¿Sobre qué trata “Nuevas Institucionalidades”?

Pedro A. Moreno egilearen argazkia, “Nuevas Institucionalidades, la apuesta organizativa del ecologismo integral” liburuarekin.

Foto del autor Pedro A. Moreno con su libro “Nuevas Institucionalidades, la apuesta organizativa del ecologismo integral“.

MÁS ABAJO EN CASTELLANO

EUSK:

ZERI BURUZKOA DA “NUEVAS INSTITUCIONALIDADES”?

Saiakera honen helburua Iberian bizi diren gizarteentzako beste bizi-esparru bat planteatzea da, gaur egun gizarte guztiei eragiten dieten gaiak kritikatzen dituzten paradigma zibilizatzaile berriak eraikitzeko dagoen beharra salatuz. Hona hemen horietako batzuk: gizarte modernoetan gertatzen den politika profesionala, bertikaltasuna edo autoritarismoa, ahaztu gabe gure ekosistemak pauperizatu eta suntsitzen dituen ondasun edo zerbitzuen ekoizpen jasanezin batera daraman kontsumo-eredua. Elementu horiek Iberiar Penintsulan bizi diren herrientzat bizimodu ona sortzeko kaltegarriak dira; izan ere, askotan Pirinioak gainditu eta lurralde-mugape horretatik haratago hedatzen dira.

Lan berri hau Ekologismo integrala, identitateak, justizia soziala eta desazkundea liburuaren bigarren zati zabaldua dela esan dezakegu. Proposamen berri honek, langile kooperatibismo konfederatu baten eskutik, herri-klaseei gertuagoko eta errotik demokratikoagoak diren beste erakundetze batzuk eskaini nahi dizkie. Konfederazio Sindikal berria edo Sare Sindikal berria gu autogobernatzeko esparru soziopolitiko berria bihurtuko litzateke, eta aldi berean eta Herri Batzorde Sindikalen egituran parte hartuko duten kontsumo eta ekoizpen kooperatibei esker, autonomia bat lortu arlo ekonomikoan eta zerbitzuen arloan, ezinbesteko alderdiak baitira.

Ekologismo Integralaren antolamendu-alternatiba da ezker soziologikoari geratzen zaion aukera bakarra planetaren behin betiko kolapsoa saihesteko, eta aldi berean, langile-klasearentzat eta herrientzat proiektu bat sortzen du, non justizia soziala, lan-esplotaziorik eza eta baliabide naturalen bidezko banaketa aurkezten diren, eta ez ezinezkoa dena lortzeko “sirena-kantu” gisa. Hori guztia eskuratzeko, ezinbestekoa izango da ekonomia arloan teoria dekrezentista aintzat hartzea; izan ere, Iparraldean desazkunderik gabe eta gure bizi-jarraibideak (elikadura, turismoa edo kontsumoa eremu guztietan) aldatu gabe, ezinezkoa izango da nahitaezko migrazioak, eskuin muturraren gorakada edo kolapso sozioekologikoa saihestea.

Nire aurreko liburuan gertatu zen bezala, proiektu berri honek gertu sentitzen ditudan bi lekuen eragina du, eta haiekin identifikatzen naiz. Alde batetik, nire sorterria eta sozializazioa dago -Gaztela-, eta beste alde batetik nire harrera-lurraldea dago, eta gaur egun bizi naizen lekua, Nafarroa. Horregatik, bi lurraldeak aipatuko ditut maila geografikoan antolamendu-proposamena garatzeko orduan. Lurralde-mugaketa honen helburua Euskal Herriko eta Gaztelako herriei proposamen zehatz bat aurkeztea da. Honako hau eskualdetik eta udalerritik abiatzen den proiektu hegemonikoaren ordezko proiektua da, estatu-nazioaren eta autonomia-erkidegoen logikari aurre egin nahi diona; maila politikoan ere behera egingo duena, hurbiltasuneko eta herrien zerbitzurako politika eraiki ahal izateko.

Liburu hau hainbat bloketan banatuta dago, eta honako gai hauek jorratzen ditu: eredu kurdua Mendebaldean aplikatzea, Covid-19aren krisia, gai nazionala eta euskal gatazka, bizitzaren garestitasuna, manipulazio mediatikoa, kultura eta lurraldetasuna edo egungo sistema-mundutik urrunduko gaituzten eta ekologia sozialera, demokrazia komunalera edo feminismora hurbilduko gaituzten gizarte-eredu berrien sorrera.

Azkenik, hemen azaltzen dena –nahiz eta Gaztela eta Euskal Herrira bideratuta egon – proposamen multzo bat besterik ez da, zalantzarik gabe Mendebaldeko gainerako herrietara eraman daitekeena.

Non lortu liburua?

http://npqeditores.com/producto/nuevas-institucionalidades/

Liburu denda gehiagotan eskuragarri:

https://www.todostuslibros.com/busquedas?keyword=Nuevas+institucionalidades+Moreno+Ramiro%2C+Pedro+A.+Npq+Editores+9788419440006

CAST:

Este ensayo tiene como objetivo plantear otro marco de vida para las sociedades humanas que viven en Iberia, denunciando la necesidad que existe de caminar hacia la construcción de nuevos paradigmas civilizatorios que critiquen cuestiones que actualmente son inherentes a todas las sociedades humanas. Algunas de ellas serían: la política profesional, la verticalidad o el autoritarismo que se da en las sociedades modernas, sin olvidar el modelo de consumo que lleva a una producción de bienes o servicios insostenible que pauperiza y destruye nuestros ecosistemas. Todos estos elementos son contraproducentes para generar una “buena vida” para los pueblos que viven en la Península ibérica, los cuales en muchas ocasiones traspasan los Pirineos y se extienden más allá de esta demarcación territorial.

Podemos enmarcar este nuevo trabajo como la segunda parte ampliada del libro Ecologismo Integral, identidades, justicia social y decrecimiento. Esta nueva propuesta pretende, de la mano de un cooperativismo obrero confederado, ofrecer a las clases populares otras “institucionalidades” más cercanas y radicalmente democráticas donde la nueva Confederación Sindical o Red Sindical se convertiría en ese nuevo marco sociopolítico donde autogobernarnos. Consiguiendo a la vez y gracias a las cooperativas de consumo y producción que participarán en la estructura de las diferentes Juntas Sindicales Muncipales, una autonomía en materia económica y de servicios, aspectos indispensables para independizarnos como clase.

La alternativa organizativa del Ecologismo Integral se sitúa como una de las pocas opciones que le quedan a la izquierda sociológica para esquivar su domesticación o no colapsar definitivamente el planeta, creando, al mismo tiempo, un proyecto para la clase trabajadora y los pueblos donde la justicia social, la NO explotación laboral y la repartición justa de los recursos naturales se presenten como un hecho en sí mismo, que no como un “canto de sirena” a lo imposible e inalcanzable. Para conseguir todo esto será fundamental acoger en materia económica la teoría decrecentista y es que, sin un decrecimiento en el Norte y un cambio en nuestras pautas de vida (alimentación, turismo o consumo en todas sus esferas), será imposible evitar las migraciones forzosas, el auge de la extrema derecha o el colapso socioecológico.

