Participa en el Crowdfunding” ECOLOGISMO INTEGRAL; identidades, justicia social y decrecimiento” en Verkami.

IMG-20200417-WA0017

Participa en el Crowdfunding” ECOLOGISMO INTEGRAL; identidades, justicia social y decrecimiento” en Verkami.
Puedes hacer una aportación simbólica de 5 euros o adquirir el libro por 15 euros- gastos de envío incluidos-. ¡Participa y difunde!

Hona hemen liburuaren laburpen txiki bat/ Un pequeño resumen de la obra:

https://elrincondemartinico.wordpress.com/2020/04/14/libro-ecologismo-integralun-pequeno-resumen/

Leave a comment

Filed under Uncategorized

¿QUÉ ES LA IDENTIDAD NAVARRA?

TRiBuSBaSC imagen articulo

Fuente de la imagen: http://laromaclassica.blogspot.com/

El confinamiento parece que toca a su fin y poco a poco el COVID-19 deja de ocupar todas y cada una de las noticias o informaciones a las que tenemos acceso, por este motivo y por romper con la monotonía vírica, me lanzo a escribir un artículo que seguramente será polémico por dos motivos principales. El primero, porque el que escribe estas líneas es un “kanpotarra” –foráneo en euskera-. Un castellano que vive y trabaja en Euskal Herria(k) desde hace más de siete años pero que no ha nacido en esta tierra. El segundo motivo es genérico y transversal, ya que hablar sobre ¿Qué es Navarra? o ¿Qué son los navarros y navarras? siempre será un tema conflictivo, independientemente, de quien hable o escriba sobre el mismo.

Si a mí me preguntaran qué es ser navarra lo tendría claro, ser navarra es ser vasca, y no lo es por el hecho de que Navarra sea Euskadi, sino más bien, porque los vascones habitaban la actual Nafarroa al igual que otros territorios circundantes. Si nos trasladamos al terreno histórico, podemos afirmar que el Reino de Pamplona- posteriormente Reino de Navarra- supuso el primer sujeto político unitario que tuvieron los y las vascas, el mismo, fue fruto de la colaboración mutua entre vascones frente a francos y musulmanes, su primer soberano fue Eneko Aritza. Es importante decir en este punto, que es fundamental contextualizar históricamente las estructuras políticas, como por ejemplo un Reino, condicionando las mismas al momento y al lugar determinado en el que se dan, que no por el contrario, mirar y juzgar estas con nuestras gafas de personas del siglo XXI.

Si cogemos en otro orden de cosas el aspecto antropológico-cultural, podemos afirmar que los vascones ocupaban lo que vendría a ser la actual Nafarroa, La Rioja y la parte noroeste de Aragón, por otro lado, las zonas de lo que serían la actual Gipuzkoa, Bizkaia y Araba eran territorios que ocupaban tribus de Várdulos, Caristios, Berones y Autrigones- en una parte de Bizkaia-. Pueblos estos que según algunos estudios científicos estaban vinculados lingüísticamente con el vascón, de todas formas y por ser rigurosas históricamente, es importante enunciar que en esto último no existe ni mucho menos un ápice de consenso. Debido a que también existen voces de  estudiosas en la materia, que argumentan que estos pueblos fueron “vasquizados tardíamente” por los vascones. Sea como fuere y desde un punto de vista actual, no albergo duda alguna en considerar como zona de influencia vascona al famoso y tan extendido mapa de lo que sería Euskal Herria(k). Dicho mapa político-cultural englobaría lo que actualmente serían la CAV -incluido el Condado de Trebiñu- y la Comunidad Foral de Navarra. Por último y en lo que respecta a la cultura, podemos afirmar que los pueblos no son nada sin la misma, y que duda cabe, que la cultura vasca moderna comenzó a vertebrarse en Nafarroa de la mano de la lingua navarrorum, es decir, del euskera.

En otro orden de cosas, la historia de este pueblo tiene que tener en cuenta un momento histórico que fue crucial si queremos entender la situación política que vive Euskal Herria(k) en la edad moderna. El momento al que me refiero, fue el trágico error histórico que cometió el nacionalismo vasco de la época al adherirse a las tesis del bizkaino Sabino Arana Goiri, el cual  apostó por un proyecto político llamado Euskadi, sin tener en cuenta, que el euskera y los vascones bebían de aguas navarras y no bizkainas, aun así, el teórico bizkaitarra eligió apostar por un camino ideológico que me animo a denominar como “bizkacentrista”, si se me permite el término. De aquellos barros vienen estos lodos, ya que seguramente si la perspectiva político-cultural de esa época hubiese sido otra, hoy en día tanto Nafarroa como la CAV se verían tanto por el resto de los mortales, como por todas las vascas- CAV y Nafarroa-, como una misma unidad sociopolítica para construir un futuro colectivo.

Si entramos en el terreno de la simbología, he de decir que la ikurriña no me genera ningún tipo de sentimiento, más allá, del que se ha construido en los últimos años fruto de la represión franquista y de la ““democracia española””. Ahora bien, no podemos negar como diría el amigo A. Luzarraga, que la ikurriña es un símbolo que une a todos los territorios vascos en aras de un proyecto común. Sea como fuere y aún aceptando esta evidencia sociopolítica, he de decir que si algún símbolo han de acogerse los y las vascas desde una perspectiva histórica, el mismo, debería de ser el pendón navarro. Debemos y tenemos que entender que el Reino de Navarra supone un hecho histórico que nos permite desde una lógica moderna, defender la autodeterminación de Nafarroa como una nación con sus estructuras políticas que fue conquistada por otras dos naciones, la castellana y la aragonesa. Eso no quiere decir de ninguna manera, que dicha reivindicación histórica conlleve la aceptación de la monarquía como forma de gobierno para la Nafarroa actual.

Desde Tutera, tierra que habitó el clan vascón Banu Quasi hasta las Encartaciones todo es culturalmente Euskal Heria(k), de eso no hay ninguna duda histórico-cultural, eso sí, debemos y tenemos que ser conscientes de dos reflexiones que son fundamentales si queremos encontrar una solución política al conflicto identitario que vivimos en este país de diversidad. La primera, es que en la actualidad pese a que los vascones surgieron en Nafarroa las personas que más identitariamente vascas se sienten son aquellas que viven en la CAV, independientemente de su sesgo político.

