerantes, donde no ser parte de la norma te estigmatizada de manera clara y tajante, en conclusión, vivimos en un Estado que o cambiamos desde abajo con nuestros actos cotidianos y colectivos o se lo entregamos por nuestro silencio a esos “gañanes” que tan bien retratan algunas series televisivas”

 

Leave a comment

Filed under Uncategorized

CONCEJOS ABIERTOS, TRABAJO COLABORATIVO Y BIOREGIONES EN IBERIA

Concejo_Abierto2

Fuente de la imagen: Tierravoz ( Concejo abierto en el pueblo de Madarcos, Castilla)

Artículo que nace de la fusión de dos reflexiones que ya realicé en el pasado, por un lado, una de esas ideas se da en torno a la necesidad que tenemos de rememorar prácticas como los concejos abiertos o los trabajos colaborativos que se dieron en el Estado español. De este modo, debemos trasladar tales prácticas a la actualidad y generar una serie de hibridaciones con ideas como las que representan el ecologismo social, el feminismo o el socialismo libertario. En segundo lugar, estas líneas parten de la lógica por la cual es posible utilizar dichas estructuras- concejo abierto y trabajo colaborativo-, como dos cimientos sobre los que construir el bioregionalismo en el siglo XXI, concepto que se encuentra en consonancia con la necesidad de reestructurar las sociedades desde parámetros ecologistas. Por último, las bioregiones son la punta de lanza sobre las que se podría estructurar el Confederalismo Ecosocial, concepto, que ya he abordado en otros textos anteriores.

Son numerosas las experiencias cooperativas que podemos encontrar en los pueblos que habitan en el Estado español, sí abordamos esta temática realizando un recorrido por nuestra península y sus pueblos, nos topamos de frente con un ADN sociopolítico que contiene altas cargas de cooperación y ayuda mutua. Esta carga genética e histórico-colectiva, rebasa las expectativas y conocimientos primarios de muchas gentes en torno a la presencia  de estructuras de gestión colectiva y trabajo colaborativo en nuestro territorio.

Cuando hablamos del Concellu en Asturies, el Concejo abierto en Castilla, el Herri Batzarre en Euskal Herriak o el trabajo y gestión comunitaria de multitud de terrenos comunales en Galiza, estamos hablando, de una serie de prácticas democráticas y horizontales en donde los pueblos y sus habitantes, generan lógicas participativas muy ligadas a algunas de las exigencias que estamos llevando a cabo en el presente. Por ello, es muy importante tener en cuenta todo este tipo de experiencias e intentar trasladar las mismas a nuestro presente, con el objetivo claro, de construir una base solida sobre la que asentar los cimientos de un nuevo ciclo sociopolítico en toda la Península.

Tanto el Herri Batzarre como los Concejos Abiertos -asturianus o castellanos por poner dos ejemplos-, eran asambleas populares vinculantes donde se llevaba a cabo la toma de decisiones sobre los aspectos que afectaban a los municipios en cuestión, ni que decir tiene, que son este tipo de prácticas a lo que hoy podríamos denominar como “horizontalización” de la política. Estas prácticas son anteriores a los pensadores y conceptos modernos de cambio revolucionario-siglos XVIII Y XIX-, ya que se llevaban a cabo desde tiempos inmemoriales.

Tal dato no hace más que enriquecer el debate actual sobre los mecanismos necesarios en la toma de decisiones, al igual, que abrir diferentes vías de convergencia que busquen la construcción o elaboración de una teoría y práctica transgresora , que no olvide el ayer, pero que cuente también, con el respaldo de los clásic@s del pensamiento crítico.

Las dehesas boyales en Extremadura y Salamanca, serían otro de los ejemplos de trabajo cooperativo de los pueblos de nuestro Estado, unas dehesas que eran trabajadas con el esfuerzo de las comunidades humanas cercanas a tales parajes. Son por lo tanto, muchos los ejemplos a los que podemos hacer referencia al hablar de tales fenómenos, ejemplos los cuales, son fáciles de encontrar a cientos en muchos de los registros municipales de casi todos los ayuntamientos de nuestro Estado.