Como ya sucedió en mi anterior libro, este nuevo proyecto está influenciado por los dos sitios que siento como cercanos y con los que me identifico. Por un lado, está mi tierra de nacimiento y socialización primaria -Castilla- y, por otro lado, está mi tierra de acogida y donde vivo actualmente, Nafarroa. Por ello, haré mención a los dos territorios a la hora de desarrollar la propuesta organizativa a nivel geográfico. Este acotamiento territorial tiene como objetivo presentar una propuesta concreta a los pueblos de Euskal Herria y Castilla. Un proyecto alternativo al hegemónico que parte de la comarca y el municipio frente a la lógica imperante del Estado-nación y las Comunidades Autónomas; decrecer también a nivel político para poder edificar una política de cercanía y al servicio de los pueblos.

Este libro está dividido en diferentes bloques que abordan cuestiones que van desde la aplicación del modelo kurdo en Occidente, la crisis del Covid-19, la cuestión nacional y el conflicto vasco, la carestía de la vida, la manipulación mediática, la cultura y la territorialidad o la fundación de nuevos modelos sociales que nos alejen del sistema-mundo actual y nos acerquen a la ecología social, la democracia comunal o el feminismo.

En último lugar, lo que aquí se expone -pese a estar enfocado en Castilla y Euskal Herria- no deja de ser un conjunto de propuestas que se pueden trasladar, sin ningún género de dudas, al resto de pueblos de Occidente.

¿Dónde conseguir el libro?

http://npqeditores.com/producto/nuevas-institucionalidades/

Disponible en más librerías:

https://www.todostuslibros.com/libros/nuevas-institucionalidades_978-84-19440-00-6

Leave a comment

Filed under Uncategorized

    EL PROBLEMA TERRITORIAL “ESPAÑOL”

                 Y ALGUNA DE SUS POSIBLES SOLUCIONES

                  DESDE LA IZQUIERDA ECOSOCIAL

Negar que en el siglo XXI existe un grave problema con la identidad y la territorialidad del Reino de España es cuanto menos absurdo. La ruptura emocional que se ha tejido con una gran parte de la sociedad catalana tras la represión sufrida el 1 de octubre de 2017, las tensiones que se han vivido durante décadas en Euskal Herria de la mano de un conflicto político y armado, la consolidación de la “esquerda independentista” en Galicia o la no menos determinante aparición de Podemos -como partido político de ámbito estatal que venía a trastocar el Régimen, pero que finalmente lo ha apuntalado de la mano de sus proclamas unionistas y socialdemócratas-, han supuesto las bases necesarias para confirmar la crisis sin precedentes que vive la identidad española y lo difícil que resulta contestar a la siguiente pregunta: ¿Quiénes son y quienes no españoles/as?. Por si fuera poco, a todo esto hay que sumar que territorios que siempre han sido fieles a la idea de España, como Andalucía o Asturias, comienzan a distanciarse de la misma de la mano de diferentes contextos coyunturales.

Esto último que digo lo sustentó en dos procesos históricos. En el caso de Asturias,  han sido las reivindicaciones por la oficialidad de la lengua asturiana las principales causantes de la crisis identitaria que se ha vivido en ese territorio y que ha conllevado, el no menos importante, alejamiento de muchas asturianas de la identidad española debido a las reacciones que se han producido en algunos puntos del Reino de España o de sus partidos políticos hegemónicos, respecto a esta iniciativa. En el caso de Andalucía, aunque este proceso se vincula estrictamente al ámbito electoral, la consecución de 2 parlamentarios/as y el 4,58% de los votos por parte de Adelante Andalucía, una fuerza que se autoproclama andalucista y que plantea un conflicto centro-periferia, supone la constatación de la aparición de un soberanismo andaluz con cierto músculo y un obstáculo más para una idea de España, que aunque malherida, algunos reaccionarios intentan sacralizar (VOX).

Es imprescindible destacar al hilo de este debate, que en este momento de colapso identitario que vivimos en el Estado español, puede ser la futura participación de una parte de la sociedad castellana en esta crítica a la idea de España, lo que finalmente pueda acabar inclinando la balanza hacia los pueblos del Estado, “rematando de muerte” a un imaginario colectivo español que consume el alma de Castilla para alimentar a un cuerpo moribundo que se sustenta en la negación de la diversidad y que desde hace siglos utiliza a los y las castellanas como chivo expiatorio o escudo defensivo frente a vascos, catalanes o gallegos.

Podemos afirmar que la idea moderna de España existe, según la concebimos, a partir del siglo XIX, en este sentido debemos de indicar, sin miedo a equivocarnos, que el primer conato de colapso al que se enfrentó “la idea de España” viene de la mano de la crisis que sufrió el Reino de España con la pérdida de Cuba y Filipinas en el año 1898.

Ahora bien, si queremos hablar de dónde surgen las identidades culturales que conviven actualmente en la Península Ibérica, tenemos que hablar de la invasión de los musulmanes o la posterior Reconquista. Ya que fue en este periodo histórico que abarca desde el año 711 al 1492 de nuestra era, donde podemos apreciar la conformación de las culturas populares (que a día de hoy perviven en diferentes grados), los límites naturales de las mismas o la relación existente entre las diferentes comunidades humanas de la mano de las políticas de repoblación de los reinos cristianos de la época. Si rebobinamos la cinta que representa la historia y nos situamos al inicio del periodo al que hago mención al principio de este párrafo, tenemos que indicar que fueron el Reino Astur y la Marca Hispánica -este segundo ente territorial surge como frente defensivo del Imperio Carolingio frente a los omeyas-, los gérmenes de lo que al oeste paso a ser Castilla y León y lo que más hacia el este supuso la conformación de Navarra, los Condados Aragoneses y los Condados catalanes. 

Esto que digo, se constata culturalmente en lo que se refiere a Asturias y León. Ya que son esos lazos histórico-culturales los que han provocado que ambos territorios compartan un idioma común, el asturleonés. Lengua la que, por cierto, alimenta a unos de sus dialectos, el extremeñú -se habla en el extremo noroccidental de ese territorio ibérico-. No confundir a este dialecto del asturleonés con el castúo, lengua extremeña que se hablaba en la zona más oriental de Extremadura y que era una derivación del castellano. Este hecho, tenía que ver con que esta zona de Extremadura fue conquistada definitivamente por el Reino de Castilla y no por el de León, pasando a formar parte de la “Extremadura castellana”. Como se aprecia en el mapa que aporto a continuación, la “Extremadura castellana”, albergaba territorios que iban más allá de lo que actualmente entendemos como Extremadura.