Por el contrario, en Nafarroa todas son navarras pero no vascas, muchas de ellas son navarras y españolas y otras navarras y vascas. Este hecho que es una evidencia sociológica, supone un problema político para aquellas que defendemos la unidad política de los pueblos vascos, de ahí mi segunda y última reflexión. Sí queremos construir un relato común para todas las vascas-navarras tenemos y debemos de asumir que este es un país plurilingüe, como antaño lo fue el Reino de Nafarroa, donde conviven tres lenguas: francés, euskera y castellano. Eso no quiere decir que no debamos de luchar y perseguir el crecimiento y asentamiento del euskera en todos los territorios vascos, pero sí quiere decir, que igual en lugares cómo la Ribera navarra sería más fácil conquistar el relato de país desde los hechos históricos que desde las perspectivas lingüísticas. Son tiempos de cambios, por lo que los cambios estratégicos y de actuación política pueden ser fundamentales para construir una Euskal Herria(k) independiente y soberana, la que si por mí fuera, debería de ser de raíz libertaria, tronco ecosocial y copa feminista.

Zizur Nagusia 8 de mayo de 2020

Pedro A. Moreno Ramiro

Leave a comment

Filed under Uncategorized

ECONOMÍA ECO-COOPERATIVA PARA PRINCIPIANTES

ffc49ac4-6fc6-42d7-9613-4286e875fb43

Decrecimiento VS Marxismo

Mañana es 1 de mayo, supongo que será este uno de los motivos por los que me he decidido a escribir este artículo en un día como hoy, por eso, y también todo hay que decirlo, por una conversación que tuve ayer con un buen amigo. Pues bien, que el marxismo puede volver loco a cualquier ecologista es un poco la idea principal que pretende trasladar este artículo, y digo que puede volver loco a cualquier ecologista, porque su análisis se hace desde las gafas burguesas y productivistas. Es decir, todo sobre lo que teoriza Marx tiene al capitalismo y a su funcionamiento como medida de todas las cosas, ya sean estas materiales o no. Por ello, me he decidido a escribir un artículo sencillo y práctico desde la izquierda, una izquierda que no es socialdemócrata ni marxista, sino más bien, ecosocial y con un claro sesgo libertario, para que nos vamos a engañar.

La escasez, la inflación, el valor de las cosas, todo ello radica en una misma lógica, las pautas socioeconómicas del sistema capitalista, sea este estatal o interplanetario. En lo que a mí respecta, intento explicar la economía de una forma mucho más sencilla de la mano de la Cuarta Ley de la Termodinámica, postulado que por cierto, fue realizado por el economista rumano Gerogescu-Roegen y que afirma lo siguiente: “la materia disponible se degrada de forma continua e irreversiblemente en materia no disponible de forma práctica.

¿ Cómo traducimos esto de una forma clara?. No hay pan para tanto chorizo; los países occidentales somos los “chorizos” de recursos naturales y el pan es el planeta que agoniza por nuestras malas prácticas.

Creo que el anterior ejemplo simplifica lo que debería de ser la economía, eso sí, una economía sencilla y práctica; obtén del medio natural lo que necesites y aporta lo suficiente para que el mismo pueda regenerarse, o si queremos emplear la palabra correcta, hagamos todo lo posible para preservar su resiliencia. Eso mismo que debemos de ejecutar en el plano físico, se puede perfectamente extrapolar al ámbito social en conceptos, como por ejemplo, el valor de las cosas. El mismo desde mi punto de vista, supone un tema principal a abordar desde una economía no-capitalista, que tampoco productivista.

¿ Cuánto valen las cosas? ¿ Con qué bienes compras las cosas? ¿ Cómo hacer para que un intercambio de cosas sea justo?.

Igual es ser demasiado simplista, pero creo que las anteriores preguntas se resuelven de una forma simple y categórica una vez tengamos cubiertas las necesidades humanas de techo- con lo que conlleva-, alimentación, ocupación laboral y bienes para desarrollarnos social y personalmente. Por lo tanto, ese “valor de las cosas” quedaría reducido de una manera amplia y su excedente se basaría en aquellas cosas que compramos pero que realmente no necesitamos. Esto es en la teoría obviamente, en la práctica muchos seres humanos son profundamente avariciosos, y por eso mismo estamos en el punto en el que estamos. Por tal motivo y siendo conscientes de que estamos jugando en el descuento, no nos queda otra que cambiar nuestras pautas de vida y de consumo si queremos evitar el colapso; decrecimiento o ecofascismo, vivir con menos para que otros puedan vivir con dignidad, simples lemas que están repletos de contenido, pero como digo siempre, aprender a vivir con menos para evitar la catástrofe está en nuestras manos.

Antes de finalizar este pequeño “aperitivo” sobre lo que debería de ser la economía, me gustaría dejar claro que no digo que no haya que leer a Marx, lo que digo, es que no se puede pensar en construir una economía no capitalista cuando nuestro principal referente, lo único que hace es una crítica al capitalismo global para simplemente modificarlo y convertirlo en un capitalismo estatal. Como dirían los andaluces: salimos de Málaga para meternos en Malagón. Por ello, considero que el nuevo paradigma que debemos de crear no ha de partir desde presupuestos utópicos, sino más bien, desde la urgencia pragmática que tenemos sobre la mesa si pretendemos salvar a nuestra especie, y digo a nuestra especie, porque con o sin nosotras seguramente el planeta podrá prevalecer unos cuantos miles de años más.

Zizur Nagusia (Nafarroa), 30 de abril de 2020

Pedro A. Moreno Ramiro

Fuente de los datos:

https://valeacosta.wordpress.com/fisica/cuarto-perido/termodinamica/leyes-de-la-termodinamica/cuarta-ley-de-la-termodinamica/

Leave a comment

Filed under Uncategorized

CASTILLA, UNA NACIÓN MÁS DEL MEDIEVO EUROPEO

Por la identidad de un pueblo ahogado en las aguas del españolismo

ROMANIC-17-2

Fuente de la imagen: ASC-Castilla

Escrito con motivo del día nacional de Castilla del próximo 23 de abril de 2020

Aunque para nada soy seguidor de las teorías del filósofo y sociólogo polaco Zigmunt Bauman, lo que sí que puedo afirmar sin ningún género de dudas, es que las identidades nacional/culturales son líquidas, y que las mismas, se han ido modificando a lo largo de la historia de la humanidad: pictos, anglos, celtas, íberos, etc. Pero como dirían las “entendidas” en el ámbito científico, la materia no se destruye sino que se transforma, por ello, de esas raíces culturales del pasado tenemos las identidades nacionales del presente. Identidades, de las cuales no deberíamos renegar, sino más bien, analizar con espíritu critico y hacerlas nuestras en la medida de lo posible.