Es de sentido común entender que no es oro todo lo que reluce, es decir, el motivo de este escrito ,en ningún caso, es el de mitificar todo lo relatado y presentar una forma perfecta para transformar la sociedad. Muy por el contrario, el razonamiento del mismo, se encamina a presentar una serie de prácticas cooperativas históricas , que aunque imperfectas, pueden ser conjugadas con aquellos conceptos políticos imprescindibles para la transformación social- ecología social, feminismo y socialismo libertario-. Si somos capaces de hacer esa suma desde el pragmatismo y el dialogo, estaremos construyendo unas realidades sociales, que aunque compartan un mismo germen en su fondo, tendrán de la misma manera, la posibilidad de conservar unas diferencias culturales que nos enriquecerán como especie.

Una vez dicho esto, y poniendo el foco en la segunda parte de este texto que gravitará en torno a las bioregiones, podemos decir que las mismas, son sujetos organizativos que se conforman en base a unas similitudes en materia ambiental, social, cultural y de historia colectiva. Dicho sujeto territorial, desborda por su elasticidad al Estado-Nación actual, planteándonos una forma de organización donde conceptos como la naturaleza, lo socio-cultural o lo histórico se hibridan para conformar una realidad territorial inclusiva, ecologista y descentralizada.

Podemos por lo tanto, enunciar que dentro de un contexto globalizador, homogeneizante y productivista , el bioregionalismo, se presenta como un bote salvavidas para las culturas populares y sus saberes intergeneracionales, en materias como la gastronomía o la salud. Este concepto se presenta también como, una oportunidad para aplicar una re-localización de la economía, una vuelta a la soberanía alimentaria y una disminución de nuestra huella ecológica.

En un contexto en el que hablamos de retornar a cierto culturalismo, debemos también del mismo modo, hablar de la necesidad de llevar a cabo una revisión exhaustiva y crítica de los componentes especistas y heteropatriarcales que componen la mayoría de las culturas populares; por que nada es negro o blanco , construyamos un telar de grises en este siglo XXI.

Las comunidades humanas evolucionamos, nos transformamos, y en muchos casos, como en el ciclo mismo de la vida humana morimos. Pero no debemos ni podemos, renunciar o ignorar unos elementos que existen, pese a los esfuerzos titánicos, que está haciendo el capitalismo por homogeneizar a todos los pueblos bajo el velo del consumismo. Son los elementos culturales mediante su transmisión vía oral, escrita o material ,los que desde mi punto de vista, conforman las sociedades y su idiosincrasia; realidades diversas y plurales, que se dan en base a la orografía, el clima u otros muchos factores.

Por último y a modo de conclusión, decir que nos encontramos en un contexto donde nuestro sistema representativo/delegativo se encuentra en una fase terminal, las viejas fórmulas de control social comienzan a oxidarse, levantando el clamor popular hacia otras nuevas formas de entender la política y la toma de decisiones. Es en este momento, donde debemos de rememorar aquellas prácticas cooperativas y asamblearias de nuestros antepasados de la Iberia, haciendo de su aprendizaje y difusión, una reflexión que busque generar debate con los mecanismos de cambio que se dan en el presente, los cuales a mi entender, necesitan de una urgente regeneración. Todo ello, bajo el paraguas de un culturalismo internacionalista que utilice el bioregionalismo, como pieza principal del puzzle que supone el Confederalismo ecosocial

 Mientras pegue el sol en nuestros ojos, mientras se calienten los prados y montes de nuestra tierra serrana, esa música popular y castellana no morirá en el olvido, ya que es el viento amigo de la libertad el que mantendrá viva esa llama que nunca se ha de apagar…”

A mi pueblo, Lozoya del Valle ( Castilla)