Fuente de la imagen: es-academic.com

Volviendo al origen de todo lo que comento, podemos poner el foco de la conformación de las identidades culturales actuales entre el siglo X-XI hasta más o menos el siglo XIII (con excepción de la cultura andaluza).

En el siglo X nos encontrábamos en la Península Ibérica con los reinos de León, el Condado de Castilla (que luego sería reino tras su independencia de León), el Reino de Navarra, el Condado de Ribagorza, el Condado de Aragón, el Condado de Sobrarbe, los Condados catalanes y el Califato de Córdoba. Si seguimos avanzando en esta peculiar máquina del tiempo y nos situamos en el siglo XI, podemos hablar del Reino de León, el Reino de Castilla, el Reino de Navarra, el Reino de Aragón, los Condados Catalanes y la zona bajo control musulmán.

Más adelante, en siglo XII y basándonos en el mapa que aporto a continuación, podemos hablar de una realidad sociocultural que se nos empieza a parecer y mucho, a la que tenemos en la actualidad.

Fuente del mapa: Actticsociales

Como podemos apreciar se ve claramente hacia donde avanzan los diferentes reinos y, por lo tanto, las culturas que portaban estos reinos. Portugal y respetando su frontera con León se dirigiría hacia el Alentejo y el Algarve en dónde se instauraría el portugués. León hacia una parte de Extremadura donde se edificará el extremeñú, Castilla hacia la Mancha y hacia la parte más oriental de la Extremadura castellana, territorios en los que se asentaría la lengua castellana. La Corona de Aragón, por su parte, avanzaría hacia las Baleares y la costa valenciana, donde se hablaría catalán, ya que las campañas y las posteriores repoblaciones fueron principalmente de catalanes, a excepción del interior de Valencia, que fue repoblado por aragoneses. En lo que respecta al Reino de Navarra, este se quedó encajonado entre Castilla y Aragón, lo que imposibilitó que este reino pudiese continuar su extensión hacia el sur. Galicia, pese a enmarcarse dentro del Reino de León- como vemos en el mapa- y posteriormente en Castilla, mantuvo su cultura, lengua e idiosincrasia muy similar a la portuguesa con el paso de los siglos. Por último, Andalucía, y sobre todo su parte más oriental, la que estuvo durante aproximadamente unos 700 años bajo dominio sarraceno, ha supuesto que este enclave del sur de Europa sea el territorio de la Península Ibérica que más influencia musulmana encierra; el flamenco o sus construcciones arquitectónicas, pueden ser algunos de los ejemplos más recurrentes de este influjo de corte árabe y norteafricano.

Por todo ello, y tras un repaso muy rápido de nuestra historia colectiva, podemos afirmar que existen en la Península Ibérica y sus territorios colindantes, encajes territoriales alternativos al español, que sean más abiertos con la diversidad de sus gentes y más naturales en cuanto a los diferentes rasgos socioculturales de los pueblos que malviven bajo la suela del Reino de España o del Estado republicano francés.

La propuesta territorial que llevo a cabo desde el Ecologismo Integral, tiene sus sujeciones principales en el comunalismo de Bookchin y en las posteriores derivaciones que realiza Öcallan desde el Confederalismo Democrático y la Nación Democrática. Este último concepto me resulta muy interesante, ya que desde la diversidad, pero también desde la historia común y la convivencia en espacios compartidos, la Nación Democrática presenta una alternativa a la idea de España que se sustenta en la libre adhesión a este proyecto, la tolerancia y el entendimiento para poder construir comunidades desde la diversidad en materias como la étnica o la religiosa. Si a la pluralidad cultural que de por sí existe en la Península Ibérica, le sumamos los movimientos migratorios internacionales de finales del siglo XX y  principios del XXI, lo que aquí planteo cobra más sentido aún si cabe.

En definitiva, la división territorial de las diferentes Federaciones y Confederaciones que propongo se enmarcarían en la lógica del bioregionalismo y supondrían un intento de sobrepasar al Estado-Nación español como estructura vertical, patriarcal, antiecológica y desarrollista. Construcciones humanas que sustituirán a las Comunidades Autónomas por las Comarcas y a los Estados-Nación por las Federaciones y las Confederaciones de libre adhesión -de esto hablo en el libro “Nuevas Institucionalidades”, la apuesta organizativa del ecologismo integral-. Estas nuevas estructuras sociopolíticas libres y ecológicas se asentarían desde el contrapoder y las redes alternativas de consumo, producción y trabajo cooperativo. Siguiendo el mantra de que “no existe mayor carro de combate que el de la compra” o de que “frente a un proletariado organizado en redes de consumo y producción, no hay ley del mercado que les socave su autonomía e independencia”.

PROPUESTA DE CONFEDERACIONES TERRITORIALES PARA LA PENÍNSULA IBÉRICA Y TERRITORIOS LIMÍTROFES 

Confederación Galaico-portuguesa: Federación Gallega, Federación Portuguesa. *posibilidad de incorporación a esta Confederación de los municipios extremeños más occidentales de cultura portuguesa (ejemplo: Olivenza), la comarca de El Bierzo o la Alta Sanabria en la actual provincia de Zamora

Confederación AsturLeonesa: Federación Asturiana, Federación Leonesa, Federación Zamorana, Federación Salmantina. Posibilidad de introducir en este encaje territorial a los municipios más noroccidentales de Extremadura donde se habla extremeñú que es una variación del asturleonés. ¿Federación Cántabra?

Confederación Vasca: Federación Navarra, Federación de Bizkaia, Federación de Alava, Federación de Gipuzkoa, Federación de Lapurdi, Federación de Zuberoa, Federación de Behera-Nafarroa. ¿Federación Riojana?.

Confederación Aragonesa: Federación de Zaragoza, Federación de Huesca, Federación de Teruel y posible adhesión de las comarcas valencianas con cultura aragonesa: Alto Mijares, Alto Palancia, Los Serranos,  Rincón de Ademuz, Hoya de Buñol.

*sea como fuere, algunos municipios de estas comarcas pueden tener rasgos y toponimia catalana, por lo que serán los diferentes municipios los que deberán de escoger el encaje en el que desean ubicarse, o bien Aragón o bien Valencia.

Confederación de los Países Catalanes:  Federación de Lleida (a excepción del Valle de Arán), Federación de Tarragona, Federación de Barcelona, Federación Valenciana (Castellón, Valencia, Alicante – comarcas de influencia catalana-), Federación de las Islas Baleares y por último la Federación de la Franja Aragonesa. 