Desgraciadamente, en muchos lugares de Occidente la globalización ha conseguido que abracemos cultos de Oriente, o que hagamos propias culturas ajenas. Por estos motivos y en plena crisis civilizatoria, yo reivindico la cultura del trabajo cooperativo, de los concejos abiertos, de las dulzainas y panderetas, de nuestras gachas, migas, trigales y montes, en definitiva, reivindico desde el comunitarismo a nuestro pueblo y a su tierra. Como diría el escritor castellano Miguel Delibes: “Mis campesinos, mi tierra… A las raíces iniciales que me ataban a mi ciudad, había que ir añadiendo otras nuevas de las que nunca podría ya desasirme: mis queridos muertos, mi familia, mis amigos, mi Norte de Castilla, mi Escuela de Comercio, mis calles de todos los días, mis campesinos, mi tierra…”.

Pues bien, mi país surgió como unidad política allá por el siglo IX tras la independencia del Reino de León, o sea que sí, las castellanas no somos leonesas, ni las leonesas son castellanas. En lo que a mí respecta, soy de aquellas comuneras que no pretenden anexionarse territorio alguno, es decir, una persona es de donde se siente, y está claro, que León por multitud de motivos poco o nada tiene que ver con nuestro pueblo o nuestra tierra en la actualidad. De hecho, no encuentro complejo alguno en reconocer que la historia leonesa es anterior a nuestra existencia como pueblo. Conformación cultural que como he dicho anteriormente, es una suma de culturas pasadas que con el tiempo cristalizarían en la castellana.

Territorio castellano, que en la antigüedad era denominado Bardulia, “tierra de bárdulos”- tribu que habitaba en el norte de la Península-. Cabe decir que aparte de lo mentado anteriormente, nuestra tierra en su origen más primitivo fue repoblada por habitantes de origen astur, vascón o cántabro. Dicho esto, es importante destacar desde el máximo rigor, que resulta difícil en la actualidad encontrar a personas originarias de Cantabria, que así mismas se consideren castellanas. Su pasado es anterior al nuestro, y si somos rigurosas desde un punto de vista antropológico, seríamos nosotras las que como sujeto humano evolucionamos culturalmente, que no a la inversa. El pueblo cántabro ya fue mentado en las crónicas romanas siendo él mismo propietario de personajes históricos que lucharon contra el yugo romano, como es el caso del cántabro Corocotta. Personaje histórico del (siglo I a.c) del que tenemos conocimiento gracias al historiador romano Dión Casio. ¿Por qué digo esto?sencillamente porque las castellanas mayoritariamente compartimos un pasado muy ligado a cántabros o astures, ya que fueron estos pueblos el germen primero de lo que luego evolucionaría y se convertiría en Castilla.

En pleno siglo XXI las identidades son un tema de lo más recurrente en un contexto neoliberal, donde el colapso ecológico, social, económico y político son una realidad. Ejemplos de dicho colapso serían: la recurrente crisis hídrica que vive el Estado español o la reciente crisis del COVID-19, dónde ésta última, pone sobre la mesa los problemas de un mundo “hiperglobalizado”.

Siempre he defendido a mi cultura desde un punto de vista cultural y no de antigüedad, ni de reyes ni reinas. Ya que como he expresado en varios artículos, de ir por esos derroteros, ni vascas, ni castellanas, ni gallegas, podríamos asentar unos cimientos sólidos para reivindicar nuestra nación.

El confinamiento que estamos viviendo estos días nos ofrece mucho más tiempo para leer o escuchar podcasts de toda índole. En definitiva, de documentarnos y finalmente de escribir. De ahí, estas líneas que intentan ser una guía no solo para mi pueblo, sino también, para entender el mismo desde Nafarroa y el conjunto de Euskal Herriak, que es el lugar donde actualmente vivo y trabajo, y por lo tanto, mi hogar.

Castilla surgió como condado vasallo leonés, y tras su independencia en el año 1065, su historia transcurrió sobre la base de una serie de anexiones y de repoblaciones fruto de la invasión musulmana. Esta última cultura, con sus diversos matices, ha ofrecido a nuestra tierra un nutrido patrimonio cultural. Al igual que lo ofrecieron romanos, vándalos, suevos o visigodos entre otros, aunque todos ellos fueran pueblos invasores.

Aquella que fue denominada tierra de castillos, mantiene sus castillos, pero ha perdido mucha de su población, y es seguramente de igual modo, uno de los territorios más golpeados por el españolismo más centralista y homogeneizante. Y sí, como he repetido en varias ocasiones y hasta la saciedad, Castilla creó a España y España destruyó a Castilla.

Dicho lo cual, y aunque no soy seguidor de Autonomías, Instituciones o burocracias, es importante destacar que hoy en día, las castellanas ni siquiera disponemos de una Autonomía propia dentro del Estado español, es más, aquellas que hemos nacido en regiones como la madrileña apenas conocemos nuestra identidad o nuestra historia pasada. Aunque ésta, aunque muchas no se den cuenta, está en nuestra vida cotidiana y en los símbolos autonómicos madrileños. Por ejemplo, el colegio en el que estudié, recibe el nombre del mayor dulzainero de nuestro país, Agapito Marazuela. De igual modo, como decía en torno a los símbolos de la región madrileña, el escudo de la Comunidad de Madrid refleja dos castillos que hacen referencia a las dos Castillas que nos rodean, y los cuales reposan, sobre el rojo carmesí que representa el color originario del pendón castellano.

Para finalizar, decir que este texto es una oda al pasado y una mirada al futuro. Un punto de inflexión donde de la mano de gestas pasadas como la de los comuneros de Castilla, pero también, de nuestras tradiciones culturales y de política comunitaria que hemos heredado, podemos y debemos construir un futuro más justo para los pueblos que habitan las Castillas.  Y digo las Castillas, porque desde Palencia a Ciudad Real, pasando por Madrid, tenemos particularidades de sobra para poder afirmar que Castilla es rica y diversa. Ahora bien, sólo le falta ser comunitaria, autónoma y soberana.