Aquí dejo un enlace sobre un documental que trata el tema del concejo abierto: http://tv.dokult.com/blog/2012/11/concejo-abierto/

Leave a comment

Filed under Uncategorized

¿COMO ARTICULAR EL CONFEDERALISMO ECOSOCIAL EN EL ESTADO ESPAÑOL?

a través de ¿COMO ARTICULAR EL CONFEDERALISMO ECOSOCIAL EN EL ESTADO ESPAÑOL?

murray-bookchin-ocalan

Texto reeditado sobre teoría, práctica y posibilidades de la aplicación del Confederalismo Ecosocial en el Estado Español. Por la independencia total!

 

Nuestra historia pasada junto con la más reciente, nos invita a analizar y a teorizar sobre formas económicas, sociales y de organización política alejadas de las actuales.

Lo ocurrido en la Unión Soviética, las diferentes revoluciones marxistas en Sudamérica, la trayectoria política y estratégica de los partidos comunistas occidentales y no occidentales, junto con el fracaso de fórmulas mixtas como Syriza, nos sitúa en un contexto perfecto para articular alternativas al capitalismo desde otras ópticas.

Estas alternativas, deben partir a mi entender desde estructuras cercanas y de firme carácter asambleario; estas estructuras deben ser municipales y muncipalistas, es decir, deben entender la acción política desde parámetros locales y comarcales, enfocando la acción política en la coyuntura global.

Son varias las referencias tanto estatales como internacionales que nos ofrecen muletas en las que apoyarnos en cuanto a modelos político-organizativos post-capitalistas; por ejemplo, a nivel estatal podemos hablar de la gestión colectiva de terrenos ( dehesas boyales) o del concejo abierto. Ahora bien, si abrimos el mapa y miramos al horizonte internacional, encontraríamos referentes como los caracoles zapatistas o el confederalismo democrático kurdo, es este último concepto que bebe de la ecología social   una alternativa que sintetiza todo lo anterior como significante, y que se encuentra abierto como significado a seguir creciendo cualitativamente; me explico, el confederalismo democrático es un concepto permeable que se nutre de las ideas libertarias y decrecentistas ,siendo capaz de cohabitar él mismo, con movimientos post-petróleo como el de transición ,al igual, que con corrientes marxistas no autoritarias que rompen con conceptos como el del “partido único”o el de el “estado orgánico”; por todo lo anteriormente enunciado, es importante articular un modelo similar adaptado a la realidad de cada lugar pero con un germen o estructura extrapolable a nivel mundial, a mi modo de ver, el Confederalismo ecosocial es un proyecto holístico e integral que contiene un ADN comunitario ,pero que puede a su vez, adaptarse a las diferentes realidades culturales, siendo consciente dicho proyecto político de la situación ambiental actual, al igual, que de la herencia y presente de las luchas obreras y el socialismo libertario.

Es bastante importante mencionar que el confederalismo ecosocial y libertario no rehúsa de las estructuras organizativas, si no que lo que pretende por el contrario, es la “horizontalización” de las mismas, rompiendo, con la burocratización y verticalidad que nos impone el Estado-Nación actual.

C85O4x9WAAEmZb9

Posibilidades del Confederalismo ecosocial en el Estado Español; teoría y práctica

Obvio es que de la teoría a la práctica hay un gran trecho, y este trecho de lo teórico a lo práctico, es en lo que más han fallado las alternativas no capitalistas contrarias al marxismo autoritario. Por ello, en estas líneas intentaré esbozar de manera sencilla y muy sintética, en que consistiría la aplicación de la propuesta que representa el confederalismo ecosocial para los pueblos del Estado español.

Lo positivo y singular del confederalismo ecosocial es que no es una receta genérica que no tenga en cuenta la idiosincrasia de los pueblos, si no que por el contrario, es una alternativa política, social y económica que se puede aplicar desde diferentes escenarios, escenarios, que se pueden complementar si se dan las circunstancias oportunas .