Confederación Castellano-Comunera: Federación de Castilla Norte: Burgos, Palencia, Valladolid y Soria. Federación de Castilla Central: Segovia, Ávila, Madrid, Guadalajara. Federación de Castilla Sur: Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete. Son las provincias citadas anteriormente, los territorios que desde un punto de vista histórico y cultural podemos denominar como genuinamente castellanos. Ahora bien, igual que en los Países Catalanes existe una cultura matriz ubicada en la actual Cataluña y de ahí, tras la reconquista, las posteriores repoblaciones y el paso de los siglos, se ha construido el relato de los Países catalanes que incorporan a Valencia o las Islas Baleares en su proyecto político por tener una cultura catalana, se puede decir que si extrapolamos el caso catalán a Castilla y partiendo de una misma lógica histórica y cultural, con la reconquista y las repoblaciones, han surgido pueblos que sobre la base de una cultura matriz castellana se han hecho así mismos y con el paso de los siglos han construido su propia realidad cultural. Estos territorios a los que me refiero serían la Región de Murcia y las Merindades extremeñas de Plasencia, Trujillo y Medellin y aquellos otros municipios extremeños sin influencia leonesa que existen en ese territorio.

Por otro lado, y siendo consciente de las peculiaridades que encierra Castilla y su construcción como comunidad política, podemos hablar de lugares de Salamanca, como Béjar, por poner un ejemplo, o de Valencia, como la comarca de Requena y Utiel, que son cultural e históricamente castellanos. Ahora bien, serán sus pueblos y comarcas los que decidan si forman parte de la Confederación Castellano-Comunera, de la Confederación Leonesa o de la Confederación de los Países Catalanes. Algo similar ocurre con la Federación de La Rioja o de Cantabria, las cuales deberán de optar por encajar dentro de la Confederación Castellano-Comunera o hacerlo en la vasca o asturleonesa respectivamente.

Confederación Andaluza: Federación Andaluza Occidental (Cádiz, Huelva y Sevilla), Federación Andaluza Norte (Jaén y Córdoba), Federación de Granada (Granada, Almería y Málaga). 

*al ser confederaciones y federaciones de libre adhesión y en caso de conflicto, serían las diferentes comarcas o municipios los que elegirían su adhesión a una u otra demarcación territorial sobre la base de sus intereses individuales y sus compromisos políticos colectivos con otros territorios.

Conclusiones:

En definitiva, esta propuesta intenta ser una alternativa al monolito inamovible que representa la idea de España, una idea que niega la diversidad y se sustenta en la imposición del castellano al resto de pueblos del Estado. Sin olvidar lo negativo que encierra que este constructo político y burocrático fundamente sus cimientos y, por lo tanto, su existencia, en un modelo económico que no fomenta la soberanía en los territorios, plegándose vergonzosamente a la dependencia exterior de elementos alimentarios, energéticos, etc. Por no hablar, que hace décadas que el Estado español se ha convertido en una colonia vacacional para “los europeos de bien” del norte del continente y en un centro logístico de exportación de alimentos “ecológicos” y no ecológicos al centro y norte de Europa. Una Europa que por cierto, no beneficia a los pueblos del sur o este de Europa, sino a los poderosos de las finanzas y a los pueblos del norte y centro de Europa. Un ejemplo de esto, lo vemos en como pese a tener sueldos más altos en Alemania, los precios de productos básicos, de ocio o restauración son similares en Madrid y Berlín.

¿El último desproposito del Estado español a sus pueblos?, pese a ser necesario en términos absolutos, los planes en materia de ahorro energético que ha presentado recientemente el gobierno español, se fundamentan en recortar a las gentes de Iberia con el objetivo de vender el ahorro energético de estas, a los países del centro y norte de Europa que en este próximo invierno necesitarán de la ayuda del sur de Europa para salir del atolladero en el que están metidos debido a la guerra ruso-ucraniana.

Con el Federalismo y el Confederalismo de libre adhesión en el ámbito de la macro política y el municipio y la comarca en el ámbito de la micropolítica, tenemos la oportunidad como sociedad civil organizada de no colapsar los ecosistemas construyendo una alternativa desde la horizontalidad y la no burocratización. Una sociedad burocrática e inmovilista a la par que depredadora que ya se cuestionó en aquel Mayo del 68 francés y que, sin duda alguna, vuelve a tocar cuestionar en mundo en pleno colapso, donde la vida es cada vez es más precaria, las migraciones forzosas son el pan nuestro de cada día y la crisis climática asoma su cabeza con cada vez más fuerza evidenciando la destrucción de nuestro territorio, sin olvidar, el ascenso y la consolidación de las teorías ecofascistas y de los movimientos reaccionarios de extrema derecha en Occidente que coinciden con la consagración del islamismo ultra en el mundo árabe y del Magreb.

En Iruña a 2 de agosto de 2022

Leave a comment

Filed under Uncategorized

EL MODELO EDUCATIVO NAVARRO, UN EJEMPLO DE SEGREGACIÓN

Fuente de la imagen: Diario de Navarra

Según el INE de 2022, en Nafarroa viven 73113 personas extranjeras. Este dato pone sobre la mesa la importancia del colectivo extranjero en este territorio y digo extranjero y no migrante, porque dentro de estos datos también se encuentran reflejadas a personas que viven en esta tierra, pero que son de países occidentales, aunque es cierto, que este último grupo supone una minoría a nivel porcentual. Bien, si nos centramos en la cuestión que vamos a abordar: la segregación en el sistema educativo navarro, podemos decir, sin lugar a dudas, que el mismo poco tiene de inclusivo o integrador, todo lo contrario, hablar de educación en Nafarroa supone hablar de segregación y “guetificación” por cuestión étnica o de origen. Aunque oficialmente existen cuatro modelos educativos: A, B, D, G ; podemos decir a rasgos generales, que en Nafarroa existen dos modelos mayoritarios, el de castellano y el de euskera, es decir, el A y el D. Esto en una gran parte del territorio- Zona norte y Zona central-, ya que tenemos que tener en cuenta que por culpa de la zonificación lingüística el euskera no se puede aprender en una parte considerable del territorio navarro. Si hablamos de zonificación a nivel educativo en cuanto al modelo idiomático de la enseñanza navarra, tenemos que referirnos a 3 zonas: la vascófona, la mixta y la no vascófona.

Pues bien, si hablamos del modelo educativo en la Zona Mixta, que por cierto es la que más población concentra al estar en esta franja territorial la Comarca de Iruñerria, tenemos que hacer alusión a la fuerte segregación que vivimos en los colegios e institutos. Solo hay que darse una vuelta por los patios de los coles que imparte las clases en castellano en los barrios iruindarras de la Rotxapea o Arrosadia , entre otras zonas de la capital navarra, para ver con tus propios ojos y sin exageraciones como un 70% o 80% de los y las niñas que allí estudian son de origen extranjero o de etnia gitana. Mientras, que si, por el contrario, uno se pasea por los patios de las ikastolas públicas, donde se dan las clases en euskera, nos topamos con un origen muy distinto de los usuarios de estos centros: más del 90% de los y las niñas que van a estas ikastolas son de origen vasconavarro. En este contexto poco óptimo para la convivencia, también nos topamos con situaciones en las que pese a que los padres y madres, sociopolíticamente, se sienten nacionalistas españoles, prefieren llevar a sus hijos e hijas al modelo D que al modelo lingüístico en castellano para que sus hijos e hijas no se mezclen con las navarras de origen foráneo. En último término, tenemos a la gente foral y española de “pelas” que lleva a sus hijas e hijos a la enseñanza privada bilingüe: en inglés y castellano. Esto mismo que escribo, con respecto a la enseñanza primaria de la escuela pública, se puede trasladar a la educación secundaria navarra sin ningún tipo de problemas, por lo que me limitaré a extrapolar lo anteriormente explicado al siguiente escalón en la formación de los y las navarras más jóvenes.