A continuación os dejo el enlace de una canción del grupo castellano “La M.O.D.A.” Recientemente una amiga me la recordaba por identificarme con ella, y sí, razón no le falta, ya que expresa la pobre suerte que vive nuestra tierra.

https://www.youtube.com/watch?v=GMGBK_qhPj8&ab_channel=LaM.O.D.A

Iruñea, 19 de abril de 2020

Leave a comment

Filed under Uncategorized

LA REPÚBLICA, PER SE, NO ES SINÓNIMO DE LIBERTAD

la brujula verdeFuente de la imagen: La Brújula Verde

Ayer fue 14 de abril, aniversario de la II República española, y como ya es habitual, las redes sociales se llenaban de vítores y proclamas en favor de la misma. Aquel año 1931 supuso un hecho histórico para los pueblos que conformaban el Estado español, pero ahí se queda la efeméride, ya que desde un punto de vista político la constitución de una república, no es más que la construcción de un marco organizativo concreto para una sociedad determinada. ¿Por qué digo esto? La historia nos ha demostrado que una república per se no tiene porque ser “buena en sus formas” desde un punto de vista progresista, uno de los tantos ejemplos que se pueden poner al hilo de esta afirmación, es el caso francés. Allá por el siglo XVIII y consecuencia de la Revolución francesa, territorios como Ipar Euskal Herria -comúnmente conocido como el País Vasco francés- sufrieron el autoritarismo y la persecución de esos “revolucionarios gabachos” que creían que el euskera era una lengua de asnos y las tradiciones del pueblo vasco, meras “paletadas” que derivaban en comportamientos reaccionarios. Estos hechos fueron los que obligaron a su población “por las bravas” a olvidar su pasado común; desde la más profunda desmemoria y el más irritante autoritarismo. El caso que aquí expongo lo narra de manera excepcional Toti Martínez de Lezea en su libro, La Cadena Rota.

Pues bien, si retomamos el rumbo de este texto podemos seguir enumerando casos flagrantes y nada positivos llevados a cabo en nombre de una república. En el caso del Estado español encontramos dos dechados significativos, que por cierto, fueron reprimidos con igual dureza por los diferentes tonos ideológicos que tuvo la República española. Por un lado, el famoso caso de Casas viejas, donde los anarquistas fueron ferozmente masacrados por la Guardia de Asalto siguiendo las ordenes del gobierno republicano-socialista de Manuel Azaña. Por otro lado, y ya dentro del gobierno republicano radical-cedista de Lerroux, la Revolución de octubre -que enraizó fundamentalmente en Asturies- fue de igual modo neutralizada y reprimida.  Es importante destacar, que las operaciones represivas fueron dirigidas desde Madrid por el General Franco, el cual como todas sabemos en unos pocos años y desgraciadamente, se convertiría en el “glorioso caudillo de España”.

He puesto el ejemplo de la República española o francesa en dos épocas históricas pasadas y diferentes a la actual. Por ello, mucha gente me podría decir que hay que contextualizar las épocas históricas y entenderlas, dentro del marco social de su tiempo. Por ese motivo, pondré dos ejemplos más cercanos a nuestro tiempo de Repúblicas de distinto tipo y época, que desde mi punto de vista, tampoco representan ni la libertad, ni la igualdad, ni la fraternidad.

En primer lugar me gustaría hablar de la República “socialista” de los trabajadores, que encarnaba, la ya extinta Unión Soviética. A mi modo de entender la izquierda y la libertad, ese régimen político basado en el autoritarismo, la burocracia de partido, la uniformidad cultural rusa o la persecución política de todo aquel o aquella que no fuera de la “cuerda”, simboliza todo lo contrario a lo que deberían de perseguir las clases populares para conquistar su ansiada libertad. Y digo esto, porque es muy recurrente seguir escuchando a gente que desde la izquierda, sigue anhelando esos tiempos pasados criticando ferozmente al capitalismo actual sin apenas un ápice de crítica a la que fue su alternativa frustrada, el falso comunismo de la URSS.

En segundo lugar y en contraposición con lo anterior, me gustaría hablar del caso republicano que representan los Estados Unidos de América. República, que se nutría de las ideas políticas de la Revolución francesa y de su consiguiente régimen político, social y jurídico. Pues bien, esta República americana exterminó a decenas de tribus indias en su camino hacia la expansión plena como país. Por no hablar, de que ha sido el mayor exponente del sistema socioeconómico más depredador con el medio ambiente y los pueblos, el capitalismo. No tanto porque otros sistemas socioeconómicos que ha vivido la historia de la humanidad fueran más laxos, sino porque en la actualidad, el capitalismo cuenta con los medios necesarios para llevar hasta las últimas consecuencias tanto el más absoluto control ciudadano, como la más irreversible destrucción del planeta.

La historia es caprichosa, y por eso, de dónde surge la enfermedad también puede surgir el remedio, y ese primer compuesto del antídoto, a mi modo de ver, lo representa el ecologista-social norteamericano de origen ruso Murray Bookchin. Obras como la Ecología de la Libertad o Las políticas de la ecología social: municipalismo libertario, suponen un revulsivo para la izquierda contemporánea. Más adelante en el tiempo y de la mano de Öcalan, todo este trabajo intelectual que había desarrollado Bookchin cristalizaría en el Confederalismo Democrático kurdo. Propuesta civilizatoria que desde la izquierda, el ecologismo social y el feminismo plantea superar la modernidad capitalista y a los Estados modernos.

Queda margen para la esperanza, tiempo para la construcción de otros paradigmas de organización social más justos con las mujeres, la clase trabajadora o los pueblos. Por ello, después de esta pandemia del COVID-19 que nos ha vuelto a demostrar que en Reinos como el de España o en Repúblicas como la francesa, valen más los beneficios económicos de unos, que nuestra salud o nuestras vidas, tenemos la oportunidad de abrir una puerta. Una puerta, no solo a la materialización de otras políticas económicas, sino también, a la creación de otros modelos de sociedad donde la vida de la gente se ponga en el centro, y donde los pueblos, con su idiosincrasia, su historia colectiva y su fraternidad, construyan un viaje común desde la horizontalidad y la coexistencia.