El municipalismo libertario y autónomo es una herramienta fundamental con la que podemos plantear la construcción de un contra-poder que se enfrente a las estructuras municipales estatales; esta estrategia, tendría por objetivo difundir la causa ecosocial, además, de trabajar por la “horizontalización” de las estructuras político-sociales para la toma de decisiones, promoviendo la autoorganización popular y el asociacionismo autogestionado e independiente de los partidos políticos y sus estructuras jerárquicas, todo ello, mediante la creación de Centros Sociales de Participación popular.

 No debemos de olvidar que desde el municipio en sus diferentes contextos, épocas y fórmulas se gestaron revoluciones sociales como la de los Comuneros de Castilla o la de los artesanos de Lieja.

Por último y no menos importante, la aceptación por parte del grueso de la izquierda abertzale del proyecto socialdemócrata y “europeista”- junto con  su ausencia de renovación teórica-, el fracaso de Podemos y sus Candidaturas ciudadanas  como alternativas reales para un cambio estructural e integral  ,sumado, al descalabro que ha supuesto la apuesta de la CUP de desestabilizar lo hegemónico desde dentro de las instituciones catalanas, genera el caldo de cultivo perfecto para la presentación y aplicación de otros proyectos político-sociales que planteen una ruptura con el capitalismo y el Estado-nación, contextualizando el momento y la situación que vive el sur de Europa y la sociedad de sociedades que conviven en el Estado Español; el Confederalismo ecosocial es una propuesta de libre adhesión que se organizaría en torno a bio-regiones, por lo tanto, serían sus sujetos los que eligirían el tipo y la forma de relacionarse con el resto de comunidades humanas, este hecho significa por lo tanto, que  la propuesta que aquí se esboza es aplicable desde el minuto uno y no debe, si así se desea, ceñirse a los marcos actuales de los Estados-Naciones, pongo un ejemplo claro a continuación; es lógico y de sentido común, que las bio-regiones de Catalunya y Euskal Herriak compartan proyectos comunes con aquellas comunidades humanas que ligadas cultural e históricamente a los territorios anteriores, se encuentran a día de hoy, bajo la administración del Estado Francés. Dicho lo anterior, el anhelo del proyecto Confederal y ecosocial ha de ser la conformación de una red de redes de fraternidad y apoyo entre los diferentes pueblos del planeta, que duda cabe, que la proximidad es fundamental en ámbitos como el comercio o la gestión política, siendo conscientes, de que la realidad ambiental nos emplaza a un “decrecimiento en positivo” de todas las estructuras humanas.

Otros ejemplos prácticos para la construcción de la filosofía confederal-ecolibertaria pueden ser los siguientes:

La creación de asociaciones vecinales de carácter crítico que no se encuentren vinculadas con las estructuras estatales, los huertos urbanos de gestión colectiva, los centros sociales autogestionados, las plataformas civiles en favor de los derechos sociales, el trabajo y la labor que llevan a cabo sindicatos y proyectos políticos rupturistas a nivel estatal, y sobre todo y muy importante, la creación de una estructura de consumidoras/es y productoras/es de bienes y servicios que se encargue de presentar una alternativa al ocio y comercio capitalista, y que por lo tanto, genere una campaña de desobediencia económica y boikot a las grandes superficies, dicha realidad conllevaría la creación de una serie de puestos de trabajo que consolidarían una economía circular y ecosocial, la misma y como es obvio, al margen de la capital productivista.

En fin, esto no es más que un pequeño boceto de lo que puede ser un bonito cuadro que pintemos desde abajo entre todas y para todos.

 

La única manera de presentar una alternativa a la verticalidad y centralización de los Estados-Naciones radica en la construcción de una alternativa rupturista y a la vez pragmática, desde abajo y con la ecología social como punta de lanza; “La mayor virtud de un agente de cambio reside en la paciencia y el tesón”

 

 

Leave a comment

Filed under Uncategorized