Las problemáticas derivadas de esta nefasta gestión educativa por parte de los sucesivos gobiernos de Navarra, las veremos de manera más clara en los próximos diez años. Aunque ya es fácil, encontrarse con cuadrillas de niños y adolescentes conformadas únicamente por personas de origen extranjero en algunos barrios de Iruñea. Este fenómeno se puede apreciar principalmente en aquellos lugares que cuentan con una mayor población extranjera, como por ejemplo: San Jorge/Sanduzelai,  Milagrosa/ Arrosadia o  Rochapea/Errotxapea. Esta situación supone el comienzo de una sociedad segmentada y fallida al estilo “estadounidense” o “francés. De asentarse con el paso del tiempo este contexto socio educativo, nos encontraríamos, casi con total seguridad, con la aparición de diferentes bandas de diferente índole, dónde, también, tendrían hueco y cabida los grupos y organizaciones ultras de extrema derecha a la “navarra”, sin olvidar, el ascenso progresivo y la normalización de bandas según el origen étnico.

Por poner un ejemplo de este contexto de segregación que ya estamos viviendo, podemos hablar de las fiestas del barrio iruindarra de Arrosadia, celebradas en el primer fin de semana de junio. En este evento popular, como en otros similares, se puede comprobar de primera mano, como en un barrio que tiene un gran porcentaje de población migrante, la asistencia de este colectivo de personas a la zona de txoznas es residual por no decir nulo.

¿Qué podemos hacer para evitar la segregación lingüística en Nafarroa?

Desde mi punto de vista, y para evitar esta segregación que se da con motivo del idioma en que se cursan los estudios, se debería de aplicar un mismo modelo lingüístico en todo el herrialde. Este modelo educativo que propongo debería de ser en un 80% en lengua vasca, dedicando el  20% restante, a la enseñanza del castellano y una lengua extranjera (inglés o francés). A muchas personas les sorprenderá  esto que sugiero y pensaran que con una medida de estas características se podría perder el castellano en Nafarroa, eso sin tener en cuenta, que muchas otras “soltarían por su boquita” todo tipo  perogrulladas ante una propuesta como la que aquí se defiende. Ahora bien, si algo hemos aprendido en Iruñerria, es que cursar la enseñanza primaria, secundaria o incluso universitaria en euskera, no conlleva que con la cuadrilla o con familiares se deje de utilizar el castellano y es que, el castellano está muy vivo en la Comarca de Pamplona, pero también la lingua navarrorum. Una lengua vascona, que deberían de poder aprender por derecho todas las navarras desde Bera a Cintruénigo. Solo de esta manera, construyendo un modelo educativo común y para todas en la Escuela Pública Navarra, tendremos la oportunidad de construir en Nafarroa una sociedad inclusiva, abierta y donde la integración se convierta en la piedra angular de nuestro proyecto social.

Seguramente y para finalizar, serán muchas personas las que me dirán que esta propuesta es una locura de aplicar en la Ribera, en mi opinión y como ya he defendido en este texto, la propuesta debería de ser para toda Nafarroa. Ahora bien, sería inteligente como pieza clave para la futura negociación, que en un primer momento fueran los municipios situados en la Zona Mixta los que se acogiesen a esta medida, al igual que aquellos de otras zonas de Nafarroa, que así lo demandasen para sus hijos e hijas. Respetando escrupulosamente de esta forma, la voluntad democrática de las gentes de la Ribera navarra. Eso sí, en la Zona Mixta, la necesidad de poner solución al problema de segregación étnico-social que vivimos nos invita a tomar medidas urgentes en favor de la inclusión y de la integración de las personas de origen migrante y las alumnas de etnia gitana. De no ser así, entre otros problemas que ya he descrito, que no nos extrañe ver en unos 10 años a chavales de origen extranjero educados en el modelo A, votando a opciones de la extrema derecha españolista (estilo VOX), con el fin de no verse perjudicados laboralmente por las medidas pro euskera o de inmersión lingüística en las que se ha avanzado en las últimas décadas.

En Iruñea a 9 de junio de 2022.

Fuentes consultadas:

https://www.educacion.navarra.es/web/dpto/modelos-linguisticos

Leave a comment

Filed under Uncategorized

El Tesoro de Zaldibar

Ahora puedes escuchar el contenido relacionado con el Blog: El Rincón de Martinico/ Martinikoren Txokoa en el siguiente enlace: https://podcasters.ivoox.com/#/content. Un proyecto que surgió con una serie de amigos y que actualmente, lo gestiono yo hasta que los promotores, entre los que me incluyo, tengan de nuevo el tiempo necesario para participar en el podcast. Mucha atención al contenido de este podcast, tanto el pasado como el más actual y el que vendrá…
¿Cómo podemos definir al Tesoro de Zaldibar?
Es un podcast que trata sobre cuestiones políticas, históricas, económicas o territoriales desde el Ecologismo Integral. Contacto: eltesorodezaldibar@gmail.com

Leave a comment

Filed under Uncategorized

RECORDAR EL 23 DE ABRIL PARA CONSTRUIR COMUNIDAD EN CASTILLA

Fuente de la imagen: El Rincón de Martinico/Martinikoren Txokoa

El día 23 de abril no es solamente el día de la matria castellana, este día simboliza también, tanto para autóctonas como foráneas de esta tierra, un grito de libertad y un soplo de aire fresco que viene de lejos, ni más ni menos que de principios del siglo XVI. Allá por los años 1520-1521, se gestó en Castilla una revolución social que supuso que pensadores de la talla de Karl Marx dedicaran atención y una serie de artículos en el New York Daily Tribune, a aquel alzamiento transformador que pretendía subvertir la realidad hegemónica que representaba el imperialismo español de Carlos V. Un proyecto político, el del imperialismo español, que tenía como objetivo borrar Castilla como pueblo y sujeto revolucionario, para así poder comenzar a edificar los cimientos del Imperialismo español a partir de las cenizas que acarreó la derrota que se produjo en Villalar de los Comuneros el 23 de abril del año 1521.

Si hablamos de aquella derrota que recordamos en estos días, en el imaginario colectivo suelen imperar figuras como las de Padilla, Bravo, Maldonado o María Pacheco, pero hubo otros como Juan de Zapata, el cual me vais a permitir que recuerde como castellano de la ciudad de Madrid, y que en 1520 acudió con sus tropas a socorrer la ciudad de Segovia, y es que, por mucho que los ingenieros sociales del Estado español hayan querido erradicar la castellanidad de la capital del Reino de España, la ciudad y Región de Madrid no se pueden entender sin su historia colectiva al calor de los pueblos de Castilla. Por eso, somos muchas las madrileñas que celebramos este día como nuestro día, alejándonos de festividades artificiales y pretenciosas como la del 2 de mayo (Día de la Comunidad de Madrid).