Pedro A. Moreno Ramiro

15 de abril de 2020

2 Comments

Filed under Uncategorized

EKOLOGISMO INTEGRALARI BURUZKO LIBURUAREN LABURPEN TXIKI BAT/ LIBRO, ECOLOGISMO INTEGRAL(UN PEQUEÑO RESUMEN)

Hona hemen liburuaren laburpen txiki bat/ Un pequeño resumen de la obra:

EUSK:

ZER DA EKOLOGISMO INTEGRALA?

Ekologismo integralaz hitz egiten dugunean, planetarik gabe etorkizunik ez dagoen ikuspegitik egiten dugu, eta, beraz, gure ingurune soziopolitikoari eta ingurumenari aplika dakiokeen ideiarik ez daude. Horregatik, ekologismo integrala pentsamendu libertarioaren hedapen teoriko bat dela esan daiteke, diskurtsoaren erdigunean lurraldearen eta bertako espezieen defentsaren garrantzia jartzen duena.

Era berean, ekologismo integrala, tradizio libertario pragmatiko batetik, beste tradizio batzuekin uztartzen dela pentsa dezakegu, hala nola langile-borrokarekin, feminismoarekin eta mugimendu ekologistaren historiarekin.

Langileen tradizioak eta esperientzia ideologikoak, sinetsarazi nahi izan diguten guztia baino askoz gehiago dira. Horiek ordenaren, errespetuaren eta bizikidetza baketsuaren adierazpen gorenak dira. Hala ere, esan dezakegu, oro har, ideia horiek gizartearen gehiengoak iraindu eta gaizki interpretatu dituela, kaosarekin, desordenarekin eta pobreziarekin identifikatuz. Ikuskera oker hori, kapitalismoak bere eredu hegemonikoa arriskuan jar dezaketen ideia guztiak amaitzeko duen interesaren ondorio da.

Puntu honetan eta aurreko sarrera laburraren ondoren, ekologismo integrala aurkeztera noa.

Egungo garaiek, esparru teoriko berritu eta zabal bat eskatzen digute oihuka, XXI. mendeko erronka handiei erantzuteko gai dena. Hori dela eta, auzoetako kolektiboek, sindikatu borrokalariekin batera etxebizitza, jabetza kolektiboa edo autogestioaren eta autonomiaren defentsa bezalako arloetan egiten dute lana. Hau guztiaren harira, testuinguru honetan, jarraian adierazitakoari buruz hitz egitea gustatuko litzaidake.

Alde batetik, XXI. mendean planeta eta bertako espezieak defendatzeko borrokak duen garrantzia azpimarratzea gustatuko litzaidake, ekologismoa oinarri gisa hartuta , planetarik gabe ez baitago ideiarik. Hau guzti hau, larriagotu egiten da ingurumen-krisiak giza bizitzaren beste esparru batzuetan (migrazio-krisia, elikadura-krisia) zer dakarren zehatzago aztertzen badugu. Bestalde, gizarte despatriarkalizatu bat eraikitzearen garrantzia azpimarratu nahi nuke emakumeak kaltetzen eta zapaltzen dituzten egungo botere-harremanekin amaitzeko.

Testuinguru horretan, ekologismo soziala eta feminismoa funtsezko bi tresna gisa aurkezten dira sozialismoaren maila berean, azken horren ñabardura ezberdinen jakitun izanik.

Testu honekin lortu nahi dudan helburua, honakoa da: langileen borroken korronte desberdinak ikuspegi anarkiko-sozial batetik bateratzen saiatzea (Murray Bookchinek esango lukeen bezala), horiek ekologismo sozialarekin eta feminismoarekin uztartuz. Horrek triangelu itxurako kosmobisio bat sortzen du, ekologismo integralak perspektiba ideologiko gisa suposatzen duena.

Zoritxarrez, “Mugimendu aurrerakoiek” bereizten dituzten ezberdintasunak azpimarratu dituzte; horregatik, ekologismo integrala formulazio teoriko gisa aurkezten da eta pragmatismotik borroka sozialen hiru ikuspegi orokorrak bateratzen saiatzen da, hala nola justizia soziala, lurraldearen defentsa edo feminismoaren eraikuntza. Esan beharra dago, hiru dimentsioak gauzatuz bakarrik lortu ahal izango ditugula gure helburuak. Horregatik, garrantzitsua eta beharrezkoa da ekoizpen-bitartekoen kontrolaren alde lan egitea, hala nola lurraldearen defentsaren alde lan egitea edo matxismo patriarkalaren suntsiketaren alde lan egitea.

Ekologismo Integralaren antolaketa antolatzea

Ekologismo integralak bioeskualdeek suposatzen duten kontzeptua hartzen du ekologismo sozialetik; hau da, faktore orografiko, kultural eta historia kolektiboan oinarrituta ematen diren antolaketa-errealitateak.

Lurralde-esparru berri hori, konfederalismoaren eskutik gauzatu da makro mailan eta udalerritik mikro mailan. Era berean, estatu-nazio modernoek gaur egun dituzten egitura bertikalak eta burokratikoak gainditzeko proposamen politiko bat bezala aurkezten da. Horregatik, proposamen honen funtsezko erreferentea konfederalismo demokratiko kurdua da.

Konfederalismo ekosozialak, gizarte-borrokei buruz hitz egiteko funtsezko kontzeptu bat erabiltzeko aukera ematen digu, nortasun kultural/nazionalaren kontzeptua. Hori dela eta, kulturalismo internazionalista, proposamen teoriko gisa sortzen da, nazionalismo klasikoaren alternatiba bat irudikatzeko irrikarekin, herrien autodeterminazioaren kontzeptua ikuspegi integral batetik aurkeztuz. Hau da, ez du balio soilik independentzia politikoa lortzearekin baldin eta lan-independentzia edo sexu-askapen eta askapen feminista bat lortu ez bada, bi adibide jartzeagatik.

Nola aplikatzen dugu Ekologismo Integrala?

Ekologismo integrala ez da etorkizuneko gizarteentzako formula bat; aitzitik, egungo gizartearentzako proposamena da, ekoizpenaren eta kontsumoaren kontzeptuek duten posibilitatean eta potentzialtasunean oinarritzen den proposamena.

Bi kontzeptu horiek, oinarrizkoak dira proposamen bat egituratzeko orduan; horregatik, zerbitzuen, kontsumoaren eta ekoizpenaren sare integral bat artikulatzeko gai bagara, gaur egungo errealitatearekin hurbil dagoen alternatiba bat aurkezteko aukera izango dugu. Proposamen hori, honako bi kontzeptu hauek ditu oinarri:

– Ondasun eta zerbitzuak ekoizten dituzten talde kooperatiboak – Integralak –

– Kontsumo eta etxebizitzaren talde kooperatiboak

Hasiera batean, segurtasun osoz, errazena izango da elikadura-ondasunen eta eguneroko elementu materialen (arropa, oinetakoak, higiene pertsonala, etab.) kontsumoaren inguruan sortzen diren beharrei erantzutea. Horrek, ez digu gure azken helburuetan eragin behar; izan ere, gizarte-ekonomia eta ekonomia primarioa ezartzea lortzen badugu (oinarrizko zutabea), horrek beste premia-planta batzuk eraikitzea ekarriko duelako, hala nola garraioa, hezkuntza edo osasuna. Ziurrenik, azken hori konplexuena izango da, osasun-independentzia eraikitzeko behar diren giza baliabideak eta baliabide materialak lortzea oso zailak baitira. Gaur egungo osasungintzak osasun-arloan ditugun behar jakin batzuei dagokienez hornitzen gaituen arren, zoritxarrez gaur egungo mediku-botika edo -terapia askok farmazialari handientzako negozioa dira, hein handi batean.

Gaur egun, asko dira gizarte-ekonomia baten eraikuntzan konpontzen saiatzen diren proiektuak. Hona hemen nire ikuspuntutik dauden bi arazo nagusi:

  1. Horietako asko Estatuaren, alderdi politikoen eta haien diru laguntzen menpekoak dira

  2. Ez dago proiektu horiek modu autonomoan eta estatuko erakundeetatik kanpo koordinatuko dituen sare integralik.

Azkenik, honako hau azpimarratzea gustatuko litzaidake; ekologismo integrala aplikatu ahal izango da, baldin eta elkarren antzekoak diren ekonomia sozial/kooperatiboko, ekosozialeko eta feministako proiektuak ahalegin eta borroka bateratu baten alde lan egiten badute, dena maila berean integratuz eta autonomia kooperatibotik eta autogestio kolektibo eta horizontaletik uztartuz. Ildo beretik, garrantzitsua da esatea gure iritzia eman dezakegula eta iritzi desberdinak izan ditzazkegula, gaur egun daukagun oinarria kontuan hartuta, hau da, gaurko politika kontuan hartuta. Baina ulertu beharra daukagu politika horrek berak ez duela ezertarako balio, enplegua eta zerbitzuak sortzeko boterea enpresa handien mende dagoen bitartean. Hau guzti hau, esaldi batera mugatzen da: Ez du ezertarako balio botere politikoa eskuratzea botere ekonomikoa aldaketarik ez dutenengan uzten badugu, alegia, jendarte justuago bat, ingurumenarekiko ekologikoa eta sostenigarriago batengatik borrokatzeko alde ez daudenengan.

 Proiektuan lagundu nahi baduzu, informazio guztia esteka honetan: 

https://elrincondemartinico.wordpress.com/2020/03/27/recaudacion-de-fondos-para-publicar-el-libro-ecologismo-integral-identidades-justicia-social-y-decrecimiento/

CAST:

¿QUÉ ES EL ECOLOGISMO INTEGRAL?

Cuando hablamos de ecologismo integral lo hacemos desde la perspectiva de que sin planeta no hay futuro, y por lo tanto, no hay ideas aplicables a nuestro entorno sociopolítico y ambiental. Por este motivo, el ecologismo integral es una ampliación teórica del pensamiento libertario que coloca en el centro del discurso la importancia de la defensa del territorio y de sus especies, tradición libertaria desde un prisma pragmático, que se conjuga en esta cosmovisión política con otras tradiciones como la lucha obrera, el feminismo y la historia del movimiento ecologista.

La tradición obrera y sus experiencias ideológicas, son mucho más que todo aquello que nos han querido hacer creer. Las mismas, representan la máxima expresión de orden, respeto y de convivencia pacífica, aun así, podemos decir que en términos generales estas ideas han sido denostadas y malinterpretadas por la mayoría de la sociedad. Identificándolas con el caos, el desorden y la pobreza, esta concepción errónea, viene dada debido al interés que tiene el capitalismo en distorsionar y acabar con todas aquellas ideas que pueden llegar a poner en peligro su modelo hegemónico.

Pues bien, en este punto y después de la breve introducción anterior me dispongo a presentar al ecologismo integral. Los tiempos que corren nos piden a gritos un marco teórico renovado y amplio el cual sea capaz de responder a los grandes retos a los que nos emplaza el siglo XXI, por ello, la gran labor que desarrollan los colectivos de barrio junto con sindicatos combativos en materias como la vivienda, la propiedad colectiva o la defensa de la autogestión y la autonomía, deben ser desde mi punto de vista, complementada por dos conceptos fundamentales e igual de importantes que los anteriores.

Por un lado, debemos de destacar la importancia que tiene en el siglo XXI la lucha por la defensa del planeta y de sus especies, el ecologismo como base de todo, sin planeta no hay ideas. Esta importancia se ve agravada, si llevamos a cabo un análisis más pormenorizado de lo que supone la crisis ambiental en otros ámbitos de la vida humana-crisis migratoria, crisis alimentaria-. Por otro lado, es imperativo insistir en la importancia que tiene la construcción de una sociedad despatriarcalizada para acabar con las relaciones de poder actuales que perjudican y reprimen a las mujeres, permitiendo dicha situación, la existencia y mantenimiento de la lacra que supone el terrorismo machista.

En este contexto, el ecologismo social y el feminismo se presentan como dos herramientas fundamentales y al mismo nivel que el socialismo, siendo consciente de los diferentes matices de este último. Por tal motivo, es mi objetivo en este texto intentar aunar las diferentes corrientes de las luchas obreras desde una óptica anarco-social (como diría Murray Bookchin), conjugando estas con el ecologismo social y el feminismo. Esta suma genera una cosmovisión en forma de triángulo, que representa a mi modo de ver, lo que supone el ecologismo integral como perspectiva ideológica.