Es fundamental, cuando hablamos de lo que buscaba la Santa Junta, hacer entender a aquellas personas críticas que intentan desprestigiar la Revolución de las Comunidades tildándola de burguesa, el carácter popular y de base que tuvo este hito histórico, por no hablar del siglo en el que se gestó. Esto último que digo se torna en imperativo, ya que no podemos juzgar los acontecimientos que se produjeron en el siglo XVI con las gafas de ver la realidad que tenemos en el siglo XXI.

Más allá de los matices o las pegas que podamos poner al proceso rupturista que se vivió en la Guerra de las Comunidades de Castilla, lo que está claro es que supuso un cambio en la forma de entender la política de la época, debido a que los comuneros pretendían subvertir el orden vigente poniendo al  Reino por encima del rey y así poder someter a este último a las cortes de Castilla. Es más, el programa político de los comuneros tenía como objetivo colocar en el centro de la vida a las comunidades y, por lo tanto, tenía por fin el cuestionamiento del organigrama feudal. Se mire como se mire, lo que comenzó en 1520 y terminó trágicamente en 1521, supuso una revolución social para la Europa de la época.

La lucha de las Comunidades también tuvo un toque inter-pueblos, debido a que no solo lo que entendemos como la “Castilla política” participó en esta rebelión contra el poder imperial de Carlos V, ciudades como Murcia, Úbeda, Jaén, Zamora o León lucharon codo a codo con los castellanos, aunque es verdad que, a excepción de estos pueblos del norte de Andalucía que he mencionado anteriormente, la mayor parte del territorio andaluz se mantuvo leal al Reino Imperial español. Por el contrario, otros territorios como la Comunidad Autónoma Vasca, Asturies o Galiza, pertenecientes en esta época al Reino de Castilla, participaron en esta contienda de manera leve o directamente no participaron. 

El clima sociocultural que se vivió en la Revolución de las Comunidades de Castilla deja abierta la puerta a la Nación Democrática, propuesta ideológica teorizada por el pensador kurdo Abdullah Öcalan. Esta teoría política se basa en la construcción de estructuras de autogobierno en entornos plurales a nivel cultural, étnico o religioso. Situación que se da en el Kurdistán, pero que también con nuestras peculiaridades vivimos en Castilla, donde lugares como Madrid suponen una realidad social y cultural más plural y diversa que la que se da en otros lugares del país. Esto mismo que sucede con Madrid y donde sería válida la propuesta de la Nación Democrática, podría extrapolarse a otros territorios, que con sus peculiaridades, han tenido una fuerte relación con la historia de Castilla. Eso sí, siempre desde lógicas confederales y donde las personas vivan como seres libres e iguales. Todo ello con el objetivo final de construir una sociedad radicalmente democrática que consiga superar al Estado-nación y a la modernidad capitalista. Con esto que digo, no afirmo ni desmiento que este deba ser el camino que ha de tomar Castilla, solo indico una posibilidad, teniendo en cuenta la diversidad ya no pasada, sino actual, de esta tierra. Por ello, veo en la Nación Democrática kurda un bote salvavidas para el asentamiento y la defensa del proyecto comunero en este siglo XXI, adaptándolo obviamente a nuestra realidad sociocultural.

Este 23 de abril de 2022 volveremos a celebrar, al son de dulzainas y tamboriles, la gesta que intentaron llevar a cabo las gentes de Castilla allá por el año 1521. Un pasado que, en estos tiempos reaccionarios donde en Castilla VOX, Ayuso, Mañueco o García-Paje hacen y deshacen a su antojo nuestra tierra, se antoja como imprescindible la hora de la esperanza, el tiempo de la Comunidad o lo que es lo mismo y traducido al lenguaje contemporáneo, el momento de superar las fronteras que nos impusieron las autonomías surgidas del Régimen del 78. Solo de esta manera podremos volver a prender la yesca que nos ilumine el camino hacia la construcción de una confederación comunera que independice a las gentes de Castilla con mayúsculas.

Cooperativismo + Concejos + Comunal + Ecología social + Feminismo + Socialismo Libertario + Confederalismo Democrático:  COMUNIDADES DE CASTILLA.

Escrito con motivo del día 23 de abril de 2022 en Iruñea, Nafarroa.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

ABERRI EGUNA 2022

EUSK: Euskal Herriak izan zuen lehen subjektu politikoa, ikuspuntu soziopolitiko batetik, Nafarroako Erresuma izan zen. Horregatik, EAJren perspektiba historikoaren faltaren aurrean, gaur kateak dituen baina koroarik ez duen Nafarroa aldarrikatzen dugu, Nafarroa ekologista eta subiranoa, azken batean, Nafarroa feminista eta erabat soziala, Euskal Herrian bizi eta lan egiten duen jendearentzat etorkizuna eraikiko duena, “erakundetze berri” batzuetatik abiatuta.

#KonfederalismoDemokratikoa

#AberriEguna2022

CAST: El primer sujeto político del que dispuso el pueblo vasco, fue el Reino de Navarra- hablo desde un punto de vista sociopolítico- . Por ello, frente a la miopía histórica del PNV, hoy toca reivindicar a la Navarra con cadenas pero sin coronas, a la Navarra ecologista y soberana, en definitiva, a una Navarra feminista y radicalmente social que construya un futuro para la gente que vive y trabaja en Euskal Herria desde unas “nuevas institucionalidades”.  #ConfederalismoDemocrático #AberriaEguna2022

Leave a comment

Filed under Uncategorized

“NUEVAS INSTITUCIONALIDADES” CROWFOUNDING EN VERKAMI

Este es el enlace del crowfounding para conseguir publicar mi segundo libro: “Nuevas Institucionalidades”, La apuesta organizativa del Ecologismo Integral. En el caso de que no saliera el proyecto adelante al no conseguir las aportaciones necesarias, el dinero se devolvería, así que es una plataforma fiable y con la que ya publique el anterior libro. Agradecería la difusión de este enlace 😜 :

https://www.verkami.com/locale/es/projects/32813-nuevas-institucionalidades

Un poco sobre el libro:

Según la definición de la Real Academia de la Lengua “Española”:  

Una institución es en su primera definición el establecimiento o fundación de algo

El haber sido concejal del Ayuntamiento de San Fernando de Henares (Madrid, Castilla) el cual cuenta con casi unos 40.000 habitantes, allá por la época post 15 de mayo, considero que me da, junto a otros ejemplos recurrentes enmarcados en la macro política, una base sobre la que poder articular una opinión formada y contrastada para afirmar, sin ningún género de dudas, que no se pueden modificar las instituciones estatales- en ninguna de sus esferas, incluida la municipal-  si se pretenden aplicar medidas ecosociales y, por lo tanto, anticapitalistas. 