Desgraciadamente, los “movimientos progresistas”, se han caracterizado por poner más hincapié en las diferencias que les separan que en las similitudes que les unen, por este hecho, el ecologismo integral es una formulación teórica que intenta desde el pragmatismo aunar tres perspectivas generales de las luchas sociales como son, la justicia social, la defensa del territorio o la construcción del feminismo. Siendo conscientes, de que solo podremos alcanzar nuestros objetivos materializando las tres dimensiones, me explico, siempre se ha dicho que en una sociedad socialista no tendría cabida el machismo, planteando, que la aplicación del socialismo trae consigo de facto la desaparición del patriarcado; el tiempo y los experimentos pasados nos han demostrado que esto no es cierto. Por tal motivo, es igual de importante y necesario trabajar por el control de los medios de producción, como trabajar por la defensa del territorio o por la aniquilación del machismo patriarcal-elemento este último que tod@s llevamos dentro-.

Articulación organizativa del Ecologismo Integral

El ecologismo integral toma del ecologismo social el concepto que suponen las bioregiones; realidades organizativas que se dan sobre la base de factores orográficos, culturales y de historia colectiva. Este nuevo marco territorial materializado de la mano del confederalismo a nivel macro y vertebrado desde el municipalismo a nivel micro, supone una propuesta política para la superación de las estructuras verticales y burocráticas que en la actualidad encierran los Estados-nación modernos. Por tal motivo, esta propuesta tiene como referente fundamental el confederalismo democrático kurdo

El confederalismo ecosocial, nos permite introducir un concepto fundamental para las luchas sociales que el anarquismo clásico o el “socialismo de toda la vida” han descuidado a lo largo de la historia en términos generales, el de las identidades cultural/nacionales. Por tal hecho, el culturalismo internacionalista nace como una propuesta teórica con el anhelo de representar una alternativa al nacionalismo clásico, presentando el concepto de autodeterminación de los pueblos desde una perspectiva integral, es decir, no vale solo con conseguir una independencia política si no se ha conseguido una independencia laboral o una liberación sexual y feminista, por poner dos ejemplos dos ejemplos recurrentes.

¿Cómo aplicamos el Ecologismo Integral?

El ecologismo integral no es una fórmula para sociedades futuras, sino que es una propuesta para la sociedad actual, una propuesta que se asienta en la posibilidad y la potencialidad existente que encierran dos conceptos básicos de la economía, el de producción y el de consumo.

Ambos conceptos son básicos a la hora de estructurar una propuesta seria y con una base firme, por tal motivo, si somos capaces de articular una red integral de servicios, consumo y producción, estaremos presentado una alternativa real y cercana a la realidad existente. Esta propuesta se articularía de la mano de dos conceptos:

-Grupos cooperativos de producción de bienes y servicios- integrales-

-Grupos cooperativos de consumo y vivienda

Con total seguridad en un primer momento lo más sencillo será cubrir las necesidades que gravitan en torno al consumo de bienes alimenticios y de elementos materiales cotidianos como la ropa, el calzado, la higiene personal etc. Este hecho no debe impacientarnos en nuestros objetivos finales, debido a que sí conseguimos establecer una economía social y primaria, estaremos colocando los ladrillos para la construcción del pilar base que dará paso a la construcción de otras plantas de necesidades, como son, el transporte, la educación o la sanidad. Muy seguramente será esta última la más complicada de todas, debido a que los medios humanos y materiales que se necesitan para construir una independencia sanitaria son altamente complicados de conseguir. Y digo esto, porque pese a que la sanidad actual nos provee en cuanto a ciertas necesidades que tenemos en materia de salud, no podemos olvidar que en la actualidad y por desgracia, muchos medicamentos o terapias medicas son un negocio en toda regla para las grandes farmacéuticas.

Actualmente, son muchos los proyectos que intentan reparar en la construcción de una economía social, ahora bien, desde mi punto de vista existen dos problemas principales:

  1. Muchos de ellos son dependientes del Estado, los partidos políticos y sus subvenciones

  2. No existe una red de redes integral que coordine a estos proyectos de manera autónoma y al margen de las instituciones estatales.

    Por último, decir que solo será posible aplicar el ecologismo integral si los diferentes proyectos de economía social/cooperativa, ecosociales y feministas, similares entre sí, son capaces de hacer concesiones y un esfuerzo conjunto integrando sus luchas y anhelos a un mismo nivel y conjugándolos desde la autonomía cooperativa y la autogestión colectiva y horizontal. En esta misma línea es importante decir, que pese a que podamos opinar y actuar basándonos en lo que tenemos en la actualidad, es decir, la política de hoy en día. De igual modo y por ser francos, tenemos que entender que esa misma política no sirve de nada mientras que el poder para la generación de empleo y servicios dependa de manera abrumadora de las grandes empresas. Todo se reduce a una frase que conjuga todo lo anterior: no sirve de nada tomar el control político, si el poder económico lo dejamos en las manos de aquellos que no luchan ni quieren lo que nosotras perseguimos, o sea, una sociedad socialmente justa y ambientalmente ecológica y sustentable.

    Toda la información si quieres ayudar en el proyecto, en el siguinete enlace: 

    https://elrincondemartinico.wordpress.com/2020/03/27/recaudacion-de-fondos-para-publicar-el-libro-ecologismo-integral-identidades-justicia-social-y-decrecimiento/

1 Comment

Filed under Uncategorized

ABERRI EGUNA 2020

NAFARROA, EKOLOGISTA ETA SOZIALA (1)EUSK: Euskal Herriak izan zuen lehen subjektu politikoa, ikuspuntu soziopolitiko batetik, Nafarroako Erresuma izan zen. Horregatik, EAJren perspektiba historiko faltaren aurrean, gaur kateak dituen baina koroarik ez duen Nafarroa aldarrikatzen dugu, Nafarroa ekologista eta subiranoa. Azken batean, Euskal Herrian bizi eta lan egiten duen jendearentzat etorkizuna eraikiko duen Nafarroa feminista eta erabat soziala. #AberriEguna2020

CAST: El primer sujeto político del que dispuso el pueblo vasco, fue el Reino de Navarra- hablo desde un punto de vista sociopolítico- . Por ello, frente a la miopía histórica del PNV, hoy toca reivindicar a la Navarra con cadenas pero sin coronas, a la Navarra ecologista y soberana, en definitiva, a una Navarra feminista y radicalmente social que construya un futuro para la gente que vive y trabaja en Euskal Herria. #AberriaEguna2020

Leave a comment

Filed under Uncategorized

¿CÓMO HACER FRENTE A LAS GRANDES EMPRESAS EN UNA PANDEMIA?