Este libro también nace de un artículo que escribí hace unos años tras el periplo anteriormente relatado: ¿Cómo articular el Confederalismo ecosocial en el Estado español?. Tenía como objetivo plantear otro marco de vida para las sociedades humanas que viven en Iberia, denunciando la necesidad que existe de caminar hacia la construcción de nuevos paradigmas civilizatorios que critiquen cuestiones que actualmente son inherentes a todas las sociedades humanas, algunas de ellas serían: la política profesional, la verticalidad o el autoritarismo que se da en las sociedades modernas, sin olvidar, el modelo de consumo que lleva a una producción insostenible y, por lo tanto, a la destrucción de los ecosistemas. Todos estos elementos que he comentado con anterioridad  son contraproducentes para generar una “buena vida” para los pueblos de la Iberia, los cuales en muchas ocasiones traspasan los Pirineos y se extienden más allá de nuestra Península. Como es el caso del pueblo vasco o catalán.

Podemos enmarcar este nuevo trabajo como la segunda parte ampliada del libro “Ecologismo Integral, identidades, justicia social y decrecimiento”. Esta nueva propuesta pretende, de la mano de un cooperativismo obrero confederado, ofrecer a las clases populares otras “institucionalidades” más cercanas y radicalmente democráticas, donde la nueva Confederación Sindical o Red Sindical se convertiría en ese nuevo marco sociopolítico donde autogobernarnos, consiguiendo a la vez, gracias a las cooperativas de consumo y producción que participarán en la estructura de las diferentes Juntas Sindicales Muncipales, una autonomía en materia económica y de servicios, aspectos indispensables para independizarnos como clase.

La alternativa organizativa del  Ecologismo Integral se presenta como una de las pocas opciones que le quedan a la la izquierda -de corte libertario- para esquivar su domesticación o no colapsar definitivamente el planeta, creando, al mismo tiempo, un proyecto para la clase trabajadora y los pueblos, donde la justicia social, la NO explotación laboral y la repartición justa de los recursos naturales se presenten como un hecho en sí mismo, que no, como un “canto de sirena” a lo imposible e inalcanzable. Para conseguir todo esto, será fundamental acoger en materia económica la teoría decrecentista y es que sin un decrecimiento en el norte y un cambio en nuestras pautas de vida (alimentación, turismo o consumo en todas sus esferas) será imposible evitar las migraciones forzosas, el auge de la extrema derecha o el colapso definitivo de nuestros ecosistemas.

Como ya sucedió con mi anterior libro, “Ecologismo Integral: identidades, justicia social y decrecimiento”, este nuevo proyecto está influenciado por los dos sitios que siento como cercanos y con los que me identifico. Por un lado, está mi tierra de nacimiento y socialización primaria -Castilla- y, por otro lado, está mi tierra de acogida y donde vivo actualmente, Nafarroa. Por ello, haré mención a los dos territorios a la hora de desarrollar la propuesta organizativa a nivel geográfico. Este acotamiento territorial tiene como objetivo presentar una propuesta concreta a los pueblos de Euskal Herria y Castilla. Un proyecto alternativo al hegemónico que no es un monolito de certezas, sino más bien, un conjunto de teorizaciones y propuestas cubiertas de barro que necesitan de una socialización, de ahí este libro, con la vista puesta en que estas ideas reciban una mano colectiva de cemento que las ancle al territorio en cuestión. Por cierto, lo que aquí se expone- pese a estar enfocado en Castilla y Euskal Herria- no deja de ser un conjunto de propuestas que se pueden trasladar, sin ningún problema, al resto de pueblos de Occidente.

Os dejo el enlace de un podcast que he creado sobre el proyecto de preventa de “Nuevas Institucionalidades”:

¡Te recomiendo que escuches este audio de iVoox! Nuevo libro:”nuevas institucionalidades” preventa del nuevo trabajo de pedro. a moreno ramiro https://t.co/zcX4Bmu2Af

¡Anímate a hacer posible este proyecto!

Más información en el correo:

elrincondemartinico@gmail.com

Toda la información también en este cartel

👇👇👇

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Última presentación “Ecologismo Integral” (Madrid)

El sábado 26 de marzo estaré en Madrid cerrando las presentaciones del libro “Ecologismo Integral”, ya que el siguiente libro: “Nuevas institucionalidades, la apuesta organizativa del ecologismo integral” está en el horno.
@FAnselmoLorenzo

#Madrid #26M

Enlace de la noticia:

Sábado 26 de marzo, presentación del libro ‘Ecologismo integral’

Leave a comment

Filed under Uncategorized

NUEVAS INSTITUCIONALIDADES

La crisis del COVID-19 y la gestión nefasta de esta por parte de la “democracia representativa” y sus principales exponentes, los y las políticas profesionales, nos invita a pensar y dibujar otras alternativas organizativas que se sostengan de la mano del apoyo mutuo, la resiliencia de los ecosistemas, la salida del patriarcado, las políticas decrecentistas, la economía cooperativa o la democracia comunalista y directa. Todo esto, con el objetivo de independizar con mayúsculas a los pueblos que viven bajo la suela del zapato de la representatividad, el sistema de partidos y la “democracia liberal”.

La nueva institucionalidad que ha de plantearse ha de ser local y localista, es decir, debe partir desde lo cercano y reivindicar la política de cercanía como la forma más sana de ejercer la democracia. Ya es hora de que las ecologistas sociales reivindiquemos otra manera de entender la izquierda. Una izquierda ecosocial de base que se sustente sobre la horizontalidad y la democracia directa y que cuente además con una militancia que se sienta cómoda y con sus necesidades básicas cubiertas fuera del Estado liberal y productivista. Todo esto como contraposición a esos Estados socialistas jerárquicos, autoritarios, militaristas y antiecológicos. Es hora de decir SÍ con mayúsculas a una organización fuerte, consolidada y democrática, o sea, es tiempo de construir, como dirían las compañeras de Apoyo Mutuo, un pueblo fuerte.

Estas líneas se escriben desde Nafarroa, pero son un canto de esperanza para todos los pueblos, porque por encima de ser navarras que trabajamos y vivimos en esta tierra somos internacionalistas, y es que entendemos que frente a otros procesos soberanistas de construcción nacional que se han centrado en la institucionalidad estatista y en la construcción de Repúblicas liberales, no habrá libertad alguna para los pueblos vascos mientras esta no sea democratizada con el resto de pueblos, tanto de la Península como del resto del globo. Por ello, es imprescindible en Nafarroa una organización fuerte, que sea a la vez ecosocial, feminista, antimilitarista y decrecentista y que posea, también, las voluntades necesarias para generar servicios y trabajo donde no prime la acumulación y con el claro y decidido objetivo de construir una sociedad mejor para todas las navarras. Considero que este nuevo marco no vendrá de las instituciones españolas, ni de los fueros o de quien controle “Ajuria Enea”, el verdadero proceso soberanista o la auténtica independencia la obtendremos cuando podamos cubrir las necesidades de la gente sin recurrir a un sistema político, social y económico que se centra en la explotación de los países del sur, la destrucción del territorio, el sistema patriarcal o la simple y llana dominación y explotación de toda vida, ya sea esta humana o animal. No podremos ser libres y soberanos como pueblo mientras no podamos decidir sobre nuestra propia vida sin la necesidad de aplastar y someter al resto. Hecho, este último, culpable de todos los dramas migratorios que se dan en la actualidad.

Hace unas semanas en una entrevista en IEPA! Irratia me preguntaban sobre si tenía algún nuevo proyecto en la guantera, es cierto que aún está lejano y tardará un tiempo en salir del horno, pero cada vez va cogiendo más fuerza y forma la idea del nuevo proyecto en el que ando inmerso: entrar en profundidad en cómo hacer para articular unas sociedades ecosociales y asamblearias en Occidente. Para ello, será imprescindible ver e investigar cómo trasladar el Confederalismo Democrático kurdo a nuestros pueblos vascos y al conjunto de pueblos de la Iberia. En mi caso, ya esbocé una breve propuesta en mi anterior y único libro: “Ecologismo Integral”. En este ensayo político, planteaba a grandes rasgos la construcción de una red de consumo y producción como alternativa a las instituciones burguesas y liberales.

La sujeción, de esta “red de redes” debería ser coordinada bajo la figura de una Confederación Sindical, con el objeto de tener una institución democrática, en este caso el sindicato, que pudiera defenderse de las embestidas del Estado productivista, además de utilizar esta herramienta organizativa como un mecanismo de implantación y coordinación en los diferentes pueblos y ciudades del territorio. Obviamente, y en este aspecto intentará reparar el nuevo trabajo, lo determinante será ver cómo organizamos esa nueva institución de control obrero y de qué manera generamos un cuerpo de personas técnicas que puedan ofertar sus conocimientos y saberes a la sociedad sin caer en la burocratización del funcionariado que se da en las instituciones burguesas, o que se dio y se da en países “socialistas” como Cuba. Ahí esta en mi opinión, la clave de la cuestión, y es en este aspecto donde el nuevo trabajo intentará poner más énfasis.

Mi experiencia como concejal de un Ayuntamiento tras el 15M -que me llevó a dimitir al año y medio de tomar posesión-, los fracasos institucionales presentes y pasados -y cabe destacar en este punto toda la fe que puso Bookchin en los verdes alemanes y el chasco que se llevó el intelectual norteamericano- nos lleva a hablar del amorfismo que supone la política institucional, la que en el caso de los verdes y como ejemplo, les ha llevado en la actualidad a cogobernar en un tripartito con liberales y socialdemócratas. Esto no es nuevo, ya que en el pasado fueron “engatusados” por el mismo PSD y convertidos en una pieza clave de la democracia alemana, podemos decir que lo más sorprendente de esta nueva coalición, sería la perdida de filtro alguno de Die Grünen al entrar a formar gobierno con los liberales. En mi modesta opinión, este mismo suceso se podría repetir en unos años en sitios como Chile, donde una iniciativa que lleva el apellido de libertaria (Izquierda Libertaria) ha apoyado sin tapujos el proyecto socialdemócrata de Boric. ¡Ojo! Mi crítica no va hacia los militantes de base que han confiado que un cambio es posible en un país tan golpeado por los fachos y la corrupción, sino a las inercias negativas a las que te lleva el sistema neoliberal una vez entras a gobernar sus instituciones. De este tipo de decepciones saben mucho aquellas personas de base que confiaron en Syriza primero y después en Podemos, y que han visto traicionadas sus buenas voluntades pensando que de la mano de la política institucional asaltarían los cielos y conseguirían bajar a la tierra la justicia social y un mundo mejor para las clases populares.

Muy seguramente y como decía en mi último artículo, en este nuevo contexto de auge de la extrema derecha nos tocará tejer estrategias y tácticas que no nos gustan y nos tendremos que “hacer tripas corazón”, eso sí, sin perder el objetivo en nuestro proyecto de base: el Confederalismo Democrático. Un ejemplo de esto, es que en Nafarroa deberíamos entender que hasta que consolidemos esta nueva institución y tengamos cubiertas ciertas necesidades como las sanitarias o de servicios básicos, es preferible que en nuestra tierra gobierne EH Bildu a que lo haga UPN – esto lo digo desde el más honesto análisis sociopolítico sin entrar en qué me parece a mí personalmente EH Bildu-. Esta afirmación no quiere decir, por otro lado, que compremos el discurso de la izquierda abertzale, pero sí que entendamos, que en materias como la educación, la sanidad, las políticas públicas o los derechos lingüísticos, “ganaremos” más si en las instituciones españolas están las de Otegi, que las de Esparza. Aunque se eligiera, hablo en un futurible, votar en unas elecciones como estrategia a EH Bildu, esto no significaría de ninguna manera aceptar entrar en las instituciones o militar en partidos que gestionan las mismas, si eso sucediera, perderíamos como he dicho antes nuestro principal objetivo: la construcción del Confederalismo Democrático en Nafarroa. Todo se definiría en una frase: votar estratégicamente en un momento determinado ok, pero creerte que ese proyecto al que votas y que está de lleno metido en lo institucional va a suponer una alternativa al capitalismo y al productivismo es un craso error; toca construir desde fuera.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, la implantación de eso que algunos llaman “bizi poza” -buena vida- es aquello que solo podremos ver materializado si abogamos por construir otras instituciones- por poner solo dos ejemplos de los muchos que hay- que no se basen en la baja económica a la hora de adjudicar contratos a empresas en las mesas de contratación municipales o que por encima de la acumulación de capital y de los derechos sobre las propiedades que tienen los poderosos en la política actual se coloque la vida de las personas, los animales o la salud de los ecosistemas.

“Es imprescindible una propuesta organizativa que supere la institucionalidad antidemocrática que nos brinda el Estado liberal, proponiendo en contraposición a la misma, una propuesta integral basada en lo cercano: el municipio, la comarca y la bioregión, “con el ojo puesto” en construir una alternativa ecosocial que conjugue las prácticas feministas con la filosofía decrecentista, creando al mismo tiempo los posos necesarios para la consolidación de un sujeto de pertenencia identitaria nítidamente culturalista que cuestione la hegemonía de lo español en la izquierda, al igual que la superación del aranismo por parte de algunas personas de las izquierdas soberanistas vascas”

En Iruña, a 11 de enero de 2021.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

ELKARRIZKETA/ENTREVISTA IEPA! IRRATIA: DECRECER O MORIR ¿Qué es el Ecologismo Integral?

Leave a comment

Filed under Uncategorized