COOPERATIVISMO GREMIAL, CESTAS DE CONSUMO Y COMPROMISO CIVILtwitter

Fuente de la imagen: Twitter

Lo primero que quiero decir sobre estas líneas, es que creo que se debería de paralizar la venta de alimentos u otros productos de primera necesidad en los espacios físicos, y por supuesto, suspender toda actividad que no sea sanitaria o derivada de la producción de productos básicos. Con el objetivo de reducir la interacción de personas en la vía pública, comercios o centros de trabajo, es decir, minimizar al máximo posible el número de gente que echa la bonoloto para que le toque el Covid-19 de premio. Por ello, es fundamental cerrar los mercados, las tiendas y los supermercados de manera física reduciendo toda su actividad a la venta online. Con esta medida solo habría que reforzar el reparto a domicilio -de productos de primera necesidad-, considerando su trabajo un servicio esencial, al mismo nivel que el que desarrollan personal sanitario, bomberos o productores de bienes de primera necesidad.

Mientras que el gobierno, aún habiendo llegado tarde a esta crisis, pretende ir levantando las restricciones por motivos meramente económicos, algunas decimos, que lo primero es la salud de las personas. Cabe recordar tirando de hemeroteca que la gestión capitalista de la “gripe española”, donde murieron millones de personas, hizo que muchos pueblos se quedaran sin mano de obra por causa de enfermedad o muerte de gente joven y de mediana edad, y que no nos cuenten cuentos chinos, esta enfermedad también puede ser letal para la gente joven.

Como digo en el título de este artículo, esta situación, puede convertirse en una oportunidad para transformar toda esta incertidumbre en un empoderamiento comercial de los y las de abajo; el pequeño comercio si se organiza desde sus cimientos puede convertirse en una herramienta de consumo capaz de plantar cara a las grandes empresas.

Por otro lado, mucha gente verá un problema en el reparto de la compra por internet, pero no ha de ser así, si todas las comerciantes se juntan como gremio. Ya que es más que posible, poder organizar cestas de la compra conjuntas con los diferentes productos que puedan necesitar las usuarias. Con este método, además de aminorar los costes que pudieran surgir del envío a domicilio, podríamos reducir al máximo la plantilla física y conseguir turnos rotativos, en el caso de que hubiese en dichos comercios, plantillas de más de una persona. Cabe destacar, que este texto esta pensado especialmente para los pequeños productores y distribuidores de servicios, pero de igual manera, alguna de sus recetas podrían ser extrapoladas a cualquier centro de trabajo.

No es que vengan tiempos duros, es que siempre lo han sido para la clase trabajadora, por lo que podríamos decir, que vienen tiempos aún más duros que los de hace unos meses, pero eso, no ha sido nunca una novedad para la gente que no vive especialmente holgada. Por ello, pese a ser esta una situación nada agradable para ninguna de nosotras, es al mismo tiempo, una oportunidad para poder generar unos marcos de producción y de consumo diferentes a los actuales. Articulando gremios de productores y comerciantes, con el objetivo, de defenderse de las acometidas que cíclicamente les irá dando el sistema capitalista, y que a corto plazo y en crisis como la actual, se conviertan en un revulsivo importante para “salir del paso” victoriosos.

Nunca es tarde si la dicha es buena”, dice el refrán, por lo que estamos a tiempo de generar esa red de sinergias colectivas donde lo único que necesitamos es paciencia, buen hacer, y capacidad de trabajo en equipo. Algunas iniciativas similares ya existen en “tiempos de normalidad” como las cestas de consumo de productos ecológicos, que sí no, serían estas nuevas cestas de consumo que una recreación más transversal de estas primeras. Aquí en Nafarroa, veo muy factible llegar a este paradigma más antes que después, ya que disponemos de una red de productoras muy relacionadas entre ellas, al igual, que una sociedad civil muy comprometida en cuanto a la creación de empoderamiento popular.

Es tiempo de incógnitas, de no saber si llegaran o no las ayudas del gobierno, de cómo serán estas, o de qué hacer en el caso de que no nos lleguen a todas. Por ello, de esta situación de miedo colectivo, deberíamos de sacar que no podemos vivir a merced del Estado y de sus respectivos gobiernos, por el contrario y según lo veo yo, deberíamos de organizarnos civilmente para resistir y vencer a cualquier pandemia, desastre natural o crisis económica que se nos pusiera por delante. Poco más que decir y mucho que hacer si queremos que del desierto pueda brotar agua, la geología demuestra que esto físicamente es posible, ahora bien, le toca a la “geología social” demostrar si dicha realidad es posible en los pueblos y ciudades de Nafarroa y del resto del país.

Para terminar me gustaría destacar, que si mucha gente aún no ha cerrado sus pequeños negocios, no es por otra cosa, que por el mero hecho de que muchos pequeños comerciantes los necesitan para poder sobrevivir. Una vez dicho esto, decir que si los mismos tuvieran una alternativa como la que aquí se plantea, no me cabe la menor duda, de que bastantes de ellos estarían más que dispuestos a sumarse a esta iniciativa; compartir los riesgos y los gastos de manera colectiva en materia de reparto a domicilio, para de esta manera, compartir las ganancias que revierten de dicha inversión y elección de venta en tiempos excepcionales.

Cooperativismo para contrarrestar su verticalidad, cestas de la compra gremiales y transversales para equilibrar el consumo, y compromiso civil en último lugar, para acabar con el poder que tienen las grandes empresas para manejar nuestras vidas. Solo de esta manera, podremos generar un relato donde seamos dueñas de nuestro propio futuro y donde podamos construir, a mi modo de ver, la más importante de todas las independencias, la económica/laboral.

Pedro A. Moreno Ramiro

Leave a comment

Filed under Uncategorized